lunes, 10 de septiembre de 2018

Vocabulario extremeño de Francisco Santos Coco (1940)


Puedes consultar completo el Vocabulario extremeño de Francisco Santos Coco. Este catedrático de Literatura, natural de Zamora y que estuvo domiciliado en Badajoz lo publicó en la Revista del Centro de 
Estudios Extremeños en diversas entregas en los años 1940, 1941, 1942, 1944 y 1952. Es el más extenso y único léxico extremeño publicado que fue agrupado por campos semánticos.

Tabla de contenidos

 [ocultar]

AGRICULTURA

Tierras

ACILATE, m. Una ladera pendiente en un cerro.
ACIRATE, in. El extremo superior de cada uno de dos cerros separados entre sí por c a ñ a j o n e s . «Hay mucha pendiente
desde el acirate hasta los c a ñ a j o n e s , , . (Badajoz).
CAÑAJÓN, m. Más usado en plural. La hondonada que se forma entre dos cerros. (Badajoz).
ACERAR y ASERAR, tr. Abrir un acero o asero en monte o arbolado.
ACERO y ASERO, m. Una faja que se hace en un monte, quitando toda
clase de maleza y plantas, para evitar que se propague el fuego cuando hay incendio. (Badajoz, Don Benito,
Alburquerque y otros pueblos).
ARCO (R), m. üalena hojosa. Plomo de alfareros. (Zarza la Mayor, Cáceres).
BAJIAL, m. Sitio bajo que se encenaga fácilmente, durando mucho el estancamiento de las aguas. «Ese bajial no se
se puede sembrar porque está siempre encharcado». (Badajoz).
BALUTO, m. Tierra que se deja sin sembrar. Terreno baldío.
«Aquella tierra es un baluto; no se siembra desde hace muchos años». (Valverde de Leganés, Badajoz).
BARDO, m. Seto o vallado de espinos.
«En el bardo de aquel monte
a una cabra pregunté;
me dijo que estaba buena
y en el alma me alegré».
(G Plata, Revista de Extremadura, 1906, pág. 548). Es
corriente en toda Extremadura.
BREJO, tn. Valle inculto. (Voc. de Alburquerque).
CANTAPARRO, m. Pedrusco. (Voc. de Alburquerque).
COGUJÁ, f. Porción saliente de una casa. Parte de una tierra que se mete dentro de otra. «Se entra en la suerte mía
una cogujá de la tierra de Fulano». (Badajoz).
COLÁ, f. Paso muy ancho de una dehesa, que no tiene agua, a otra, en donde se puede abrevar. Es propiamente
una servidumbre. « Y las jondas c o l á s , con s u s regachos ». (Chamizo, «El Miajón»).
CENCÍO, adj. Se dice del terreno en donde no ha entrado ganado y está reservado para pastar. «Aquel terreno
está c e n c í o , , . (Badajoz).
CORELA, f. Terreno labrantío de poca extensión. Como suerte de tierra. De origen portugués. «Las c ó r e l a s de Villarreal ». (Olivenza y sus alrededores).
FORRAJAL, m. Campo de forraje. En Olivenza es una tierra de poca cabida, situado en la campana del pueblo. «He
vendido un forrajal de media fanega».
JESA, f. Dehesa. «Es mu rico. Tié muchas jesas>. (Muy corriente en toda Extremadura).
JOYANCO, tn. Hoyo grande. La sepultura.
«Con Diog m'acuesto,
Con Diog me levanto,
Si amanezco, amanezco,
Y si no, al joyanco,,.
(G Plata, Rimas infantiles. Revista de Extremadura,
1902, pág. 365). Frecuente en Badajoz y Cáceres.
JUÉYEGA, f. Huella. «Aquí se ven las juéyegas de las muías».
(En el habla rústica de muchos pueblos).
CUARTO, m. La cuarta parte de una finca. «El cuarto de Obligado». (Badajoz).
CUARTÓN, m. Cada una de las porciones en que se divide una tierra de labor. «Partió la finca en cuartones pa
cada uno de los hermanos». (Badajoz).
MIYAR, m. Finca de un millar de fanegas de cabida. «Los miyares de Alccnchel». (Badajoz).
CUDRIA, CODRIA y
CUDRIAL, adj. y m. Se dice de las tierras que, una vez secas, son muy duras y compactas, ofreciendo gran dificultad para toda clase de labores. «Como ha llovido tanto y no se ha labrado aquella tierra, por eso está cudria.
«Ese terreno es un cudrial,,. (Badajoz, Ahillones y otros pueblos).
CUÉSCARRO, m. Cuero, tierra u otra materia cualquiera que se ha resecado, quedando hueca y quebradiza. «Ese
teireno es un cuéscarro». (Badajoz).
CUERO, m. Corteza que cría la tierra al dejarla mucho tiempo sin labrar. «Es una tierra de mucho cuero,,. (Badajoz).
CONCALECÍO, adj. Se dice del terreno que, por muy duro y apretado, no permite que germine la planta. «Ese
terreno está c o n c a l e c í o , , . (Badajoz).
CHAFARDAL y CHAFARDO, m. Pedazo no muy grande de tierra que se deja cubierto de monte, es decir, de coscoja, jara, matas, loberas, lentiscos, después de ser descuajada una dehesa. «Yeva er ganado a aquel chafardal,,. (Badajoz). También se llama chafardo al chozo de los pastores.
CHINATO, m. Canto rodado. (En toda Extremadura).
«Po la señá
de la caná,
cayó una teja,
mat' una vieja,
cay' un chinato,
mat' un muchacho,
cay' un crigtión,
me dió 'n coscorrón
mejó pa mí
que me lo comí».
(G Plata, Revista de Extremadura 1902, pág. 363). En
Zamora se llama chinaco.
DEFRIDO, m. Una tierra labrada por varios. La parte de cada uno se indica por unas señales, llamadas pateras. «Esas pateras son señales para indicar lo que nos toca labrar a cada uno en ese defrido». (Malpartida de Plasencia).
PATERA, f. Señal que se coloca en un terreno labrado por varios, para indicar lo correspondiente a cada uno.
(Malpartida de Plasencia).
FRIADAL, m. Lugar pantanoso. «De tanta agua como ha caído, todo se ha hecho un friadal,,.
JITO, m. Peña, cantera. Obstáculo que se opone a la marcha del arado. (Chamizo, «Miajón»). Parece la misma palabra que hito, mojón. «Esa tierra tiene muchos jitos,,.
LAPA, f. Hueco, cavidad natural entre una peña o en los canchales. (Voc. de Alburquerque).
LEGÍO, m. Ejido. (Por toda la provincia entre la gente baja).
«El legío de S. Roque ya no existe. Está tó poblao». (Badajoz).
LIMO, m. Cieno, légamo. (Quintana de la Serena).
MORRA, f. Modorra. Una forma contracta. También altura. (Badajoz).
MORRÓN, m. Altura más elevada que la morra. En Salamanca y Sierra de Francia, morrión. Teso prominente de una montaña o sierra. (Ambas en Voc. de Alburquerque). Badajoz. «Los morrones de la Multa...
NACIDIZA, f. Piedra empotrada en la tierra, muy fija y difícil
de sacar. (Badajoz).
PAIRERA, f. Pedrera. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo, Revista de Extremadura, 1901).
PAPARRETA y
PAPALINA, f. Barro muy abundante y poco espeso. «Con tanta agua como ha caído, se ha formado una papalina
que no se puede pasar por allí. (Badajoz).
PIERA, f. Piedra. (Serradilla, Cáceres. N. Izquierdo, Revista de Extremadura, 1901).
PINGOTE, m. Montón de piedras. (Campanario).
POSÍO, m. Tierra que no se siembra. Se dice que una tierra está de p o s í o cuando no está sembrada. «Salimos del
p o s í o y entramos en el sembrado. (En toda la provincia de Badajoz).
RECALVADO y RESCALVADO, m. Ensanchamiento de las cañadas, en donde
descansan los ganados que pasan por ellas. «Baldíos y r e s c a l v a d o s , , . (De la provincia de Badajoz). «Cuando los ganados llevan mucha jornada de viaje, descansan en
los rescalvados,,.
SABIERA, f. Lugar de donde se saca el sabio.
SABIO, m. Tierra gredosa con arena que se utiliza para mezclarla con cal. (Alburquerque). «Aquella s a b i e r a es muy
abundante y el s a b i o que da hace una cal muy buena».
SESMO, m. Camino que va entre dos propiedades pequeñas, por donde apenas puede pasar un carro. (En Mérida y
otros pueblos de la provincia de Badajoz). Servidumbre para el sitio donde están las siembras. (Cabeza del
Buey). < He venío por el s e s m o que hay entre la tierra del tío Bastián y la de mi tío».
TAYISCA, f. Piedras colocadas en forma que, por su proximidad, puedan entalar o apresar a una persona o res.
«Venía acosando al animal y lo metió en la t a y i s c a , , .
ENTAYE, m. Cuando las piedras están más separadas, formando como una garganta o colada, se llama e n t a y e .
«Atravesamos un e n t a y e que había allí». (Badajoz).
ENTAYISCAR, tr. Meter a una persona o res en la tayisca.
ENTAYISCARSE, afl. Meterse en la tallisca, siendo cogido en ella. «El animal, perseguido por el cazador, se e n t a y i s c ó
y quedó preso. (Badajoz).
TAPADA, f. Una porción de terreno cercado. (De origen portugués). «Hay muchas tapadas cerca del pueblo».
(Alburquerque y Badajoz).
TERREQUERO, m. Sitio donde hay mucha tierra suelta. (En muchos pueblos de Badajoz). «Llevan la tierra de un
terreguero próximo».
VAGO, m. Baldío, terrenos baldíos sin cultivar. «Hay muchos v a g o s en ese término». Frecuente en los pueblos y en
documentos. En documento del siglo XIII, existente en la Catedral de Badajoz, se encuentra esta palabra con
este sentido. (El Dic., entre otras acepciones, pone erial o solar vacío, y es la que más se parece a ésta).
VEDERA, f. Senda, camino. No es más que una variante fonética de vereda con metátesis de la d . «Vete por la
vedera y llegas más pronto.» (Talarrubias, Badajoz).
VEREDERO, m. El hombre que va de un sitio a otro siempre por la vereda. «Se lo mandé por el veredero, que llega
antes». (Badajoz).
ZAFRA, f. Terreno granítico sin arbolado. «Esa tierra es mala, es una zafra,,. (Alburquerque). También vasija para el aceite. Con esta acepción se emplea también en Zamora.
«Tráeme la zafra del aceite». «Tengo una zafra que hace diez arrobas». (Badajoz).

Labores en los terrenos

AMELGAR, tr. Señalar por medio de surcos el terreno que se va a labrar. En Casar de Cáceres se dice apelgar.
AMIELGA, f. Cada uno de los trozos en que se divide la tierra para verificar la siembra. (D. Berjano. Vocabulario
de la Sierra de Gata).
APESCOLAR, int. Se aplica a la operación de arar y se dice cuando empieza a disminuir la longitud del surco en
las labores empezadas por un ángulo de la tierra. «Ya va apescolando aquel gañán». (Badajoz).
GAMEYÓN y CAMEYON, m. El lomo que hay entre surco y surco, en labores anchas. «Esa tierra tiene muy bien hechos los g a m e y o n e s , , . Así en Badajoz, Calzadilla y otros pueblos.
Por el parecido en la forma, llaman también gameyón al dornajo donde se echa la comida de los cerdos. Así
en algunos pueblos como Alburquerque. También se llama así en Olivenza a la forma de siembra, en que la
planta nace en la parte alta del lomo. Así: «Esa sementera está hecha un cameyón , , .
REJALCO, m. En Cáceres al camellón le llaman rejalco.
ARREJALCAR, int. Sembrar a rejaleo.
CALVERO y CALVITERO, m. Parte del sembrado en donde no ha nacido la simiente. Si es por causa de las hormigas se llama hormiguero. (Badajoz).
HORMIGUERO, m. Como Calvero.
ENVERGAR, tr. Arar formando surcos paralelos y dejando un terreno intermedio, llamado enverga o emberga, que sirve de guía a los sembradores para distribuir la simiente o el abono. «Estoy e n v e r g a n d o esa tierra.
(Badajoz).
EMBERGA o AMBERGA, f. El terreno que se deja intermedio en la operación de embergar. «Como no ha dejado emberga no hace los surcos bien».
GERA, f. La cantidad de terreno que labra una yunta de sol a sol, o en un día. «He comprado 20 geras de olivar».
(Olivenza). También se usa esta palabra en Zamora, cuando dicen: «¡Buena geral,,, exclamación equivalente
a «¡Buena faena!» «Estoy haciendo las geras (quehaceres) de la casa».
GÜEBRA, f. Peonada de una yunta. Lo que labra una yunta en un día. «Se ha labrado lo menos 20 güebras,,.
Corriente en toda la provincia. Güeyebra en algunos pueblos.
GÜÉYEBRA, f. Huebra. Cantidad de tierra que puede labrar
una yunta en un día. (Chamizo, «Miajón»).
MELGA, f. Dos líneas paralelas que trazan sobre la tierra los sembradores para señalar la extensión de la siembra en cada vuelta. Badajoz y Puebla de la Calzada. Almelga, en Zafra. «Mal va a arar esa tierra. Ha tirado mal las
melgas...
JITO, m. Peña, cantera. Obstáculo que se opone a la marcha del arado. (Badajoz).
REJALCAR. Pasar el arado con el rejalco por encima del sembrado para quitar fuerza a la sementera. «Hay que
rejalcar esa tierra porque nace la simiente con mucha fuerza». (Campanario).
REJALCO, m. Palo transversal que se coloca en la cama del arado para rejalcar. (Campanario).
REPAÑAR, tr. Recoger las espigas que quedan en los sembrados, después de haber segado y transportado las mieses.
« tres manojos
d' espigas repañás en un instante».
(Chamizo en el «Miajón de los Castúos»). Afianzar, coger con avidez una cosa. En Zamora se usa la palabra
rebañar en el sentido de coger una cosa, apurándola hasta lo último. «No rebañes tanto el plato». También
existe allí la palabra rebatiña, por ejemplo: -Tirar a la rebatina,,. Después de los bautizos, los padrinos, desde
el balcón o la ventana de la casa, «tiran a la rebatina» puñados de almendras, confites o dinero, penas, para
que las cojan los chiquillos que han ido acompañando al bautizo en espera de este obsequio. Esta palabra más
bien tiene parecido en el significado con arrebatar.

Instrumentos de labranza

El carro

ARGOYAR, tv. Levantar el lubio o los varales del carro, de modo que dé con la zaga en el suelo.
CULATA "y ZAGA, f. La parte trasera del carro. «Argoyan el carro y lo descargan en seguida». (Badajoz).
APERGOYAR, tr. Coger bien una cosa, sujetarla bien. Encajar las muías en el carro. «Apercoya las muías y ponles
los arreos». (Badajoz).
LENTEJÓN, m. Palo de unos 30 centímetros que está casi al extremo de la vara de los carros y carretas, para que la
vara no toque nunca en el suelo. (Badajoz).
LUBIO, m. «Carro de lubio». Carro de una lanza con dos yugos, uno para cada bestia. (Badajoz).
LULIO, m. Varal que sale del mástil delantero del carro, a cuyo extremo está la collera para uncir la pareja de
muías que lo arrastra. Debe de ser lo mismo que lubio. (Badajoz).
MANOPLIYO, m. Pieza de cuero de las guarniciones para para evitar el roce del tiro. (Badajoz).
RETESAR, tr. Hacer andar a un carro hacia atrás. También se usa en sentido intransitivo. «Retesa el carro un poco
más». «El carro viene retesando». (Cabeza del Buey»).
SORRUCO y SONRRUEDO, m. Los rodajes o rodadas más grandes y profundos que hacen los carros en caminos encharcados por las aguas. «Mia los sorrucos del carro que acaba de pasar». (Montijo y Badajoz).
RODAO, m. El juego de ruedas de los carros. «Le echó abajo el rodao y se estropeó el carro-. (Olivenza y Los
Santos).
TORNIJA, f. Vástago de dos dedos de largo que se atraviesa en el eje del carro para impedir que se salga la rueda.
(Badajoz).
VOLEAR, tr. Se dice particularmente de los carros que están atascados, cuando para sacarlos del atasco se v o l e a o se tira de ellos en sentido obliculo a la dirección que llevan, para que las ruedas salgan del atasco. «El carro
salió de allí en seguida que lo volearon». (Badajoz).
VOLEO, m. Acción de volear.

La canga y sus partes

CANGA, f. Yugo de dos caballerías. (Alburquerque y toda la provincia). El Dic. la incluye, pero no en esta acepción.
También se llama así a la yunta de dos caballerías.
CANGÓN, m. Canga que sólo sirve para una caballería. (Badajoz).


AGUADERO, m. Los extremos de la collera por donde se ata, una vez colocada en el cuello de la caballería.
También se llama patiya en Badajoz, moño en los Barros y perogoyo en otros pueblos


ENTERROYO, m. Todo el aparato, o sea, la collera. (Zafra).
BRENTILES y BENTRILES, m. Cordeles de esparto que pasan por debajo del vientre de las muías y se unen al yugo. (Badajoz).
BORNILES, m. pl. Especie de collera con una concavidad en donde entran las costillas de la canga. (Badajoz).
CAMEYA, f. El espacio comprendido entre las dos costillas de la canga, en donde mete el cuello la bestia. (Badajoz).
COSTIYAS, f. pl. o
CANCILES, m. pl. Los palos de la canga por donde mete el cuello la caballería. (Badajoz).
CODRIÓN, m. La correa que se usa para unir la lanza del arado a la canga. (Badajoz). Es lo mismo que látigo o
sobeo.
HOJALAMBRE y HOJALANDRE, m. Agujero abierto en medio de la canga por donde entra el sobeo o cuerda que sujeta el barzón de la canga. (Badajoz).
LÁTIGO y SOBEO, m. Correa ancha y gruesa que sujeta el barzón de la canga. (Badajoz y otros muchos pueblos).
MARTIGUIYA, f. Cabezada enteriza, de cordel, pero sin nudos. Se forma descomponiendo el cordel en ramales,
para hacer la figura de la cabezada. (Badajoz).

El arado

CLAVIJAL, m. El timón del arado. (Badajoz).


LAVIJA, f. Vástago o clavo que se introduce en los agujeros que tiene en el extremo el timón del arado, para que no se salga de la argolla, o «barzón», de la canga. (Variante de clavija).
LAVIJERO, m. Cada uno de los varios agujeros que lleva el timón. Según se meta la lavija en uno o en otro se
disminuye o aumenta la longitud del timón, desde la canga al mástil, según convenga. (Badajoz).
CHABEYA, f. Barra de hierro que sujeta el arado a la canga. (Alburquerque). Es lo mismo que lavija.
PUNTATIVO, m. Trozo de madera que se agrega al timón del arado para darle más quiebra. (Zafra). En otros sitios
lo llaman engarzo o añadió.

Otros instrumentos de labranza

CALAJOZO , m. Especie de hoz con que se chapean las hierbas inútiles. El Dic. la tiene como cubanismo.
«San Juan bendito y glorioso,
te traigo un queso mojoso,
que l'ha ganao mi padre
rozando con calajozo».
(G. Plata, Revista de Extremadura, 1900, pág. 361). Es muy frecuente también en Herrera del Duque y pueblos
próximos.
CANGAYAS, f. pl. Especie de angarillas amplias, hechas con vigas curvadas, para transportar a lomo mieses, corcho, etcétera, donde, por la naturaleza del terreno, no pueden transitar carros. (Badajoz).
CORITO, m. Guadañador. (Malpartida de Plasencia).
CORVIYO, m. Instrumento para cortar leña y podar. Por un extremo tiene una hoz pequeña de ancha hoja y por
el otro una pequeña hacha. El mango es de madera. (Villanueva de la Serena).
ESCARABUCHO, m. El escardillo de mango corto, usado para arrancar las hiervas. (Cabeza del Buey).
ESPATEJAS, f. pl. Rastras de hierro para sacar de los pozos
los objetos que caen en ellos. (Alburquerque).
ESCARDIYO, m. Dic : «(de escardilla)-2 and. Azada pequeña». (Esto mismo en Badajoz).
ESQUERO, m. Trampa hecha de juncia, de forma cónica, para coger galápagos. «Vamos a poner los esqueros».
(Badajoz).
CARAÑUELA, f. Atadero para los haces, formado por la misma miés. (La Morera).
BENCEJO, m. Lo mismo que garañuela. (Badajoz).
GARAPITA, f. Aparato para coger langostos. Consiste en una especie de bolsa de lienzo con un mango. (Don Benito y otros pueblos).
GRACIA, f. La desviación que tienen los instrumentos de labor con relación a un eje o a un plano del aparato.
«No me gusta ese arado, le han dado mucha gracia al clavijal». (Badajoz).
GRUYA, f. Instrumento formado por cinco ganchos, bastante largos, con un mango perpendicular,
que sirve para dar vuelta a la parva. (Badajoz)
JOCINO, m. El Diccionario tiene Hocino. Hoz chica de segar. (Villanueva de la Serena y Badajoz).
JORCAS, f. pl. Horquilla de cinco ganchos, que se usa para echar la cebada en los carros. «Alárgame las jorcas*.
(Almendralejo).
JORCÓN, m. (Horcón). Horquilla para cargar los pastos, (Badajoz).
JORÓN y HORÓN, m. Una criba grande. (Badajoz).
JUERA, f. Criba o zaranda. Palabra usada en Extremadura, según el Dic., que dice: «Harnero espeso de esparto
que sirve para limpiar o ahechar el trigo.
LEGÓN, m. Azada pequeña, encorvada por el cubo, en donde entra el mango. Se usa para llenar de tierra la espuerta. (Cabeza del Buey).
LIENDRO, m. Bieldo. Horquilla para coger los haces de trigo. Se usa en Sierra de Gata y en las Hurdes. (Lo emplea
G. y Galán en «El Embargo»). Hace referencia a él Santos Agero en una «nota filológica» de la Revista
«Portucale», Septiembre-Octubre 1930, pág. 326.
MANGANIYA, f. Dos palitroques que giran uno alrededor de
otro para caer la bellota. (Alburquerque). El Dic. la pone como extremeñismo.
MANGUAL, m. Una vara, que lleva atada al extremo otra más pequeña, con la cual se varean las encinas, para que
caigan las bellotas, menos la reserva. (Badajoz). En Alburquerque llaman así al instrumento usado para
desgranar el centeno.
VAREO, m. Instrumento para varear las encinas, consistente en una vara larga con una cuerda o correa atada en un
extremo. La cuerda tiene en el otro extremo un trozo de vara llamado rebaño. (La Morera).
REBAÑO, m. Garrote en forma de S, que va atado a la correa o cuerda en que terminan los palos de varear bellotas.
(Badajoz, La Morera y otros pueblos).
ZANGUIYO, m. Lo mismo que vareo. (En Salvatierra de los Barros).
PINZUEÑO, m. La parte inferior de cualquier instrumento de labranza que tiene una dirección casi vertical, para
penetrar mejor en el suelo. (Badajoz). A esta posición se le llama «De estaca».
ESTACA, f. De estaca. Posición vertical, o casi vertical, de un instrumento de labranza para penetrar mejor en el
suelo. (Badajoz).
RODO, m. Cuchilla de 1*10 m. que horizontal mente se pasa en los barbechos. El mango por donde se coge se
llama m a n c e r a , como el de cualquier otro instrumento de labor. (Badajoz).
TANGANO, m. Un palo o palitroque seco de encina, empleado en el campo para varios usos.
TANGAYO, m. Palo que se ata, por un extremo, a la cola de una yegua y por el otro al cuello de un perro, para
que vayan juntos. También este palo se ata sólo al cuello del perro, para impedir que cace en tiempo de
veda, aunque no vaya con los cazadores. (Badajoz).

Operarios agrícolas

APERADOR, m. El mozo o empleado que está al frente de todos los obreros de una labranza y encargado de todo.
Es el jefe del cortijo por delegación del dueño. (Es general esta palabra en Extremadura).
ARTESIYERO, m. Aldeano que durante el verano se dedica, generalmente, al beneficio de las arenas auríferas del
Tajo, en las proximidades de la frontera de Portugal, cerca de la Sierra de Gata.
CHURRUCHEL, m. En el Casar de Cáceres llaman así al trabajador del campo, principalmente al segador, que
bajaba de Castilla o de León en época de cosecha. Dan a esta palabra un sentido de hostilidad, pues los naturales
del pueblo entendían que les quitaban el trabajo.
CADETE, m. Así llaman al mozo de muías los que andan con bueyes, porque aquéllos comen mejor. (Badajoz).
MOTRILIYO, m. El chico que está al servicio de los otros mozos de ganadería. (Badajoz).
MOTRILON, m. Mozo, generalmente obrero del campo, que suele salir de ronda por las noches y anda de calle
en calle, por lo común, cantando. «Es un motrilón>. (Salvaleón y Badajoz).
CABECERA o CABECERA DE MULAS, m. Carrero principal que está al frente de las yuntas. Este también lleva una, y sustituye al aperador a falta de éste. (Badajoz).
CAMPUSINO, adj. Campesino, trabajador del campo. Palabra rústica y de la gente baja. «La plaza está yena de
c a m p u s i n o s , , . (Badajoz).
CANGUERO, m. Labrador que cultiva, con una yunta, tierras propias o arrendadas y hace él mismo las faenas del
cultivo. Derivado de canga. (Badajoz).
COYACERO, m. El mozo encargado de dar los haces para cargar el carro y llevar las mieses a la era. (La Morera).
Mozo que ayuda al carrero en las faenas de la recolección. (Badajoz).
COYAZOS, m. pl. Criados que sirven al mismo dueño. (Cáceres).
DAGAL, m. Zagal, muchacho de campo. (D. Berjano. Voc. de Sierra de Gata. Revista de Extremadura, pág. 482).
GABEYOTO, m. El que toma fincas en arriendo para subarrendarlas. Es palabra portuguesa. (Olivenza).
JARRAMANTA, m. Un mal trabajador o vagabundo del campo. «Ese nunca trabaja, es un jarramanta». (Badajoz).
MALTES y MARTES, m. Un mal trabajador o vagabundo del campo.
También se le llama jarramanta.
JATERO, m. Mozo que lleva el jato al personal del campo. (En toda la provincia).
JATO, m. Provisiones para el campo. «Prepara el jato pa los mozos». Lugar del campo donde se guardan estas
provisiones y donde se reúnen los pastores para comer.
También la ropa de uso diario. «Tengo que prepara el jato de mi hombre». (Badajoz y Cáceres).
JATEAO, adj. Provisto de todo cuanto se necesita. «Va bien jateao». También embriagado. (En toda ia provincia de
Badajoz).
JATIAO, adj. Lo mismo que jateao . «Unas pangúelas mu grandes, mu finas, mu bien jatiadas». (Chamizo, «El
Miajón de los Castúos»).
JATÁ, f. Suplemento de jornal que se da a los obreros del campo para una quincena. Consiste en aceite, vinagre
y, a veces, también morcilla o más comestibles, según el convenio con el amo. «Gana diez reales y lajatá».
(Muy corriente en toda la provincia de Badajoz).
MANIJERO, m. Jefe de una cuadrilla de obreros. (Muy corriente en la provincia de Badajoz).
MIGUERO, m. Pastor u obrero dedicado a hacer las m i g a s y la comida para los demás. (Villalba, Fuente de Cantos, Calzadilla, etc.)
MONTANERO, m. El colono o arrendatario de finca rústica que paga la renta en la era. (Feria). «Tengo arrendadas
las tierras a dos montaneros » .
NAVEGÓN, m. El que construye arados, carros y artefactos de agricultura. (Alburquerque).
RAPA, m. Recadero de los obreros del campo que, como ellos, también está al servicio del amo y es pagado por
él. (En toda la provincia). También se dice en sentido de granuja. «Es un rapa».
SESMERO, m. El encargado de vigilar y recoger las mieses' (Frecuente en los pueblos y en documentos antiguos).
También el que va de un pueblo o de una finca a otra, siempre por el Sesmo. Hay un pueblo que se llama
Torre de Miguel Sesmero . Es frecuente en la provincia y se encuentra también en documentos antiguos.
SOTA, m. Criado que ocupa el segundo lugar en una casa de labor, el que va después del aperador. En los Barros
y otros pueblos. En Badajoz se llama también sota a las niñas y mujeres habladoras y descaradas. «Esa niña es
una sota. No para de hablar».
YUNTERO, m. Labrador que sólo tiene una yunta de burros o muías y labra una pequeña cantidad de terreno,
casi siempre en arrendamiento. También se dedica a hacer las labores de otros propietarios, mediante el
pago de alguna cantidad. (En toda la provincia de Badajoz).

Mieses y pastos

ACORRICAR. Recoger lo que queda abandonado en el
campo. «Voy a acorricar espigas o bellotas, etcétera».
(Badajoz).
AGUJETA, f. El primer vástago o primera hoja de cereal
antes de llegar a tener dos hojas. (Badajoz). «Está la
sementera en agujetas » .
AJECHAR, tr. Cribar, separando las distintas clases de grano.
«Estoy ajechando el grano. (Badajoz).
AJECHADOR, m. El que se dedica a ajechar.
ALJORRO, m. Especie de tizón de la avena. (Badajoz)
90 CENTRO DE ESTUDIOS EXTREMEÑOS
ALMIDONARSE. Secarse y no germinar por falta de humedad.
Se dice de las semillas. «Esa semilla se almidona».
(Badajoz).
AMANZANAO, p. p. de amanzanar. Se aplica al pasto cuando
va tomando color para la siega. «Ese pasto ya está
amanzanao y pronto se puede segar». (Badajoz).
ARGANAS, f. pl. Los filamentos de paja en que terminan los
frutos de los cereales, cuando son espigas.
«Tu pestañas son a r g a ñ a s — d e trigo rubio y hermoso—,
tu cejah son arqueáa—do lucerch son tu ojoh». «Argaña
por arista».
(G.a Plata, Revista de Extremadura 1900, pág. 363).
«En el corazón te tengo
como argaña de centeno
que'n haciendo una veg presa
siempre camina pa dentro».
(G.* Plata, Revista de Extremadura 1905, pág. 526).
También es muy conocida esta palabra en Zamora.
PARGAÑA y PERGAÑA, f. Las hebras o filamentos de la envoltura del
grano de trigo, cebada o centeno y también a toda cosa
análoga de paja que pueda agarrarse en la ropa o en la
carne. (Voc. de Alburquerque, Zafra y Badajoz). Lo
mismo que argaña.
BALAGUERO, m. Montón de paja que resulta de la limpia
del grano. «Hemos sacado mucho balaguero y poco
grano».
BÁLAGO, m. La paja del centeno que se utiliza para rellenar
jergones. (En toda la provincia). El Dic. la tiene con
una acepción muy parecida. En Zamora y Salamanca
se llama bálago a la miés cuando viene en el carro y
mientras está amontonada sin formar la parva de la
trilla. «Acarreó cuatro carros de bálago».
PASTO, m. Aquí, en Extremadura, a lo que llaman bálago en
Zamora, le dicen pasto o grano en greña. Es la miés
amontonada en la era o en el carro, después de segada
y antes de la trilla y limpia. «Ya hay mucho pasto en
la era».
PAN BAZO, m. Nombre genérico que comprende todas las
gramíneas que no son trigo. «Estamos sembrando los
panes bazos». (Badajoz).
BLANCA, f. La cebada se llama así en algunos pueblos, como
Alburquerque y San Vicente de Alcántara, para distinguirla
de la avena. «Ese sembrado no es de avena, es
de blanca».
ENTRESOMA, f. Especie de salvado que se da a las aves de
corral. «Por la mañana les doy e n t r e s o m a , que les alimenta
mucho». (Badajoz).
ESPAIYAR, tr. Operación para quitar al lino la parte áspera.
(Alburquerque).
GARAÑUELA. La porción de pasto con que se ata la hoz.
(Badajoz).
GRANZA, f. Trozos de paja gruesa que, después de limpio el
trigo, quedan entre él. También se dice en Zamora. En
Alburquerque, gransia. «Ese trigo tié muchas granzas».
GRANZÓN, m. Tallos gruesos, anudados, de las espigas.
Aumentativo de granza. (Badajoz).
MUÑA y MOIÑA, f. Casulla o casullo del trigo o cebada. La envoltura
del grano. Por extensión se llama así lo que no tiene
valor. (Badajoz). «Donde 110 hay fariña todo es m o i ñ a » .
FARIÑA, f. Harina. (Badajoz).
JOREAR, tr. Cribar. (Los Santos de Maimona). «Hay que joreá
los garbanzos». Se llaman garbanzas a los garbanzos
gordos procedentes de simiente de Castilla.
RETAL. El montón formado con los restos de la avena en
rama, que se ha echado a las caballerías en las eras,
recogidos para trillarlos. «Todavía tengo que trillar hoy
un retal». (Badajoz).
RESCAMINAR, tv. Dar a las plantas una zacha superficial.
Oye, ¿has rescaminao ya las coles? (Badajoz).
ROSTRO, m. El lado del montón que está cara al aire y en el
que, por tanto, está limpio el grano. (Badajoz). «En el
rostro de aquel montón se aprecia muy bien la calidad
del trigo». En Zafra, las caras laterales, adonde van las
pajas, granzones, etc.
PADREAR, tr. Separar, mediante criba, los garbanzos gordos
de los medianos y chicos. Generalmente con semilla
gruesa, garbanzos y habas. (Ahillones, Zafra y otros
pueblos). «Tengo que padrear las habas y separar pa
simiente».
SAQUILÁ, f. Saco de lona para harina. «Traigo en la bestia
dos saquilás. (Alburquerque). En Zamora, saquilada.
ZAQUILÁ, f. Una vasija para moler, que no va llena. «Echa
una zaquilá pa el ganao». (Badajoz).
SEBÁ, f. Cebada.
«Todos los de la Fuente
son conocíos,
porque dicen aseite,
sebá y tosino».
(Dicho corriente en varios pueblos de Badajoz).
SARASO, m. El pasto y, en general, todas las frutas, especialmente
la sementera, cuando no está hecho. Al pasto
verde se llama también «Zorondo». (Badajoz).
ZARAZO, m. Cereales que están algo verdes todavía. (La
tiene el Diccionario como usada en Extremadura, Madrid
y Andalucía). «Ese trigo está zarazo todavía».
ZORONDO, m. Lo mismo que Zarazo. Se dice de los cereales
que están algo verdes todavía. (No la trae el Diccionario).
«Ese trigo está z o r o n d o todavía». (Alconcliel, Zafra
y en casi toda la provincia).

Otras palabras referentes a la agricultura

ALFORJAS (las), f. pl. La comida que se lleva a los obreros
del campo. (Provincia de Badajoz). «Llevar las alforjas
a los obreros».
ATERRAJAR, tv. Dar tierras a terrajo. (Badajoz).
TERRAJO, m. Modalidad de contrato de arriendo de tierras,
según el cual la renta se paga en gabillas o en trigo
limpio. El colono paga la renta, 1/3, l/4, 1/5, etc., de lo
que se recoja, según lo que se convenga eri el contrato.
Es una modalidad de la aparcería. El Diccionario pone
Terrazgo, que es un contrato parecido a éste. (Badajoz).
CALVA, f. Acierto o coincidencia exacta en la medida de una
cosa. Cuando uno va a medir una fanega de trigo y
separa a ojo un montón que coincide exactamente con
la medida, se dice que ha hecho calva o simplemente
¡calva! El hacer calva se celebra con un convite. (Badajoz).
CANASTRÓN, m. El platillo mayor de una romana, en el
cual se colocan los sacos de cereales o de aceitunas,
para pesarlos. (Puebla de la Calzada).
MÉSTICO, adj. Propiedad pro indiviso. «Esa tierra la tengo
yo méstica con fulano. (Alburquerque).
OROPIA, f. Distribución de trabajo que se da a obreros
agrícolas, cuando hay crisis de trabajo. (Jerez de los
Caballeros). Viene de obra pía, porque antiguamente
consideraban esto como una obra pía.
PERNIYA, f. Cada uno de los piés del trípole que se usa para
colgar la romana, y también para colgar los pastores el
hato y el botijo del agua. (Puebla de la Calzada).
QUINCENA, f. «Estar de quincena». Día en que los obreros
del campo descansan de sus faenas y vienen a la ciudad,
aunque no haga quince días. «Hoy estamos aquí de
quincena». (En toda la provincia).
REBEZO, m. Trabajar a «rebezo» es trabajar el gañán con dos
yuntas, una por la mañana y otra por la tarde. «Eres
peor que el rebezo de la tarde», porque entonces el
ganado está más flojo. (Badajoz).

Huerta

ALCOBILES, m. pl. Barras de hierro que atraviesan las ruedas
aguaderas de una noria, en donde van sujetos los canjilones.
(Badajoz).
ALMIJARRA, f. Palanca que enchufa con el eje de la noria
por un extremo y por el otro se engancha la caballería.
También se llama alfange. (Badajoz).
ANDEL, m. La circunferencia o giro por donde da la vuelta
la muía alrededor de la noria. (Badajoz).
MADRINA, f. El palo de la noria que une el eje con la
cabezada de la muía para que no se salga del andel.
(Badajoz).
GARBIN, m. Cantero o parte de un sembrado de huerta que
se riega de una vez. «Tengo allí un garbin de tomates».
(Badajoz).
GRUYA, f. Un cigüeñal para sacar agua. (Alburquerque).
También el aparato de hierro, de dos ganchos, para
romper el haz de la trilla. (Zafra).
RESCAMINAR, tr. Dar una zacha superficial a las plantas de
una huerta. «Oye, ¿has rescaminao ya las coles?».
(Badajoz).

Arbolado: sus productos y residuos

ABANGAO, p. p. De abangar. Se dice de las ramas de un
árbol, que se doblan con el peso del fruto, por estar
muy cargadas. (D. Berjano, Revista de Extremadura.
Voc. de la Sierra de Gata).
ABRUYAR, int. Empezar a brotar la bruya o yema de un
injerto. (Olivenza).
ALASTRAR, intr. Crecer lateralmente las ramas de un árbol.
«Las ramas de ese árbol alastran mucho». (Olivenza).
ARGAYERO, m. El Roble. (Badajoz).
BAREJÓN, m. Rama o chupón que sale de la raíz de un
arbusto o un árbol que se cría en riberas o en matorrales.
(Badajoz).
BRITAR, int. Quebrar. Aplícase comúnmente a las maderas.
(D. Berjano. Voc. de Sierra de Gata).
CASCA, f. La cáscara o capa exterior de la corteza de un
alcornoque.
COTORINA, f. Cabeza, cima, lo más alto. Se aplica generalmente
a los árboles. «La cotorina de un árbol». (D. Berjano.
Voc. de Sierra de Gata).
RASPA, f. La capa del alcornoque que sigue a la c a s c a . (Badajoz
y pueblos de la provincia).
COGOYA, f. Copa del árbol. (En las dos provincias). «Y las
altas cogoyas de los árboles». (Chamizo, «El Miajón de
los Castúos»).
«Mi agüela tenía 'n perá
qu' echaba lag perah finah
y en lo alto de la cogoya
cantab'una golondrina».
(G.a Plata, Revista de Extremadura, 1902, pág. 367),
COLINA, f. Mata de jara pequeña. (Alburquerque).
CHAMORRO, m. Encina muy baja y pequeña. (Badajoz).
CHAPARRERA, f. Chaparro joven que aún está en forma de
mata. (Chamizo, «El Miajón de los Castúos»).
CHASQUIR, int. Dar chasquidos la madera. (Chamizo, «El
Miajón»).
EJARRAR, tr. Desgarrar, tronchar. «Verá usted cómo se ha
ejarrao la rama». (Salorino, Cáceres).
ESCORCHAR, tr. Quitar la corcha. Romper frutas u objetos
que tengan la corteza blanda. «Este año toca escorchar
los alcornoques». (Alburquerque, Badajoz),
SACAR, tr. Quitar la corcha de los alcornoques. «Voy a sacar
la corcha».
SACA, f. La operación de sacar la corcha. La saca se hace
cada cinco años. Son muy corrientes estas tres palabras
en las dos provincias.
ESGARABIAS, adj. Se dice de los árboles, cuyas ramas salen
sin orden ni concierto. (Voc. de Alburquerque).
HORCAJA, f. La cruz que forman los brazos o ramas de
un árbol. «Va a llegar la yerba a las horcajas de las
encinas». (Badajoz).
COÑERA y
SOBAQUERA, f. La cruz que forman los brazos del alcornoque,
al separarse del tronco. (Badajoz).
TREPA, f. La cruz de un árbol. «Se subió a la trepa de la
olivera». (Olivenza). Olivera (olivo) es palabra portuguesa.
GACHERO, m. Rama baja de la encina. «Quítale los g a c h e r o s
a esa encina». (Badajoz).
GALAPAGUERO y GALAPERO, m. Peral bravio y espinoso. Hay otra especie no
tan bravia y espinosa que se llama peruetanero. (En
Badajoz y algunos pueblos).
PERUETANERO, m. Especie de peral, menos bravia y espinosa
que el galapaguero. (Badajoz y otros pueblos).
GUAPERO, m. Almendro silvestre. «De la rama
d'arribad'un guapero».
(Chamizo, «El Miajón de los Castúos»).
En otros sitios (Ahillones, Llerena) árbol bajo, de mucho
ramaje, que se usa para valla de cercados.
MACHERO, m. Alcornoque pequeño. (Alburquerque).
MERINO, adj. Se dice del alcornoque basto, oscuro, de corcha
mala. «La corcha es de alcornoque merino». (Badajoz).
PESINA, f. Espesura de monte bajo. (Voc. de Alburquerque).
REBOLDANO, -a, adj. Silvestre, no injertado, refiriéndose a
los árboles; y por extensión a las personas poco urbanas.
(Sierra de Gata).
SOTO, m. Castañar. «Tengo un soto de una fanega». (San
Vicente y Valencia de Alcántara).
TERRERO y
MORIDERO, m. Pedazo de tronco de alcornoque, como de
una cuarta sobre el suelo, que queda cuando se corta
un árbol, en vez de arrancarlo. (En Badajoz, toconera
y tronconera; en Barcarrota, terrero, y en Higuera de
Vargas, a 20 kilómetros de Barcarrota, moridero).
BORNIZO, m. Se da este nombre al corcho que se obtiene,
por primera vez, del alcornoque. (Badajoz). También a
los residuos de la corcha buena. Este se portea en
redes o sacos.
CHARABASCA, f. Hojas secas, ramas menudas, puntas de
leña seca. (Badajoz). «Todo el terreno está cubierto de
charabasca».
CHARABASQUEAR, int. Hacer ruido en las charabascas, por
el viento o por las pisadas. «Ya viene. Se le oye charabasqueá
». (Badajoz).
CHUSCA, f. Leña menuda que se compone de tomillo seco,
arbulagas, jaras, tojo y otros arbustos. (Badajoz).
CHUSQUERO, m. Son los arrieros de borricos, que se dedican
a recoger y transportar, con dichas bestias, esta
clase de leña, para venderla en los pueblos como
combustibles para panaderías, buñolerías, etc. (Badajoz).
FUSCA, f. Toda clase de ramaje vicioso. Lo mismo que en
Salamanca. En Alburquerque, barredura, basura. Broza,
hojarasca. (D. Berjano. Voc. de la Sierra de Gata).
JARAMAGO, m. Conjunto de ramas y desperdicios de árboles.
«Voy a recoger jaramago». (Badajoz).
JORRURAS, f. pl. Una especie de ligamajos que flotan entre
dos aguas en las riadas, formando manchones oscuros.
Se notan cuando el agua va creciendo y se dejan de ver
cuando las aguas van bajando. (Villanueva de la Serena).
LIGAMAJOS, m. pl. Vegetales amarrados y arrancados que,
revueltos, forman una especie de hilazas o madejas enredadas.
Algo que semeja ligaduras. (Villanueva de la
Serena).
MOJÍ A y
MONJÍA, f. Conjunto o manchita de encinas, muy juntas. «En
aquella mojía de encinas». (En Badajoz, en cuyo término
hay una finca llamada «Las Monjías»).
MONTE, m. Conjunto de ramas de encina, hojarasca, tarama
y otros despojos de arbolado. «El suelo está lleno de
monte». (Badajoz).
RAMAJO, m. Manojo de ramas de charnecas, para barrer
corrales. (Alburquerque). En toda la provincia se usa
para designar pedazos de ramas secas.
ROIJO, m. El monte bajo o matas que aprovechan los ganados,
especialmente el cabrío. (Voc. de la Sierra de Oata).
TARAMA, f. El ramaje de la tala de la encina y de otros
árboles, que sirve para las candelas o lumbres. (Muy
frecuente en toda la provincia de Badajoz).
TOCORRO
TOCORRIYO, m. Trozo grueso de leña. Puede ser de encina,
de cepa de vid o de otro árbol. «Es un buen tocorro
pa la candela». (Villanueva de la Serena).
TRUECO, m. Trozo grueso de leña. Puede ser de encina, cepa
de vid o de otro árbol cualquiera. Igual que tocorro.
(Badajoz).
CONCALECÍO, adj. Podrido, enfermo, carcomido. Se apiica
a los árboles. «Este árbol está concalecío». (Puebla de
la Calzada). En Alburquerque, concalesío. En el Casar
(Cáceres) se dice de las plantas arrebatadas por el calor.
En Escurial (junto a Trujillo) se dice de las heridas
infestadas, que presentan feo y grave aspecto.
TRUECA, f. Oquedad que se forma en el tronco de los árboles
viejos. -Ese árbol tiene muchas truecas». (Badajoz).
TORROCA, f. Los pedazos de corteza que se desprenden de
las truecas. (Badajoz).
TORROCOSO, adj. Que tiene trueca o principios de trueca.
«Ese tronco está tor'rocoso». (Badajoz».
BRAVO, m. Patrón silvestre del injerto. «Injertar sobre bravo»,
es injertar sobre un árbol silvestre. (Olivenza).
ESPICHE, m. Vara o púa para injertar sobre un patrón.
(Villanueva de la Serena). En Olivenza se llama bruya,
palabra portuguesa que significa yema. «Dame una
bruya pa injertá».
ENJERÍO, adj. Se aplica al empalme de dos cuerdas rotas.
(Badajoz, Zafra). En Alburquerque, encanijado, delgaducho.
Esta misma acepción tiene en Zamora. La
primera parece más apropiada a su etimología, probablemente
de insertus. Injertado, empalmado.
INJERTÍA, f. La acción y la época de injertar. «Presencié la
injertfa de Ios-olivos». (Badajoz).
DESCHUPONAR, tr. Quitar a un árbol las plantas chuponas.
Hay que deschuponar ese árbol». (Badajoz).
DESTROMPAR, tr. Quitar las taramas de la leña cortada de
los árboles. (Badajoz).
FAIQUEAR, tr. Desbastar un madero con el hacha o con la
azuela, haciéndole una o varias caras para formar bien
la horma del chozo. (Voc. de Alburquerque).
RETORAR, tr. Cortar la leña de la poda en pedazos, para
utilizarla en la lumbre. «Estoy retorando la leña pa la
candela». (En varios pueblos y en Badajoz).
BORRIQUIYO, m. Instrumento para sujetar la leña, borriquete.
(Badajoz).
BURRO, m. Escalerilla de que se sirven los leñadores para
subir al árbol y realizar la poda. Está formada por un
tronco de árbol y dos ramas gruesas que de él salen,
en forma de horquilla. Esta descansa en el suelo y el
otro extremo se apoya en el árbol. El tronco, que es
propiamente la escalera, tiene varios cortes de hacha
que sirven de escalones. (Badajoz y muchos pueblos de la provincia)

Plantas, flores y frutos

ACERÓN, m. Una yerba de flor encarnada. (Campanario).
AJO PORRO, m. Ajo bravio. Se dice, por comparación, de
los niños mal educados. «Te estás criando como un
ajo porro». (Por toda la provincia de Badajoz).
AJO SIMENTERO, ni. El ajo escogido para simiente y, en
general, los ajos grandes y mejores que pueden servir
para ese y para otros usos, como para las matanzas.
(Frecuente en las dos provincias). «El ajo simentero
llena el sendero». (Q.a Plata, Revista de Extremadura).
ALBEJÓN y
ALBEJACÓN, m. Cierta clase de hierbas que se dan de comer
a los borregos. Es muy típico un pregón que dice:
«Albejón pa los borregos, pa los borregos el albejón».
Muy usado en la provincia de Badajoz. En tierra de
Barros se dice alberjón y en Puebla de la Calzada,
albejacón.
ALFAISANES, m. pl. Freijones. Las judías. (Villanueva del
Fresno).
FREIDIÑO y
FRADIÑO, m. Así se llama a cierta clase de judías. Son más
pequeñas que las judías blancas y tienen procedencia
portuguesa, lo mismo que la palabra. (Por toda la
provincia).
FREIJÓN. La judía. (Por toda la provincia). En muchos sitios
se llama frijón, frijones verdes, a los fréjoles o garrapatos.
GARRAPATOS, m. Las judias verdes más bastas. (Muy corriente
en la provincia de Badajoz).
ALMORAHUJE, m. Planta aromática de olor parecido al
tomillo, que se echa a las aceitunas para aliñarlas. (En
algunos pueblos de Badajoz).
ANGÉLICA, f. La raíz de una planta que se cría entre los
peñascos del castillo de Alburquerque, la cual se usa
para curar ciertas enfermedades. Cuenta la tradición
que, en una epidemia, San Pedro de Alcántara recomendó
la infusión de esta raíz y con ella se combatió
la epidemia. (Alburquerque).
ALB1YA, f. Variedad del guisante. (Por toda la provincia). En
muchos sitios se llama arbiya.
ARBOLAGA, Una planta con espinos, que se usa, principalmente,
para chamuscar los cerdos. (Muy frecuente en
Badajoz).
ASTRATO, m. Palo astrato. Regaliz. (Badajoz).
BAYÓN, m. Planta igual que la espadaña. Se emplea para
cubrir los chozos, para los asientos de las sillas, que
por esto se llaman sillas de bayón. (Badajoz). En algunos
sitios se llama bayonco.
BEJINO. «Colorado como un bejino». V. Dic. de la Academia,
en Bejín. Es una planta roja, en forma de bola, que se cria
entre la jara. (Badajoz, Alburquerque y otros pueblos).
BRIMBE, m. Mimbre.
«Juan Reondo remienda—con una brimbe,
mu curioso no irá—pero ba firme».
«Brimbe brota, brimbe pelá».
(G.a Plata, Revista de Extremadura, 1900, páginas 264
y 263).
BRINQUIÑO, m. Clase de flor de color azul y encarnada.
(Badajoz).
CARDO VOLADOR y
CARDO VOLAO, m. Simiente del cardo que vuela en forma
de pelusa. Se llama también pajarito o paloma.
CARDO BURRIQUERO. Cardo bravio.
CENIZO, m. Una planta viciosa que nace en toda clase de
terreno. En sentido figurado, «Echar el cenizo», es darle
a uno mala suerte. «Me echó el cenizo». Muy frecuente
en Badajoz.
CEREMEÑO. Fruto de la familia de las peras, muy pequeño.
En Zamora, sobre todo en Toro, donde abundan mucho,
se llama cermeño.
COHONDRILO, m. Planta con fruto, que estalla al más leve
choque, esparciendo la simiente y el jugo. Cojombriyo,
en Alburquerque. (J. Nogales, Revista de Extremadura,
1907, página 163, apuntes para el folklore extremeño).
CONEJERA, f. Planta utilizada, como la espinaca, para potajes
y ensaladas. (Badajoz).
CORNICABRA, f. Guindilla, segunda acepción, cuando es
larga y retorcida. (Voc. de Alburquerque).
ENGURRUBIÑARSE, refl. Arrugarse y replegarse sobre sí.
Dícese de las plantas y pieles. (Voc. de Alburquerque).
ESPÁRRAGO ORILLERO. El espárrago delgado, que nace a
la orilla de los caminos. (Se dice en algunos pueblos
de la baja Extremadura).
ESPÁRRAGO TRIGUERO. El que nace entre los trigos. Estos
son los más apreciados.
FLOR DE LA LUNA. Es una florecilla blanca estrellada, que
abre en el momento del plenilunio y, según otros, en
la luna nueva. Dura solamente algunas horas y su virtud
es rarísima. (J. Nogales, apuntes para el folklore extre-
meño. Revista de Extremadura, 1907, página 163 y
siguiente).
JANAPOLA, f. La amapola. Se usa también en la frase: «Está
como una janapola», significa que una persona o una
casa está muy aseada y limpia. (Peñalsordo, Badajoz).
JOGARZO, m. Arbusto pequeño de hoja pequeña, redondeada,
que da una flor roja. (Badajoz).
LOZOYA, f. Arzolla, en el Diccionario. El cocimiento de
las raíces de esta planta sirve para curar toda clase de
heridas.
MANGRIA. Una enfermedad de las plantas que las pone
mustias. Se aplica a las personas que están alicaídas, y
se dice: «Le cogió la tnangria». (Badajoz). En el Voc. de
Alburquerque, enfermedad de las sandías que les cubre
las hojas de una costra negruzca y pegajosa, e impide
que el fruto madure en las debidas condiciones. En el
Diccionario, mangla.
MELIYA, f. Enfermedad epidémica en las habas y en las sandías,
que consiste en manchas como puntos negros.
(Villanueva de la Serena).
MANJOLINO, adj. «Espino manjolino». Espino majuelo.
MULTA y
MURTA, f. Planta pequeña, de fruto negruzco, que sirve para
pienso del ganado. (Badajoz).
PIAYO, m. Acedera. (Voc. de Alburquerque).
PIMPÁJARO, m. Planta que nace en los sembrados, parecida
a la avena. (Campanario).
POTRONERA, f. Así llaman a toda planta chupona. «Está
rodeá de potroneras,que no la dejan medrar». (Badajoz).
CHUPONA, f. Igual que potronera.
PRESTA, f. La hierbabuena. (En toda la provincia de Badajoz).
RELVA, f. Hierba nacida en terreno de barbecho, la cual sirve
de pasto para el ganado. (Badajoz).
REPIÓN DE LA JARA. Planta de cuya cocción se obtiene un
perfume suavísimo. (En el Sur de la provincia, cerca de
Aracena y en el mismo Aracena).
RESALVO, m. Pie de monte bajo, que se deja para formar
monte alto.
RESALVEAR, tr. Arrancar o cortar las matas de monte bajo,
dejando en pie los resalvos para formar monte alto.
APOSTAR MATAS. Lo mismo que resalvear. Existe el derecho
de apostar, o sea de dejar resalvos. (Badajoz).
UÑA DE LEÓN. Planta carnosa de hoja triangular de 8 a 10
centímetros de altura. Se usa como remedio, principalmente
para los callos de los pies. Se encuentra y se
llama así en algunos pueblos de la provincia de Badajoz.
ZARZA DE SAN FRANCISCO. Zarza sin espinas. Es planta
considerada como milagrosa. Unos rebeldes echaron al
Seráfico Santo en un corral, mas las ramas retrajeron
sus espinas por no herirle.
(J. Nogales. Apuntes para el Folk-lore extremeño. Revista
de Extremadura, 1907, pág. 163 y siguiante.)
ABRIDOR, m. El albérchigo. El fruto.
AVEYANA y
ALVEYANA, f. El fruto del cacahuet. Cacahuet. (Por toda la
provincia de Badajoz, muy generalizado).
BEYOTAS DE BASTÓN. Son las que dan los alcornoques
antes de los Santos. Se llaman también beyotas de breva,
(Badajoz).
CACLÚA, adj. Se llama a la bellota que se compone de
pedazos (cachos). (Villanueva, las Orellanas, etc., etc.)
BORRAOIL, m. Se dice de una porción de bellotas de buena
calidad que se guarda para comer. (Alconchel).
MELOSA, adj. Dícese de la bellota que contiene una enfermedad,
por la cual se desprende el cascabullo y cae.
(Voc. de Alburquerque).
PALATÚAS. Las bellotas que no están jugosas, siendo por
eso poco alimenticias. (Badajoz).
RESERVA. La bellota de la montanera que está más alta en el
árbol y se reserva para lo último. (Badajoz).
BORRUEONA, adj. Dícese de la fruta pasada, de puro madura.
(Voc. de Alburquerque).
BRUÑO, m. Ciruela de color verde amarillento, redonda, de
sabor dulce,, que abunda en las huertas extremeñas. El
Diccionario la aplica a la ciruela negra que se coge en
el Norte de nuestra Península. (Por toda la Región).
BÚRZANO, m. Sandía muy alargada que suele partirse como
los melones. (Villanueva de la Serena).
CAROZO y
CAROSO, m. El hueso de la fruta. (En Badajoz y en muchos
pueblos).
CASCABUYO, m. La corteza o cáscara de algunos frutos, y
también el cáliz de cualquier flor. En Zamora se dice
cascabullo, con la sola diferencia de la pronunciación de
la II. (Se dice en toda la provincia).
CHOCHO SALADO. Altramuz. El Dic. pone chocho, altramuz.
(Badajoz).
CHONCHO, -a, adj. Fruto sin madurar. «Este melón está
choncho.» (Talarrubias).
GAYO, m. Cada gajo de la naranja o lima. (Por toda la
provincia).
GARUYO, m. Peruétano. Fruto del peruetanero. (Vocabulario
de Alburquerque).
JABICHUELA, f. Judía verde. También se llama haba y jaba,
según la pronunciación. (Badajoz).
JIGUERA, f. Higuera. Calabaza vacía. Se dice en sentido figurado:
«Parece una jiguera». (Badajoz).
JIGO, tn. Higo. Variedades:
de Rey, el higo común, grande, algo morado; de cagajón,
muy bueno, muy pequeño; de tuna, los higos chumbos
o de las chumberas.
BERMEJINO, adj. Higo bermejino, que tiene la peba gruesa y
muy encarnada. Son agrios. (Salvaleón).
MELONA, f. Melón muy redondo. (Villanueva de la Serena).
PEBA, f. Las pipas de melón, sandía, calabaza, etc. También se
usa en la frase: «No sabe ni peba». No sabe ni jota.
También se llama así a la borrachera. «Ha cogido una
peba». (Badajoz).
PIPO, m. Hueso de las frutas. (Cáceres).
SUGAR, tr. Sacar el jugo de una fruta.
SUGO, m. El zumo o jugo de una fruta. (Esta y la anterior
son variantes fonéticas usadas en Alburquerque).
VERDOLOBO, m. Una planta venenosa que, machacada, se
echa en las charcas para pescar. (Badajoz).

Viñas y vinatería

BIRES, m. pl. Los sarmientos de las cepas. «Ayí teníamos lo
menos cuarenta jaces de bires y tós los hicimos picón».
También es usada en la provincia de Zamora.
ESPOLDRAR, tr. Pelar las cepas, limpiarlas de ramas nocivas.
(Alburquerque).
ESPOLDRO, m. Las ramas viciosas poco útiles de la vid, que
se podan. (Alburquerque).
DESCOGOYAR. Quitar el cogollo a la vid para que no crezca
más el sarmiento. (Badajoz).
VACELO, m. Plantación nueva de viñedo. (Olivenza). En
Zamora se llama vacillar y a cada una de las cepas,
vacillo. Esta palabra parece portuguesa.
VAGO, m. El hollejo de la uva, del trigo o de otro fruto o
legumbre. «No le queda ni un vago de trigo». «Esa
uva tiene un vago muy grueso». Badajoz y su provincia.
Referido a la uva, en Almendralejo.
CAGALONA (uva), f. Uva blanca, poco sabrosa, de poco
mosto, que produce diarreas. (Badajoz).
GANDIA (uva). Uva muy negra, de producción escasa. Las
hojas, al madurar el fruto, toman un color sangriento,
y el mosto es de un tinte oscuro muy subido. Da vino
de buena graduación. (Almendralejo).
MONTÚA (uva), f. Uva blanca de tamaño algo grande, basta,
de mucha producción. Se exporta en forma de cono.
No sirve para pisar. (Almendralejo).
MORISCA, f. Uva bicolor, entre blanca y negra, basta, que da
mosto de poca graduación. (Almendralejo).
NEGRA, f. La uva tinta corriente. (En la provincia de Badajoz).
BAGUYO, m. La madre del vino. (Alburquerque).
ESTRUJÓN, m. Traslado del vino del lugar donde se pisa la
uva al sitio donde se guarda para que fermente. Día del
estrujón, es el día en que se hace el trasiego.
«Treh días hay en el año
que relucen como el sol:
la vendimia, la matanza
y el día del estrujón».
(G. Plata. Otoño Popular. Revista de Extremadura,
1899).
ESTRUJÓN, m. Husillo grande de madera para prensar la
uva, que ha sido sustituido por la prensa hidráulica,
(Barros).
JALOCO, adj. Dícese del vino que tiene un color tinto muy
claro. Color ojo de gallo. (Chamizo). «Es un vino jaloco».
PITARRA, f. Cosecha de vino en pequeña cantidad. «¿Haces
vino?—Una pitarra». (Villagonzalo). En Badajoz, piara
pequeña de borregos.
PITARRINA, f. Deuda pequeña. «Sólo me quedan algunas
pitarrinas pa salir de apuros». (Voc. de Alburquerque).
También en Alburquerque se llama pitarra al vino que
guarda un labrador pequeño, de su cosecha, para el
consumo de su casa.
PUCIELA, f. Fermento malo que se forma al hacer el vino.
«Cuando el vino es bueno, no hay puciela que tuerza a
la madre». (Campanario).
ALCATRUZ, m. Vasija para el servicio de la bodega. (Badajoz).
CALABAZO, m. Media calabaza, de una cabeza, que se usa
para coger mosto. (Almendralejo).
BOTICUERO, m. Bota grande de vino. (Alburquerque).
CASCA, f. La masa de uva que ha sido pisada por lo menos
dos veces. «Ya está bien. Échala al pozo de la casca».
(Almendralejo).
POZO DE LA CASCA, m. Pozo hondo, grande, en donde
se echa la masa de la uva después de bien prensada.
(Almendralejo).
CONO, m. Recipiente grande, de barro o de cemento, de
forma de una gran tinaja, donde se guarda el vino. (En
toda la provincia de Badajoz).
JAULA, f. El depósito de la prensa del vino, en donde se echa
la uva (Almendralejo).
LAGARETA, f. Pilón labrado en una piedra, en donde se pisa
la uva para hacer el mosto. (Alburquerque).
PILÓN, m. El depósito adonde va el mosto después de pisada
la uva. (Almendralejo).
PISADERO, m. Un depósito grande en donde se echa la uva
desde el carro. (Almendralejo).
REJILAIYO, m. Aguardiente malo. (Chamizo en «El Miajón
de los Castúos»).
REPULGO, m. El cuello de la tinaja o de un cono de vino.
«Se da jabón ar repurgo pa que no se salga el mosto
al fermentá». (Almendralejo).
SOMBRERIYO, m. La plancha en que termina el huso de la
prensa del vino. (Almendralejo).
ZUMERIO, m. El azufre en barra que se echa al mosto para
que fermente. «Se le echa el zumerio, porque si no no
fermenta». (Almendralejo).
MOSCA, f. Borrachera. «¡Vaya una mosca qu'ha cogío!» (En
toda la provincia de Badajoz). También se llama tablón.
SARATÁN, m. Borrachera. (Voc. de Alburquerque). «Menúo
saratán que s'ha mangao».
TURDÁ, f. Borrachera. (Chamizo, «Miajón»). En Zamora y
otros sitios se dice curda.
ZARAPITO, m. Borrachera. «Menúo zarapito que s'ha mangao».

Olivo e industria olivarera

REZUMBEÑA y SALTONA, adj. Se dice de la aceituna que cae distante del
árbol, al varearlo. (Olivenza, Zafra y otros pueblos).
BAGASERA, f. El lugar donde se echa el bagaso. (Bagazo:
V. Dic.) Alburquerque.
BECHIN, m. El alpechín o agua que desprende la aceituna.
(Talarrubias).
COVANIYO, m. Cesto de vara de olivo que hace fanega y
media de aceituna. (Badajoz y muchos pueblos)
FANGA, f. Medida equivalente a doce covanillos de aceituna.
(Badajoz y muchos pueblos).
GIRO, m. La cantidad de aceituna que se muele de una vez.
(Badajoz y muchos pueblos).
TAREA, f. Cantidad de aceituna equivalente a cuatro giros.
(Badajoz y muchos pueblos).
INFIERNO, m. El depósito adonde va a parar la masa de
aceituna ya molida. Este era el nombre antiguo. Ahora
se llama alfanje. (Badajoz y Olivenza).
ALFANJE, m. Lo mismo que infierno.
CALDAR, tr. Operación del prensado de la aceituna. Después
del primer prensado, se revuelve la masa y se le echa
agua caliente. «Hay que caldar la masa». «Estamos
dando las caldas».
CALDA, f. El agua caliente que se echa a la masa de aceituna
en la operación de caldar. (Olivenza).
BECEDERO, m. Se llama así, con relación a los molinos o
almazaras, al que acostumbra a llevar a ellos sus trigos
o aceitunas. (D. Berjano. Voc. de Sierra de Gata).
CAGARRACHE, m. El obrero de los molinos de aceite, encargado
de cuidar del ganado. (Alconchel).
DIAFA, f. Gratificación que se hace al rancho de obreros,
después de terminar la recolección de aceituna. (Olivenza).
POYA, f. Renta pagada en pan o en aceite al dueño del horno
o del molino. También se llama así el renuevo de la
higuera. (Alburquerque).
TIBORNA, f. Pedazo de pan, empapado en aceite, espolvoreado
con azúcar, canela y jugo de limón. Se usaba en los
molinos para probar el aceite. (Badajoz).
JERNAL, f. Cajón de granito, adosado a las piedras de moler,
que sirve para recoger la harina. (Villanueva de la
Serena).
MACHAÍTA, f. Aceituna condimentada con un guiso especial.
Muy corriente en Badajoz. Las mujeres las pregonan:
«¡Machaítas, machaítas!»
MACHAR, tr. Machacar, majar. (Muy frecuente en las dos
provincias). Se aplica a la operación de aliñar las aceitunas
machaítas, sin duda porque son machacadas o
majadas para condimentarlas.

GANADERÍA, CAZA Y PESCA

Nombres de animales en general

APICHAR, tr. Azuzar a los perros unos contra otros para que
riñan. En portugués, apitar, silbar. (Vocabulario de Alburquerque).
ZÁLAMO, m. El bozal que se pone a los perros. (Higuera de
Vargas).
BEFO y
BELFO, m. Se dice del animal que tiene más desarrollado el
labio inferior que el superior, cosa que le impide pastar,
pudiendo comer sólo en pesebres o sitios análogos.
(Ahillones). «Ese animal está befo». «Que tiene el belfo
partido». (Badajoz).
BINOSCA, f. Lombriz de tierra. (Voc. de Alburquerque).
BOCHE y
BECHE, m. El buche. Borrico durante el tiempo que mama.
(Badajoz, Campanario y otros pueblos).
BORRUCHO, m. Burro pequeñito. (Cabeza del Buey). En
Badajoz, «burranco».
BURRERO, m. El mulo que ha nacido de una burra. (Villagonzalo
y Barcarrota. Badajoz).
ROMO, m. El mulo. «La burra ha parió un romo muy hermoso.
(Campanario).
CASINAL, f. Pareja de animales. «Venía con un casinal (pareja)
de patos en una cesta». (Valverde de Leganés).
CABRESTO, m. Cabezada o ramal de los burros.
«D'estos hombres que despiertan las gallinas
cuando salen con los burros del cabresto».
(Chamizo, «El Miajón de los Castúos»). (También se
usa en Alburquerque y otros pueblos, como La Morera
y Feria. Debe de ser corriente en toda la provincia).
CAGARRUTERO, m. Montón de cagarruta. Indica el lugar
en donde acostumbra a hacer sus necesidades el conejo.
(Kakar, en el Dic. mozárabe de Simonet: cacayla-cagarruta.
Vide Menéndez Pidal, Orígenes de[ Español, página
261).
ENCABRESTARSE. Liarse un animal y hacerse daño. Rozarse
las caballerías en las patas con alguna soga o cabresto.
(Badajoz).
CIGARRÓN, m. Langosto grande. El Dic. pone: «Cigarra
grande». Sirve para cebo en la pesca. Hay la pesca de
cigarrón, o sea con cigarrón de cebo. (Badajoz).
CONTRARRASTRA, f. La cría del año anterior. La cría de
leche se llama rastra y ambas acompañan a la caballería,
Es costumbre en los contratos de servicios, en las faenas
del campo (Villanueva de la Serena y otros pueblos),
dar, además del salario, el derecho a tener pastando
una cabeza de ganado mular, caballar o vacuno, con su
rastra y contrarrastra.
CORIANA, f. Insecto ortoptero, parecido a la cucaracha.
(Chamizo, «Miajón»). En Badajoz, curIana.
CUAJAREJA, m. Una parte rugosa del estómago de un rumiante.
(Badajoz, Campanario y otros pueblos).
DOLONDÓN, m. Palabra imitativa del sonido de los cencerros
de los bueyes y cabras.
«Y roándo, roándo de las sierras
llegaba el dolondón de los cencerros». (Chamizo, «El
Miajón»).
EMBARBAR, tr. Retorcer la barba o mandíbula de una res,
volviéndola hacia arriba, para sujetarla o tirarla al suelo.
Cuando la res es de mucha fuerza, como un toro, se
sirven de una soga o quejo, con lo cual le atan la
mandíbula. (Badajoz).
QUEJO, m. La soga con que se ata la mandíbula o barba de
una res para embarbarla. (Badajoz).
ESCUERZO, m. Animal anfibio, parecido al sapo, que, donde
se baña, deja el agua encenagada. Por ésto creen los
campesinos que es peligroso beber aguas que no tengan
corriente, porque si no se renuevan las aguas, no
arrastran la ponzoña. Se llama agua escorzoná.
ESCORZONA, adj. Agua en donde se ha bañado un escuerzo.
(Villanueva de la Serena).
GUTO, m. Una raza de perro muy ladrador. Conserva siempre
el mismo tamaño. (Badajoz).
IZQUIERDO, adj. Se dice del animal que echa las manos
hacia fuera. (Badajoz).
FANGUERO, m. Trozo de palo con una correa para sujetarlo
a la muñeca. Lo usan, generalmente, los vaqueros para
jarrear el ganado.
JARREAR, tr. Amenazar o pegar al ganado con el fanguero.
(Badajoz).
JACA. El gallo inglés que ya ha peleado y tiene más de dos
años. (Badajoz y toda la provincia).
JOPO, m. Rabo del lobo o de la zorra. (Chamizo, «El Miajón»).
En Zamora se llama así al ano, acepción frecuente también
en los pueblos de Badajoz.
JALENQUE, m. Trote corto en la carrera del caballo. (Badajoz).
«Deja que el caballo marche al jalenque».
JUCHÍO, m. Escarbadura que hacen los conejos al lado de la
madriguera. «Aquí hay conejos. Se ve mucho juchío».
(Badajoz).
JURAPASTRO, m. Culebra pequeñita con patas. (Vocabulario
de Alburquerque).
MAMIA, ad. La res mayor o menor que tiene una ubre inutilizada.
Lo mismo que se dice está manco o cojo, se dice
«esa vaca está mamia». (Badajoz).
MANCHORRERO. Caballo u otra bestia que ya no sirve para
el trabajo. «Ese buey es un manchorrero. Ya no sirve pa
na». (Cabeza del buey).
MANEA, f. La traba de cordel con que se sujetan las manos
de las caballerías para que no puedan correr. (Badajoz).
MORGAÑO, m. Araña. También se ha dado en aplicar a los
arados de vertedera. En Voc. Alburquerque, el morgaño
es parecido, pero distinto de la araña. En sentido figurado,
se aplica a las personas que están muy delgadas.
«Pareces un morgaño». «Quítate de ahí, morgaño».
(Badajoz y toda la provincia).
PELO, m. El filamento sacado del gusano de seda. (Badajoz).
PEZ, m, Parte de la vaca o ternera, redonda, parecida al
solomillo, propia para bistés. «Córtame del pez». (Badajoz).
JERRETE, m. Parte de la vaca, sin hueso. «Corta del jerrete».
(Badajoz).
PIRULETA, f. Corcoba de los animales. «Ese burro se monta
muy mal por la piruleta que tiene». (Provincia de
Cáceres).
REJOYAERO, m. Lugar en donde han estado reunidas o se
han revolcado bestias. (Voc. de Alburquerque).
RETUSAR, tr. Pelar al rape la cola del ganado caballar, mular
o asnal. (Badajoz).
RINGAR, tr. Rendir. Hacer que las bestias caigan al peso de
la carga. (Chamizo, «Miajón»).
SALAMANTICA, f. Salamanquesa de agua. (Vocabulario de
Alburquerque).
SALTARROSTRO, f. Salamanquesa. (Voc. de Alburquerque).
SOCOLAR, tr. Pelar la cola de las yeguas cuando van a ser
cubiertas. Hasta una cuarta, desde el nacimiento, y por
bajo se cortan las cerdas a la altura de los corbijones.
Con estas cerdas y las que se cortan de las crines, se
hacen sogas, que se usan para enlazar las yeguas en los
carros de trilla. También la operación de pelar la trasera
de las ovejas. (Badajoz).
SORRINO, m. Zorrino, zorro pequeño. (Es una variante fonética
de Alburquerque).
TOPINO, m. La comadreja (Don Benito). En Badajoz, topino
se llama a un animal, como una rata, que se cría y vive
siempre en el agua.

Ganado de cerda

AGOSTON, adj. Aplicado al cerdo, se llaman así los que se lactan en Agosto, por haber nacido en este mes o poco
antes. (Badajoz).
BERRIONDO, -a, adj. Se dice de los cerdos cuando están en celo. Se aplica también a las mujeres. «Esa mujer está
berrionda». (Badajoz y otros pueblos).
ESCUSAS, f. pl. El número de cabezas de ganado que r,e permite tener a los pastores, porqueros y, en general,
a los criados que están al cuidado del ganado. «Gano
la jatá y dos pesetas y pueo tené doce escusas».
FARROPO, m. Cerdo de un año. (Alburquerque)
MARRANIYO, m. Igual que farropo. (En Badajoz).
FAROTE, m. Cochino mayor que engorda difícilmente. «Estos farotes no los puedo vender pa engorde». (Badajoz).
JAROTES, m. pl. Los naturales de las provincias de Castilla la Vieja, y especialmente los que pasan a Extremadura
con ganado trashumante, llamaban a los extremeños j a r o t e s . «Este apodo es, indudablemente, una forma
aumentativa de jaro (puerco que tira a cárdeno y es muy parecido al jabalí en la dureza de las cerdas; y
como el ganado de cerda ha sido siempre muy abundante en Extremadura, quizás por eso los castellanos
apodaban de ese modo a los extremeños».
(Folk-Iore Frexnense, página 116. Refranes, coplas y dichos locales, por M. R. Martínez).
JORRA, f. Animal que no tiene cría, porque se le ha muerto o se la han quitado o ha malparido (Badajoz). Diccionario
3.a, dice: Aplícase a la yegua, burra, oveja, etcétera, que no queda preñada.
LIRETA, f. Cerda delgada y muy golosa que, con extraordinaria ligereza, entra a comer en las casas ajenas.
(Vocabulario de Alburquerque).
MARRANO, m. El cerdo que ha dejado de mamar. (La Morera).
MONTANERO, ad. Aplicado al cerdo, se dice del que nace en tiempo de la montanera, o sea, desde Noviembre a
mediados de Enero. (Badajoz).
OREJISANO y OREJANO, adj. Se dice del ganado que, por estar torcido , no se le ha podido señalar en la oreja. «Estos cerdos están
orejisanos». (Badajoz).
PELAIYA, f. (Peladilla). El cochinillo. (En toda la provincia muy frecuente). «He comprao una pelaíya por cinco
duros».
PIRO, m. Cerdo pequeño. (Fuentes de León, Segura de León).
RUÑIR, int. Gruñir. (Voc. de Alburquerque).
TORCÍO, ad. Se dice de los ganados que por no saber si están buenos o enfermos, no se les puede despuntar, o sea,
hacerle la señal en las orejas. «Esos cerdos están torcíos
y no se les puede despuntar». (Badajoz).
DESPUNTAR, tr. Señalar el ganado en las orejas.
YERBIZO, m. Cerdo que nace a principios de primavera. (Badajoz).
CABECERA, m. El obrero ganadero que está al frente de toda
la piara de cerdos. (En toda la provincia de Badajoz).
CABRERIYO, m. Chico de diez o doce años que tiene por misión guardar las cabrillas de los obreros ganaderos.
Estos cobran como jornal una cantidad y, además, pueden tener un cierto número de cabras, que pastan con
los ganados del propietario. (Badajoz).
ZAGALÓN, tn. Obrero ganadero, de ganado de cerda, que está al servicio del cabecera y del zagal. (Badajoz).
ZAGAL, m. El obrero ganadero de cerdos que sigue en categoría al cabecera y le sustituye cuando falta. (En toda
la provincia de Badajoz).
PIARERO, m. Los que tienen piaras de ganado propias y los crían por su cuenta. (Badajoz). El ganadero que deja al
amo y se queda con su piara. «Fulano ya no está con el amo. Se ha hecho piarero». (Badajoz).
PITARRERO, m. El que trafica con pitarras o con cerdos al menudeo en ferias. Se llaman también sogueros, porque
llevan siempre una soga atada a la cintura, con la que atan por la pata a los cochinos que suelen adquirir, uno
a uno, para formar la piara. (Badajoz).
ARLEQUÍN, m. Pedazo de madera de encina con ganchos, de donde se cuelgan las reses para desollarlas. (Alburquerque).
BACHAROLA, f. Desperdicios vegetales con que se engordan los cerdos en las huertas. (Badajoz).
CORRALADA, f. Corral pequeño para encerrar cerdos. Donde se crían los guarros chiquitinos. (En Guareña y otros
pueblos se llama corralata.
ESPORTÓN, m. Aumentativo de espuerta. Esportilla grande, en donde se lleva el grano o paja para la zahúrda, paia
echar de comer al ganado. Con esta misma acepción se emplea e s p u e r t a y esportilla. (Quintana, Alburquerque y
otros pueblos. Badajoz).
MACHADA, f. Hacha que se utiliza en las matanzas para partir los huesos. (Alburquerque).
PISO, m. Conjunto de cerdos, tantos como caben en un piso de vagón. (Por toda la provincia).
VARA, f. Conjunto de cien cerdos, aproximadamente iguales,
ya engordados. (Por toda la provincia).
ZAJURDA, f. Zahúrda. También en Salamanca. Diccionario V. Salamanca. (En toda Extremadura).
SAJURDA, f. Zahúrda para cuatro o cinco guarros.
ZAHURDÓN. Zahúrda para trescientos o cuatrocientos.
«Quiéreme que soy berraco
de la primera sujurda,
y t'he d'está yo queriendo
manque me coman lah pulgah».
(García de Plata. Revista de Extremadura, 1901, página 551).

Ganado lanar y sus productos

APRISCO , m. En las «Eglogas del pastor de Extremadura», de D. Manuel de la Rocha, dice una nota, página 46:
«La palabra aprisco tiene hoy diversa acepción, entre los pastores, de la que tuvo en su origen. Llaman así
a un corral largo y estrecho que forman de estacas bastante juntas, cuando tratan de hacer quesos; pues en
él encierran las ovejas con el objeto de cogerlas fácilmente y ordeñarlas de la parte de afuera; de suerte que,
ponerlas en aprisco y principiar la quesera, viene a ser entre ellos expresiones sinónimas. Hago tal advertencia
porque en ninguna de las ediciones del Diccionario de la Academia se le da este significado, que es el único
que tiene entre las gentes del oficio y, por tanto, merece que lo añadan cuando hagan otra nueva.»
ARREQUI, m. Percha que se coloca en la puerta de los chozos. Es un palo de chaparro, cuyas ramas, secas y
deshojadas, sirven de percha. También se llama garamancho. (Badajoz).
GARAMANCHO, m. Lo mismo que arrequí. (Badajoz).
BERDIÓN, m. Una vara larga con la que se ciñe el chozo para
atarlo. Aro principal de bayón que ciñe a los chozos.
(Badajoz).
CABANA, f. Tinaón o corral, o retablo, donde duermen los
bueyes.
CABAÑERO, m. El que asiste y cuida la cabana. (Badajoz).
CADIYA, f. Casilla, cuadra. (Malpartida de Plasencia).
CINORRIO, m. Instrumento donde se cuelgan los calderos.
(Navalmoral).
CHIVERO, m. Dic. 3 Extr. Choza pequeña donde se guardan
los chivos.
«De noche te bengo a bé
porque de día no pueo,
qu'están pariendo las cabrah
y estoy haciendo 'l chivero».
CHISCÓN, m. Chozo pequeño para depositar y curar el queso.
(Alburquerque).
QUESERA, f. Igual que chiscón. (En Badajoz).
CHUFARDO, m. Chozo cuadrado o rectangular, cubierto por
el techo y dos o tres de sus lados. El techo, a veces
inclinado y a veces plano, en forma de sombrajo.
ENGARIYA, f. Especie de enrejado, de jara o junco, de que
se rodea el aprisco del ganado. También se le llama
canciya.
ENSETAR, tr. Revestir de jaras las engarillas con que se rodea
el ganado para su aprisco. (Voc. de la Sierra de Gata,
D. Berjano). En Badajoz.
TECER. «Tecer las cancillas». Revestirlas de jara o de junco
en forma de enrejado.
GARABATO, m. Arbol seco, sin ramaje, que se coloca en la
la entrada de los chozos de los pastores para colocar
los utensilios. También en forma de gancho, para sostener
la puerta. (Muy frecuente en la provincia de
Badajoz).
PALENQUE, m. Chocito cuadrado que se hace en el verano
en el campo para tener sombra. (La Morera).
SOMBRAJO, m. Igual que palenque. (En Badajoz).
REDÁ, f. Redi!. (Ahillones).
REVIJUELA, f. Aparato de cañaheja, que hacen los pastores
y guardas de viñas para colocarlos encima del chozo, a
fin de que les sirva de veleta. (Voc. de Alburquerque).
TINAO y
TINAÓN, m. Departamento del cortijo destinado a la pela del
ganado lanar. (Muy usado en toda la provincia).
CABRO, m. El macho de la cabra. «A la oriya de un río
—berrea un cabro—como no le contestan—retuerce el
rabo».
(G.a Plata, «Mi Nochebuena». R. de E. 1901, página
550).
CHICÁ. (Chicada), f. El conjunto de 30 o 40 borregos con sus
crías. (Badajoz).
eESPURECHO , adj. Se dice del ganado muy escogido y bien
cuidado. «Tiene un ganado muy espurecho». (Badajoz).
GAYARÍN, m. Borrego que se desecha por tener los testículos
atrofiados. (Badajoz).
PERRUNA, adj. Se llaman así las ovejas cruzadas de basta y
fina. También se llaman mestizas. (Badajoz).
MANTÚO, adj. Triste, alicaído. Se aplica al ganado. «Esa oveja
está mantúa». (Badajoz).
R E F U G O , m. Desecho de ganado, por inservible e insignificante.
(En la raya de Badajoz con Portugal). En
portugués se dice «ovelhas de refugo».
REPEGAR, tr. Marcar con pez el ganado, poniéndole el hierro
de la casa. (Badajoz).
REPEGA, f. La marca o hierro con que se marca el ganado.
(Badajoz).
RETESO, m. Leche que retienen en la ubre todos los animales,
cuando les quitan las crías. (Badajoz).
RESCALDÓN, m. Residuo que deja el suero. (Alburquerque).
CAPARRO, m. Lo mismo que rescaldón. (Badajoz).
CINCHOS. Hojas de lata enrolladas, donde se entra la
cuajá.
RECENTINA, f. La primera leche de las cabras, cuando los
cabritos aún 110 han mamado. (Badajoz).
TABUQUINO, m. El suero de cabra, para diferenciarlo del
suero de oveja. (En algunos pueblos de Badajoz).
EMPLEITA, f. Cincho tejido de esparto para hacer los quesos,
para esteras de carro, etc. También c i n c h o d e e m p l e i t a .
(Badajoz).
ESPRIM1JO, tn. Tabla de pino inclinada, en donde se colocan
los quesos recién hechos, para que escurran. (Alburquerque).
En Badajoz, estremijo.
JERRÁ, f. Vasija de corcho cilindrico que se utiliza, principalmente,
para ordeñar el ganado. (Alburquerque).
NIARA, f. Cuerno que se usa para recoger la leche ordeñada.
(Alconchel). También el montón de paja, preparada y
dispuesta para que esté en el campo sin estropearse.
(Badajoz).
TARRA, f. Cubo de latón en donde se recoge la leche. (Badajoz).
BARZOPETO, m. Parte baja de la zamarra, cuando se usa
como receptáculo para recoger algo. (Malpartida de
Plasencia).
BARZOPETÁ, f. Lo que se lleva en el barzopeto. (Malpartida
de Plasencia).
CUERNA, f. Un par de cuernos unidos y abiertos por ambos
lados, con tapones de corcho, que usan los pastores
para guardar los ingredientes del gazpacho. (Badajoz).
LIARO, m. Cada uno de los dos vasos de cuerno, en donde
llevan los campesinos el vinagre y el aceite. Adj. Se dice
de las personas rudas y torpes. (Chamizo, «Miajón»). En
Badajoz se llama collera de aceiteros o cuerno.
CHURRUCHEL, m. Tratante de lanas. Voz despectiva. (Badajoz).
ESCANDAYO, m. Se usa en la frase: Vender a escandayo
ganado. Se dice cuando el vendedor va separando, una
a una, las cabezas mejores y el comprador las peores, y
la que queda es la que sirve de tipo para fijar el precio
a toda la piara. (Badajoz y Don Benito). La oveja que
queda para regular el precio es el escandayo.
AÑINOS, m. La lana o los vellones de borrego de menos de
un año. (Badajoz).
MORENERO, m. El rapaz que lleva el carbón molido (moreno)
para curar las heridas que hacen a las ovejas al esquilarlas.
(Alburquerque y Badajoz).
MORENO, m. Polvo de carbón que echan a las ovejas, para
tapar las heridas que se les hace al esquilarlas. (Badajoz).
PEYIQUINA, f. Pellica. La piel del borrego pequeño.
«No te caseh con pastoreh
que güelen a peyiquina,
cásate con labradoreh
que güelen a rosah finah».
( G. Plata. R. de Extr., 1901, página 548).
ZALEA, f. La pelleja. Se aplica, generalmente, a la pelleja de
los borregos y ganado lanar. En sentido figurado se
refiere al cuerpo de una persona.
«Vamos tirando de la zalea». (Gallardo, en carta de 5-7
1834, copiada de la original. Biblioteca de D. Luis de
Lezama. Publicada en Bol. R. A. Española, t. 17, Febrero
1930, página 72. (Muy corriente en toda la provincia).

Caza: Aves y otros animales. Palabras relacionadas

ARAÑUELA, GARAÑA y GARAÑUELA, f. Pájaro pequeñito, menor que los jilgueros
y parecido a ellos. (Badajoz).
AGACHAERA, AGACHADIZA y GACHA, f. Zancuda del tamaño de una codorniz, con pico
muy largo, más airosa que la becada. (Badajoz, Guareña
y otros pueblos).
ASISÓN, m. Sisón. Ave zancuda del tamaño de una gallina.
(Badajoz).
BOBITO, m. Pájaro parecido al gorrión, de pico cónico y
tonos más verdosos. (Badajoz).
CAGARROPE, m. Pájaro muy pequeño, más que un chamarí,
de color ceniciento. (Badajoz).
CAPACHO y GAZPACHO, m. El chotacabras. Pájaro nocturno del tamaño
de la lechuza, color terroso, pico corto y boca grande.
Se ve en las viñas. La gente de campo dice: «He tirao
a un gazpacho >) (Badajoz).
CERRAMÍCALE, CERRAMÍCALO y ZURREMÍCALE, m. Cernícalo. El empleo de esta palabra por
la gente baja, es frecuente también en Salamanca y Zamora.
COGUTA, f. Pájaro del tamaño de un tordo, con moño.
(Cáceres y Badajoz). Porción saliente de una cosa.
Porción de tierra que se mete en otra. (Badajoz).
CHIRIBÍN, m. Pájaro pequeñito. «El chiribín de las viñas».
Niño de pecho.
«Unos chirivines, que paescan d'azogue, que estrujen,
que arañen, que muerdan la teta». (Chamizo, «El Miajón
de los Castúos»).
CHOROBIA y CHIRIBIA, f. Un pájaro muy frecuente, mayor que el jilguero
y menor que el gorrión, de color ceniza claro, cuello
blanco y pico negro, con la punta blanca. Se dice también
del que es ligero de cascos. «Tiene la cabeza como
una chorobia». (Villanueva de la Serena). Chorovita y
chorovina en otros pueblos.
CORUJA, f. Lechuza. En sentido figurado se dice de la mujer
mala e hipócrita. También, cariñosamente, de una niña
muy traviesa y redicha. También, según Chamizo, se
aplica a la mujer que se pasa el día en la iglesia.
(Badajoz).
CHURUMBELA, CHURUBITA, CHURUBIA,
COTUBIA y ARBELA, f. Pájaro pequeño, como un jilguero, de patas muy
largas, color ceniza, pechuga blanca y en las alas una
lista blanca. Cogujada. Parece lo mismo que chiribia.
«Con artes de churubiah
y con viulines y flautas».
(G. Plata. Romance recogido en Alcuéscar. Revista de
Extremadura, 1902, página 129).
CHIVÓN, m. Jilguero nuevo, antes de tener madroño. Por
extensión se aplica también a otros pájaros nuevos.
(Badajoz).
LÚBANO, m. Pájaro parecido al jilguero. Tiene color algo
verdoso y aparece algunos años por esta Región. Dicen
que viene cada siete años. (Badajoz).
MARGUYÓN, m. Ave acuática, de la especie de la gallineta,
más pequeña. Muy abundante en Guadiana Se llama
también g a y a r e t i .
GAYARETA, f. Ave acuática. Igual que margullón.
MEURLA, f. Mirlo. (Voc. de Alburquerque).
MICALE, m. Ave de rapiña. Cernícalo.
«Lo mesmito que los mícales
jacen parás en el cielo».
(Chamizo en «El Miajón de los Castúos»).
PATITUEÑA, adj. «Cigüeña—patitueña—tuh hijitoh—te se
van—a la raya—Portugal».
(G. Plata. R. Extr., 1900, página 362).
PENTASILGO, m. El jilguero. (En Olivenza).
PICANSO, m. La urraca o alondra. (Voc. de Alburquerque).
En Badajoz se llama picanso al alcaudón o p e g a r e b o r d a .
Tiene la cabeza gruesa, pico ganchudo y la cola más
corta que la urraca.
RABÚO, m. Pájaro del tamaño de una pega, con la cola muy
larga. (Badajoz). En Alburquerque se dice que mira
al cuadrante, de donde ha de soplar el aire al día
siguiente.
ROLA, f. Tórtola. Palabra imitativa del canto del ave. (Alburquerque,
San Vicente y Valencia de Alcántara).
TITILILO, m. Pipi, pasita. Ave insectívora,sumamente pequeña.
TRIGUERA, f. Pájaro muy parecido a la alondra. (Badajoz y
varios pueblos de la provincia).
BEATA, f. Liebre. (Badajoz).
GAMUSINO, m. Pieza de caza imaginaria. Se dice: «Está a
cazar gamusinos, del que no va a conseguir nada».
(Badajoz).
GARABITO, m. Perro de caza de media raza. (En Badajoz se
usa, aunque es poco conocida). Perro cruzado de podenco
y de perdiguero. En Andalucía se emplea para
caballos cruzados. Aquí nunca.
JIPAR y LATIR, intr. Se dice del perro cuando va persiguiendo alguna
pieza de caza, dando ladridos especiales, «¡jai!, ¡jai!»
«El perro iba jipando tras de una liebre».
RELATIRSE y
TRASLATIRSE, refl. Significa que el perro da ladridos como
si fuera siguiendo a una pieza de caza, y no sigue más
que el rastro. «Este perro se relate». (Badajoz).
LÁPARO, m. Gazapo. Conejo pequeño. (Badajoz).
PATIALBIYA y PAPIALBIYA , f. Animal parecido a la comadreja. (Badajoz).
REGALGO, m. Galgo cruzado con otra clase de perro. Entre
galgo y podenco. (Badajoz).
ALBUJACA, f. El zurrón de caza. (Badajoz).
COSARIO, m. Sitio en donde se da caza abundante. (Badajoz).
ROTAL. «Registramos los rotales que había allí». Montón de
canchos o riscos donde existen cuevas de zorros o de
conejos. (Alburquerque, San Vicente y toda aquella
Región).
ENGARRONAR, tr. Empiolar, segunda acepción del Diccionario,
o sea, enlazar una pata con otra de un animal
muerto en la caza para colgarlo por ellas. (Castilblanco)»
El Diccionario tiene esta palabra como murcianismo.
PASO. Lugar por donde pasan aves de caza. «Allí hay un paso
de tórtolas». (Badajoz).
JECHÍO, m. Toda clase de revolcaderos, residuos o señales,
camas y rastros de ganado o caza. «Había mucho ganado,
a juzgar por el jechío que ha quedao». (Badajoz).
PERRERO y
PODENQUERO, m. Cazador sin escopeta, acompañado sólo
por perros o podencos. (Vocabulario de Alburquerque),
En San Vicente llaman podenqueros a los cazadores con
podencos y urones, sin escopeta.
RECECHO, m. Cazar a rececho. Acecho. Cazar yendo muy
despacito para sorprender a la caza. (Badajoz).
REGÜÉ, m. Red de malla para cazar pájaros. (Alburquerque).
En Badajoz también se usa para pescar y se llama
regüeyo.
ESCALDAO, m. Mezcla de salvado y agua que, hecha una
pasta dura, se da de comer a las aves. (Vocabulario de
Alburquerque).
JURRA, f. Guarida de alimañas. El vivar de los conejos. (Chamizo,
«El Miajón»).
REBEYAR, tr. Encerrar. «El urón quedó rebeyado». (Alburquerque).
En Serradilla, Cáceres, significa retroceder, no
querer. (V. Nicolás Izquierdo. R. de E., 1901).
SACAR MONTAO. Expresión que indica que una pieza de
caza, referida a los animales de pelo, pasa muy cerca,
casi a los pies del cazador. «Ese zorro me ha sacao
montao». (Badajoz).
VENIRSE BOLO. Expresión que indica que una persona vuelve
sin haber cazado nada. «Fulano se ha venido bolo».
CORTAR LOS PANTALONES
Y HACER COMPADRE. Matar una pieza que ha errado otro.
«Le he cortado los pantalones». (Badajoz).
CAGAR EN EL SOMBRERO. Expresión que indica que un
ave de caza ha pasado por encima del cazador. (Badajoz).
AGURAR, tr. Apuntar, hacer puntería. (Guareña).
CARGAR, tr. Usado en la frase «cargar aire», o sea, perseguir
la caza en la misma dirección que el viento. La pieza,
con su fino olfato, siente al cazador y no entra. «Vamos
cargando aire». (Badajoz).
CAZAR A MATACUELGA. Expresión que indica que cada
uno de los cazadores se lleva lo que mata. (Badajoz).
PLAZA, f. El lugar en donde está la jaula con el perdigón y
todo el espacio alrededor de ella. «Ya ha entrado la
hembra en la plaza». (Extremadura).
CAMPO, m. Por contraposición de plaza todo el resto del espacio
y las perdices que haya en él. «Mi pájaro canta y
el campo le responde». «No oye campo». (Extremadura).
MIRIYA
y TRONERA, f. El agujero por donde mira el cazador y mete
el cañón de la escopeta desde el aguardo. (Badajoz y
Cáceres).
PIQUERA, f. Así llaman a la miriya en Albuera, Cordobilla,
Mérida y otros pueblos.
REPOSTERO, m. Palo o pulpito hecho de monte para colocar
la jaula del reclamo en la caza del perdigón. En algunos
sitios, como Villalba de los Barros y su comarca, se
llama postero, en otros mampostero. A veces es un chuzo
con una horquilla de hierro en la parte superior para
colgar la jaula de ella, una vez clavada en el suelo la
punta del chuzo. (Badajoz).
SENTÓN, m. Un trozo de estera, esparto, piel, etcétera, que se
pone en la jaula de la perdiz-reclamo, mientras está en
el aguardo. (Badajoz).
ENMONADO, adj. Se dice del macho de perdiz cuando tiene
erizadas las plumas de la cabeza, como disponiéndose a
reñir con otro macho.
ALISADO, de alisar. Se dice de la perdiz cuando se pone con
las plumas muy alisadas y sale del lance o se escapa
huyendo. (Extremadura).
AMONAO
y AMONA, adi. Se dice del conejo o de la liebre, cuando
sorprendidos por el cazador, en vez de huir, se quedan
parados, sentados de culo. «Mira qué amonaina se ha
quedao». (Alburquerque).
CANTO YANO. El canto ordinario de las perdices. Casi
siempre termina con las coplas de buche.
COPLAS DE BUCHE. Canto engolando la garganta.
CURICHEAR
y CURICHEO, m. Canto del macho en celos que hace curichi,
curichi, con el cual llama al campo. «Empieza el perdigón
a cantar con suave curicheo >.
PIÑONEO, m. Canto como un chasquido, que hace el pájaro
al terminar el curicheo.
ASEAR, int. Cantar el perdigón haciendo sa, sa, sa, cuando ve
o siente algo extraño o 110 tiene celo.
TITEO, m. Canto del pájaro haciendo ti, ti, ti, cuando la perdiz
está cerca, como invitándola a que se acerque más.
HACER EL AGUILA. Se dice del pájaro cuando da una especie
de grito, porque ve.un águila o porque quiere intimidar
a la hembra, que no entra, para que busque refugio en él.
MOCHUELADA, f. La cualidad de quedarse como un mochuelo.
Se usa en la frase: «Me ha dado la mochuelada
el pájaro». Quiere decir que no ha cantado nada.
(Badajoz).
ENTRAR DE PICADA. Expresión de la caza de la perdiz al
aguardo. Indica que la perdiz entra en la plaza de paso,
fuera de celo. «Me ha entrado de picada». (Badajoz).
CURICHEAR: canto del macho en celo de la perdiz.
JECHÍO: toda clase de revolcaderos, residuos o señales o camas de ganado o caza.
JURRA: guarida de las alimañas. El vivar de los conejos. (Chamizo. El Miajón).
PIQUERA: así llaman a la miriya en Albuera, Cordobilla y Mérida.
RECECHO: cazar yendo muy despacito para sorprender a la caza.
VENIRSE BOLO: Expresión de una persona que viene sin haber cazado nada

Peces y pesca

BORDAYO, m. Pez de río, menor que el barbo y mayor que
el jaramugo, de cabeza chata y boca grande. Se multiplican
prodigiosamente. (Badajoz).
JARAMUGO, m. Pez muy pequeño, como boquerones, que
no crecen. (Badajoz).
CASTIZO, m. Es el tipo más regular del barbo. Cabeza más
bien pequeña, escamas algo doradas, tamaño grande
que llega a pesar hasta doce kilos. (Badajoz).
COLMIYO, m. Pez del Guadiana, especie de lamprea, más
grueso, cabeza más chata, más abierto de agallas y con
unos pinchos fuertes en las aletas. (Badajoz).
CORREDERA, f. Residuo de agua estancada, después de
grandes crecidas, en donde hay pesca. (Badajoz).
VECERO, m. Especie de barbo, de cabeza muy pequeña,
escamas de color dorado oscuro. Se cría en aguas limpias.
Parecido a las truchas. (Badajoz).
PICÓN, m. Especie de barbo, de cabeza grande y hocico
alargado, vuelto hacia arriba. Llega a pesar doce kilos.
Es tan grande como el castizo. (Badajoz).
PLANCHUELA, f. Pez parecido al jaramugo, de mayor tamaño,
que abunda en aguas estancadas. (Badajoz).
PEZ MACHO, m. Barbo. Se pregona con gran frecuencia: «A
los peces machos, a los peces machos». Hay varias
clases de peces machos. (Badajoz).
PESCADA, f. Merluza. «Parece que está pasá esta pescada».
(En toda la provincia).
SABALETA, f. Clupea alosa. Pez de mar que existe en los ríos
de Extremadura, parecido a la sardina. (Por toda la
provincia). Cuando son grandes se llama sabaletón,
aumentativo.
SABALETÓN, m. De sabaleta. Llegan a alcanzar hasta dos
y tres kilogramos.
SÁBALO, m. Pez parecido a la lisa de mar. Se encuentran en
el Tajo. Tamaño máximo de dos a tres kilogramos,
Saltan mucho en el agua. Son muy bastos, piel gruesa
y grasienta.
ALBITANAS, f. pl. «Redes albitanas». Los dos paños de malla
ancha, que llevan los trasmayos a los lados. (Badajoz).
«A ese trasmayo le falta la albitana».
AÑISCAR, tr. Poner el cebo en los anzuelos. (Badajoz).
CALAMÓN, m. Palo para sujetar los remos al barco. (Badajoz).
CATRECIYO, m. Asiento que usan los pescadores en forma
de catre o trípode. (Badajoz).
COCA, f. Conjunto de bolitas venenosas para pescar peces.
Echar una cocá, frase usada entre pescadores. Indica,
pescar por el procedimiento de echar al agua unas
bolitas que envenenan a los peces, los cuales suben a
la superficie muertos. (Badajoz y los pueblos de la
provincia).
COCO, m. Filamento sacado de la maraña del gusano de seda
que se pone en las cañas de pescar para enlazar el hilo
con el anzuelo. (Badajoz).
COSTERA, f. Lo mismo que nasa. El cesto de boca estrecha
que usan los pescadores para guardar los peces. -2.
Jaulón que usan los cazadores para guardar los pájaros
vivos que caen en la red. (Corriente en toda la provincia
de Badajoz).
SEVA, f. Represa, remanso. Se dice especialmente del agua
de los molinos. (Voc. de Alburquerque).
MUELO, m. Indica esta palabra que pasan muchos peces por
donde se está pescando.«Hay mucho muelo». (Badajoz).
PARDIYO
o PARDIYA, m. o f. Pez muy pequeño del tamaño de un
boquerón.
PEGA, f. Piedras que llevan los barcos para echarlas al fondo
del río, y sujetas por una cadena al barco, le sirven de
anclas. (Badajoz).
PESQUERA, f. Presa. Así llamada por ser abundante en pesca.
El Diccionario en este sentido la tiene como propia de
Palencia. (Muy corriente en toda la provincia de Badajoz).
REGÜEYO, m. Instrumento formado por una red sujeta a un
cerco que se hunde por un palo en el agua para pescar.
(Badajoz).
TARRAYA
o TARRAFA, f. Atarraya, esparavel. Red con plomos para
pesca. La pone el Dic. como propia de Andalucía, Badajoz
y Puerto Rico.
TRAMBAJO
TRANSMAYO, m. Instrumento para pescar, que consiste en
una red grande. (Badajoz).

TIEMPO Y FENÓMENOS ATMOSFÉRICOS

ALUEGO, adj. Luego. (Muy frecuente en toda la provincia).
ANTIER, adj. Antes de ayer. (Muy corriente en toda la provincia).
Se encuentra también en otros muchos vocabularios.
Igualmente se emplea en muchos pueblos de la provincia
de Zamora.
ENDIRPUÉS
y ENDESPUÉS, adv. Después. (En muchos pueblos de la
provincia de Badajoz).
HOGAÑAZO, m. Hogaño. (La Oliva).
ABRIQUECER, m. El anochecer. (Campillo de Deleitosa, Cáceres).
(N. Izquierdo. R. de E., 1901.)
ALOBRIQUE, m. El anochecer. (Plasencia, Cáceres), (N. Izquierdo.
R. de E., 1901).
LOBRIQUE, m. El anochecer. (Serradilla, Cáceres). (N. Izquierdo.
R. de E., 1901).
LOBREJOSCO, adv. Al lobrejosco . Al atardecer. (La
Oliva).
LUBRICAN. Al lubrican. Al rayar el día. (La Oliva).
LUBRICANOS (A LOS), adv. Al anochecer, entre dos luces.
(Vocabulario de Alburquerque). En Don Benito a los
lubricanos, a los lubrijorcos. «Ese es aficionado a los lubricanos
es decir, que siempre anda entre dos luces,
cuando todos los gatos son pardos.
ORIJOSCO, m. Crepúsculo, principalmente vespertino, muy
avanzado. (Se usa en Montijo, Puebla de la Calzada,
Lobón, La Roca de la Sierra, Puebla de Obando, El
Zángano y Talavera).
OBRIJOSCO, m. El atardecer. (Badajoz).
ABRIQÁ, f. Lugar resguardado del viento. En Zamora y Salamanca
se dice abrigada. «Se está muy bien en esta
abrigá». (En toda la provincia de Badajoz).
RECACHA, f. Sitio resguardado del aire. Lo mismo que abrigá.
(Santa Marta).
RECOCAJE, m. Sitio abrigado en donde se recogen personas
o animales para resguardarse de la intemperie. (Voc. de
Alburquerque).
SOCUEYO, m, Abrigada, lugar resguardado del aire. «En
Febrero busca la sombra el perro y a veces el socueyo».
(Corriente en toda la provincia. Recogida, en Don
Benito).
ECHARSE, ref. Se dice del viento cuando se ha calmado. «Se
ha echao el aire». (Badajoz).
RABOTAZO, ni. o f. Rabotada. Cambio brusco del día. «El
día ha dao un rabotazo». (Badajoz).
REBUMBAR, intr. Tronar. «Hay una gran tormenta. Rebumba
mucho». (Badajoz).
RESENCIO, m. Aire fresco y húmedo de la mañana. Dícese
del relente. (Voc. de la Sierra de Gata). También se dice
en Zamora. En Alburquerque, resensio, y en Badajoz
recencio.
VENDO, m. Vendaval. Viento huracanado que arrasa las cosechas.
Usase en términos de comparación para indicar
el colmo de la maldad. (Chamizo, «El Miajón de los
Castúos»)-
TRUBILA, f. La tormenta, cuando empieza. «Vamos, que nos
va a coger aquí la trúbila». (Campanario).
CANDINA, f. El vapor que desprenden las tierras laboreadas
en día de mucho calor. «Hoy hace mucha candína».
(Badajoz).
CHURRUCHERO, m. Resolano en su acepción de substantivo.
(Voc. de Alburquerque).
FLAMA, f. Oleada de calor ardiente que hay en los días de
solana. «¡Qué flama hace!» (Muy corriente en toda la
provincia).
MOSQUÉ m. Sombra. «Retírate al mosqué». (Vocabulario de
Alburquerque).
BARAÑO, m. Nube ligera que corre por el cielo, principalmente
los días de calor. (Voc. de Alburquerque). En
Salamanca y Coruña, maraño.
BORDO, m. Celaje o nubes que se observan algunas veces al
ponerse el Sol y sirven para predecir el tiempo. «Se
ven muchos bordos en el cielo». (Barcarrota).
BORREGOS, m. pl. Nubes blancas, parecidas a los vellones
de los borregos. «Cielo emborregado, a los tres días
mojado». (En toda la provincia de Badajoz).
EMBORREGADO, adj. Se dice del cielo cuando está cubierto
de nubes blanquecinas, sueltas, que parecen vellones
de lana. De ahí viene el refrán: «Cielo emborregado, a
los tres días mojado». (Por toda la provincia). El Diccionario
pone emborregar. El recogido por G.a Plata en
Alcuéscar dice: «Cielo borregáo '1 anochecer, agua
segura '1 amanecer». R. de E., 1907, página 400.
PANZABURRO, m. Nubes que parecen de lluvia, pero que
hacen dudar mucho de que llueva. «Lloverá.—No lo
sé. El cielo se pone de panzaburro». (Badajoz).
SOTURNO, m. Se dice del día nublado y tristón. (Vocabulario
de Alburquerque).
ALBAYADA, f. Humedad de rocío cuando no ha helado. «Está
el campo con la humedad de la albayada». (Badajoz).
PELONA, f. La helada. «Esta noche ha caído una buena pelona*.
(Badajoz).
BAJARINA, f. La lluvia producida por la niebla que está pegada
a los cerros. «Bajarina, se dice a esta agüina que está
cayendo». (Castilblanco).
CERNIZA, f. Lluvia menuda. Calabobos. «Parece que no. pero
nos está empapando esta cerniza». (Campanario).
CHAPA, f. Chaparrón.
«Que llueve—que c h a p a — q u e llora—la vaca—po su
becerrito—qu'está en Salamanca».
Chapa por chaparrón. (G.a Plata. Rimas Infantiles. R. de
E., 1903, página 64).
CHAPABOSCA, f. Lluvia copiosa, chaparrón. (Vocabulario
de Alburquerque).
CHIRINGA, f. Lluvia de poca duración. «Ha caído una chiringa
». (Alburquerque».
MAREA y MAREÍTA, f. Lluvia suave de corta duración. «Ha caído una
mareíta. (Badajoz).
YOVIZQUEAR, int. Lloviznar. Caer una lluvia muy fina.
(Badajoz).
NEBLEAR, int. Estar lloviznando. (Badajoz).
RAMARAZO, m. Un golpe fuerte y breve de lluvia. «Ha caído
un buen ramarazo de agua». (Badajoz)
AGUACHINAO, p. p. de aguachinar. Empapado en un líquido.
(Alburquerque). En Badajoz, Villar del Rey y otros
pueblos se dice enguachinao y enguachinar.
ANDARRÍOS, m. pl. Todos los objetos, palitroques y matojos
que arrastra el agua en sus crecidas. (Villanueva de la
Serena).
BARBASCO, m. Lodazal o lozadal. (Alburquerque).
CÓRRIGO, m. Corriente abundante e impetuosa de agua.
(Alburquerque). En Badajoz, corriga. «No es un regato,
es una corriga».
CHABUCO, m. Un charco grande. «Como ha yovío tanto, toa
la plaza es un chabuco-, (Alburquerque).
ESCURRIA, adj. Dícese del agua llovediza que, al caer en el
suelo, se mezcla con cieno y otras materias que le dan
muy mal olor. (Voc. de Alburquerque).
FRAUIN, m. Arroyuelo o regato que corre saltando entre las
piedras. (Voc. de Alburquerque).
MORUJA, f. Burbuja de agua. También se dice así en Salamanca.
En Zamora, murmuja.
PANDO, adj. Poco profundo. Se aplica a la profundidad en el agua. (Trujillo). En Badajoz, abultado, conveso.
REGACHO, m. Riachuelo, regato. «Y las jondas colas con sus regachos».. (Chamizo, «El Miajón»).

JUEGOS, FIESTAS, COSTUMBRES Y SUPERSTICIONES

AJURREAR, tr. Abuchear, hacer manifestaciones ruidosas de
desagrado por lo que uno dice o hace. Censurar ruidosamente
a uno. «Tós l'ajurrean cuando habla». (Guareña y los pueblos de alrededor).
ASOMATRASPÓN, adv. Usado en la frase «ir asomatraspón».
Se dice cuando van unos detrás de otros, ocultándose
y riéndose alternativamente. (Voc. de Alburquerque).
BOLINDRE, m. «Vamos a jugar a los bolindres». Bolita de
cristal, pedernal o barro, que lanzan los niños contra
otra, con dos dedos, hasta meterlas en un hoyo. (Badajoz).
BONCHE, m. Boche. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo R. de
E., 1901.
BORDEAR, refl. Bromear, burlarse de uno. «Siempre se están
bordeando del pobre muchacho». (Badajoz).
BORDEO, m. Burla, guasa. (Badajoz).
BULRA, f. Burla. «Del pobre jace bulra to'l mundo». (G.a Plata.
R. de E., 1902, página 354).
BUJACO, - a . m. y f. Muñeco que se forma rellenando de pajas
y trapos un traje viejo de hombre o mujer. (Casar de
Cáceres). En Coria se les llama mamarrachos y en Cáceres,
febreros. En Coria se usan principalmente en las fiestas
de toros. Cierran las puertas y sueltan los toros por las
calles. El muñeco, cogido con dos cuerdas desde dos
ventanas de una calle, espera al toro, y al ser acometido,
tiran de él hacia arriba, burlando la acometida de la
fiera. Los febreros de Cáceres tienen lugar en Carnavales.
Las lavanderas hacen una pareja, macho y hembra.
Los colocan en sitio adecuado del lavadero para burlar
a las personas que pasan, haciéndoles creer que les
esperan unos señores. Para que la broma sea mayor
colocan groseros atributos.
BUYERO, m. Columpio. (Ribera del Fresno). «Están jugando
al buyero.
CALAMBEARSE, reíl. Columbiarse en la segunda acepción
del Diccionario. En el dialecto vulgar salmantino, ladearse,
inclinarse. (Vocabulario de Alburquerque).
CORROYA, f. Corrobla, juerga. «Ir de corrolla». (Navalvillar
de Pela). Convite que se hace cuando se cierra un trato,
(Badajoz).
CÓTOLA, f. Palo pequeño y grueso, aguzado por ambos extremos,
que usan los niños para un juego que tiene este
nombre. Con el borde de una paleta dan un golpe en
una de las puntas de la cótola y al saltar ésta la tiran a
distancia con la misma paleta. (En Zamora le llaman
toña). «Jugar a la cótola». Muy corriente.
PATAMOÑAS, f. pl. Gestos o virajes, que en son de burla o
broma hace una persona a otra. Lo mismo que carantoñas.
(Voc. de Alburquerque).
CHICHIRIMUNDI. Lo mismo que titirimundi. (Vocabulario de
Alburquerque).
ESCHICHAR, tr. Tocar uno a otro cuando están jugando.
(Tamurejo).
FURRIOLA, f. Una juerga, generalmente en el campo. «Han
estado de furriola». (Badajoz). En otros lugares, como
Guarefia, se dice furriona.
CHICHIRIVÍA, f. Nombre de un ave. Se dice en el siguiente
canto infantil:
«Paloma, paloma—, la chichirivía—, la gata rabona-",
la muerte te coma—, el gato rabón--, ¡perdone por Dios!»
(G.a Plata. Rimas infantiles. R. de E., 1903, página 66),
En Badajoz, chuchuruvía. Lo cantan los muchachos detrás
de la comitiva de las bodas, pidiendo les tiren monedas.
Cantan así: «Madrina pelona—la muerte te coma—, la
chuchuruvía—, la gata paria—y el gato rabón—. ¡Ruin,
ruin!»
GUINDARSE, refl. Columpiarse. (Casar de Cáceres).
LA BIYARDA, f. Lo mismo que cótola. (Badajoz).
PIUTANA, f. Palo grueso y corto terminado en punta por los
dos extremos, que utilizan los niños en un juego. Con
un palo largo o con una paleta que se llama mocho, dan
un golpe a la piotana en una de las puntas y al saltar la
lanzan con otro golpe del mocho a larga distancia. (En
Zamora le llaman toña. (Alburquerque).
MUCHO, m. El palo con que dan a la piotana. V. piotana.
(Alburquerque).
CHICHA (LA), f. Se llama así a un juego parecido al tango,
en el que usan en vez de una piedra, puesta en pie, un
palo llamado chicha. (Badajoz).
TANGO, m. Juego de mozos. Ponen en el suelo un trozo
cilindrico de madera o de piedra, sobre el cual colocan
monedas. Tiran contra él a distancia con piedras planas,
y gana quien acierte a dar en el tango de forma que las
monedas queden más próximas a las piedras con que
tiró el jugador. (Muy corriente en Badajoz y Cáceres).
También es usado este juego con este mismo nombre
en Zamora. Se aplica también al lugar donde se coloca
el reclamo de la perdiz.
CHILRRAERA, f. La Carraca. (Badajoz).
ENGANCHAR. Echar todas las bellotas en un hoyo. Hay un
juego de mozos y mozas, en que gana el que enganche
todas las bellotas. (Villanueva de la Serena).
ENTERA, f. Juego de niños, que consiste en saltar unos por
encima de otros. (La Roca de la Sierra).
ESCOLICHAR, tr. Ganar a uno en el juego todo lo que tiene,
por suerte o por trampas. En Zamora se dice espoluchar.
(Cabeza del Buey).
GAYO. «Correr los gayos». Torneo de los mozos del pueblo.
Tienden una cuerda a una conveniente altura, sujeta a
dos árboles. Cuelgan un gallo y los mozos, al pasar
corriendo bajo la cuerda, montados a caballo, han de
cortarle la cabeza de un golpe. Gana el que corte más
cabezas. (Se celebra este festejo en varios pueblos de
Badajoz y Cáceres, principalmente en los días de Carnaval.
Antruejo).
GAYURON, m. Corro que forman los niños en una clase de
juego. «Vamos a jugar ar gayuróne. (Sancti-Spíritus).
GOLONDRÓN, m.
«Es un árbol de tal naturaleza
que se le arranca la corteza;
tiene atrás dos golondrones
y da la fruta a rempujones».
Adivinanza que se halla en el Folk-lore extremeño,
página 53. El que la ha recogido, D. Matías Ramos
Martínez, pone en una nota: Golondrones. Ignoramos
el significado de esta palabra.
JARAMUGO, m. El que toma parte en la fiesta de la borrasca.
(Ceclavín, Cáceres).
JOCHE, m. Agujero que hacen los niños en el suelo, entre
piedras, donde echan, desde ciertas distancias, un puñado
de semilla de ricino o de judías pintadas. En Don
Benito se dice jonche. (Cabeza del Buey). Este juego es
parecido al de los bolindres.
MACULIYO, m. Nombre que se da a ciertas bromas propias
de Carnaval, broma pesada de carácter erótico. Dos
mozas sujetan a un mozo: una por los pies y otra por
la cabeza, poniéndolo boca arriba. La que lo sujeta por
la cabeza le da golpes con la rodilla. Es del mismo
género que la artilleja. <Están jugando al maculiyo».
(Castilblanco).
ARTILLEJA, f. Es como el maculillo, otra broma pesada y de
carácter erótico, propia de Carnaval. Las mozas sujetan
al mozo, poniéndolo boca arriba. Le ponen estopa o
esparto debajo del vientre, la encienden y la cubren con
una vasija, imitando la aplicación de las ventosas. Le
golpean con unas cuernas que le entran por las entrepiernas,
de atrás a adelante y de adelante hacia atrás,
acompañando todo esto de cantares y burlas eróticos.
«Te vamos a hacer la artilleja». (Castilblanco).
MANTEAR, tr. Tirar una cosa de uno a otro. Hay un juego
típico, en que se emplea esta palabra. Se reúnen varios
mozos y mozas, formando círculo. Mantean un cántaro
de uno a otro. Pierde el que no lo coja y lo deje caer
en el suelo. (Fuente del Maestre, Almendraiejo y otros
pueblos)
MICHOS, m. u. en pl. Castigos que dan al que pierde en un
juego de cartas llamado el burro. Cada carta que va
saliendo indica la clase de castigo: pellizcos, golpes,
etcétera. «Aquel ha perdido. Vamos a darle los michos».
(Castilblanco).
MISQUILIGRIYO, m. Juego infantil de naipes (Chamizo,
«Miajón»).
MONA, f. Gallo, al que tapan las puyas para enseñarle a pelear
con otros. (Badajoz).
PELELE. Una especie de muñeco corpulento, vestido de hombre,
que antiguamente sentaban en sillones, a la puerta
de las casas, en los barrios bajos, en grotescas y hasta
sucias actitudes.—Pedazo de pelusillas esféricas que,
sueltas de las alcachofas del campo, cuando están secas,
revolotean a impulso del viento veraniego. Los chicos
las cogen suavemente por sus delicadas rebarbas y les
cantan:
«Pelele, pelele—, tu madre te quiere—,
tu padre también—, ¡arriba con él!»
Y soplan al pelele, que sube mientras los muchachos
lo contemplan y corren tras él, para atraparlo y cantándole,
volverlo a soplar. (Villanueva de !a Serena). Traje
de niño, que tiene los pantalones y el cuerpo unidos.
(Badajoz).
PINITOS, m. pl. Equilibrios. «Jacer pinitos» es hacer equilibrios.
También se dice de los primeros pasos que dan
los niños cuando empiezan a andar. (Badajoz).
RAMOS, m. pl. Bailes que se celebran en las puertas de las
iglesias, todos los domingos de Mayo, al son del tamboril
y la gaita. (Plasencia).
REPIONA y REPEÓN, f. Peonza, peón en la 4.a acepción del Diccionario.
(Frecuente en toda la provincia). En Don Benito le llaman repeón.
REPIONELA, f. Peón muy pequeño. (Guarefia).
BOLA, TROMPO y TORNERA. Bola. En este pueblo es una variedad de repeón.
En Don Alvaro le llaman también trompo. En Cheles le
llaman tornera. «Vamos a jugar a la tornera».
REPIAR, int. Dar vueltas. Se aplica a la repiona, cuando da
vueltas girando sobre la punta. También erizarse el
cabello. «Se le repían a uno los pelos». (En tods la
provincia de Badajoz).
ROLE, m. Piedrecita o canto plano, que usan los niños en el
juego de este nombre. «Vamos a jugar a la role». Di.
bujan en el suelo una figura formada por varios cuadrados
o casillas; el niño echa la role en cada una de las
casillas y la ha de sacar andando con un solo pie y sin
pisar las rayas o líneas de las casillas. (Badajoz).
RUEDA, f. Baile típico. Se cogen los hombres y las mujeres,
formando una rueda y luego bailan. (Badajoz y muchos
pueblos).
SAMPARIPAYO, m. Muñeco de trapo que pasean los mozos
por la calle el día 1.° de Mayo. (Alburquerque).
SOCOQUIN, m. Juego de muchachos, que consiste en colocarse
de bruces uno, al cual los otros le van dando
golpes suavemente en la espalda, alternando con el
codo y los nudillos de los dedos y diciendo a la vez:
Socoquin, sococán, de la vera vera-van, del palacio a la
cocina, dime ahora cuántos dedos tienes encima. (Badajoz,
Alburquerque y otros pueblos).
SOCOTREO, m. Ajetreo. Sacudida, movimiento de vaivén
que sufre uno al ir en carro, carreta o caballería. (Vocabulario
de Alburquerque).
ALELUYA, f. La fiesta del Sábado de Gloria. La feria de
borregos que se celebra este día, en que es costumbre
comprarlos para los niños. En Badajoz, el Domingo
siguiente al de Pascua, se celebra la Romería de Bótoa
y gran parte de los borregos de la aleluya terminan en
la caldereta, que es la merienda obligada en aquella
romería.
G. Plata recogió en Alcuéscar la siguiente copla:
«¡Aleluya, Aleluya, «¡Aleluya, Aleluya,,
rebibió Cripto, madrina mía,
y mi madre me compra te dejo l'aleluya
el borreguito!» pa que la fríah!»
(El Sábado Santo, al toque de Gloria, los muchachos
corren por las calles y tiran piedras a los zaguanes. Esas
son las Aleluyas que dejan a sus madrinas. G.a Plata.
R. de E., 1902, página 362).
CHAQUETIA, f. Obsequio que se hace en algunos pueblos
(Los Barros) el día de los Santos. Las familias obsequian
con castañas, nueces, manzanas, etc., etc., a los niños.
Pedir la chaquetia». Los niños la piden con la siguiente
cantinela:
¡Tía, la chaquetia!
Los pollos de mi tía
unos la cantan
y otros la pían
y otros la dicen:
¡castañas cocías!
DICHO, m. U en la frase «tomar los dichos». La petición de
mano o convenio matrimonial. (Muy corriente en toda
la provincia).
BRAGUETAZO, m. Boda que hace un hombre con una mujer
rica. «Fulano ha dado un braguetazo». (Badajoz).
HABLATORIO, m. Petición de mano. (Talavera la Real). Tamb
én se dice pitorio.
PITORIO, m. Petición de mano. (Talavera la Real). También
se dice hablatorio.
R1SORIO, m. Risa. Fiesta en donde se ríe mucho la gente.
(Guareña).
DISANTO, m. El día en que hacen fiesta de quincena los
pastores y demás obreros del campo. «Ponte las botas
de los disantos». (Badajoz). También llaman disanto a
otras fiestas.
LUMINARIA, f. Lumbres que se hacen de tomillo o romero
en las noches de la víspera de San José. Alrededor de
ella saltan los mozos con grandes palos. (Talavera la
Real).
PALOMA, f. Mezcla de agua y aguardiente que se acostumbra
a tomar en las mañanas de fiesta al soltar el toro. (En
algunos pueblos de Badajoz).
REPATAGINA, f. Acción de tirar algo a muchas personas, casi
siempre a niños, para que lo coja el que pueda. «Tirar
a la repatagina». (Badajoz). En Zamora se dice rebatina

Supersticiones

BISARMA, f. Cosa grande y aparatosa que infunde miedo.
(Voc. de Alburquerque).
BREVET ÍN, m. El conjunto de símbolos amuléticos. En algunos
pueblos se llama así la bolsita de forma de corazón para
guardar los Evangelios. «Ese niño está siempre malo
porque no tiene brevetín». (En la provincia de Badajoz).
MAROTO, m. Un ser fantástico que se evoca para amedrentar
a los niños. «Que te coge el maroto>. (Garrovilla).
MORACANTANA, f. Fantasma con que se mete miedo a los
niños. (Chamizo, «El Miajón»).
PANTARUJA, f. Fantasma. Es una persona que a media noche
se viste con una sábana blanca, un puchero con una
bola en la cabeza y dientes de ajo en la boca. Esto lo
hacen para conseguir alguna cosa, asustando a la persona
de quien lo esperan. (En Badajoz y varios pueblos de la
provincia).
ZARAGUTIA, f. Espantajo que se dice salía por las calles a
altas horas de la noche. (Calzadilla de los Barros).

LA CASA Y LA VIDA DOMÉSTICA

La edificación. La cocina y los utensilios de la casa

ABANGAO, adj. Abombado. Se dice del piso que no está
llano. (Alburquerque, Almendral y otros pueblos).
AJUNDIRSE, refl. Hundirse. Muy corriente en la provincia de
Badajoz. «Se ajundió la casa».
ARANDEL, m. El atrio de la iglesia. «Se reunieron en el arandel
de la iglesia». (Casar de Cáceres).
BAJANTE, m. «Las bajantes de los tejados». El tubo de latón
por donde baja el agua desde el canalón del tejado
hista el piso.
BOCARRÚO, m. Las gárgolas de las iglesias y en general de
todos los edificios. (Casar de Cáceres).
BOTO, m. Casa pequeña y vieja. (Herrera del Duque, Badajoz).
BOLANDERA, f. La piedra final, superior de una cerca.
(Badajoz).
BUJERO, m. Agujero. Muy frecuente su uso. «Jasta que el cholro
del pezón rebose—los bujerinos de tus tragaderas».
(Chamizo, «El Miajón».
CALAVERNO, m. Osario. (Fregenal de la Sierra).
CAÑIZO, m. Especie de techo formado por cañas, donde se
colocan las castañas para que se hagan pilongas. (San
Vicente y Valencia de Alcántara).
CÁNCAMO, m. Anillo de hierro que entra a tornillo en la
madera. (Badajoz).
COLADA, f. Pasillo de la casa estrecho y largo. (Alburquerque).
CUQUERO, in. Vivienda muy reducida y pobre. «Esa casa es
un cuquero*. (Badajoz).
CHIYE, f. El conjunto de maderos que sostienen un techado.
Está provisto de puntas para colgar objetos en el techo.
(Campanario). Chiya, en Don Benito; tiye, en Fuentes de
León)
ENCHIYAR, tr. Poner chiyes en el techo. Tiene uso más
frecuente el p. p. enchiyado. (Campanario).
REJENDUJA, f. Rehendija, abertura muy estrecha. (Fuenlabrada
de los Montes).
RUNDIRSE, refl. Caerse, rendirse, arruinarse. Se dice de las
personas y cosas. «S'ha rundió*. «Cuando con la jacha
descuajo la jesa—, las ramas se runden—, la jacha se
meya». (Chamizo, «El Miajón*). Por toda la provincia
de Badajoz).
DOBLAO, m. El desván de la casa, donde se guarda la chacina
y el grano. Lo que por la provincia de Zamora se le
llama sobrao. (Por toda la provincia de Badajoz).
GANGO, m. Cantina. «Se pasa el día metido en el gango.
(Oarbayuela, Badajoz).
HUEYIGA, f. Huella. También se emplea como sinónimo del
estado del piso; así se dice que tiene buena o mala
hueyiga. (Voc. de la Sierra de Gata. D. Berjano).
JARÁ, f. La canal de un tejado, que está tocando a la chimenea.
(Badajoz).
TOPETÓN, m. Vasar o repisa de piedra o ladrillo, que tienen
las chimeneas de las cocinas de campan, donde se
colocan las vasijas y demás útiles de cocina. (En toda
la provincia).
POYETÓN, m. La cornisa de la chimenea. Un sitio del
purgatorio donde se va a bailar. Se dice en tono de
broma. Irse al poyetón. «Irse a bailar al poyetón, es morirse
soltero».
Poyito, pí, pí, pí, pí,
yo me quería casar
por no ir al poyetón,
que allí se pasa muy mal.
Acudid en mi favor;
con uno me basta a mí
por no ir al poyetón,
que aquellos tormentos
no puedo sufrir. (En Badajoz).
SOTARRAÑO, adj. Subterráneo. (Alburquerque). Lo mismo
que soterraño en otros pueblos.
SUADERO, m. Enjalma. (La Roca de la Sierra).
TENDERETA, f. Lugar en donde hay muchas cosas resueltas
y desordenadas. (Alburquerque). -Nada está en su sitio.
Aqueyo es una tendereta». (Badajoz).
TENGUERENGUE, f. Cosa poco estable, que se cae a la
menor sacudida. (En toda la provincia de Badajoz).
TIMBIRIMBA, f. Tablado sencillo y mal construido, que se
derrumba fácilmente. (Badajoz).
TIMBIRIMBAO, m. Derrumbamiento de cosas poco seguras.
«Menúo timbirimbao que se va a armar. (En toda la
provincia de Badajoz).
MORIYO, m. Piedra grande de grano que se coloca en el
frente de la chimenea de campana, para evitar que la
llama perjudique a la pared. (Alburquerque y Badajoz).
En Zamora se llama morrillo.
JUMERO, m. La chimenea. (Corriente en las dos provincias).
«Tu corazón es más negro
que el jumero de tu casa,
y pa quitale la tizne
n'hay dinero 'n toda España*.
(0.a Plata. R. de E., 1905; página 526). En Chamizo,
cañón de la chimenea por donde sale el humo.
TISNERA, f. La piedra que se pone detrás de la lumbre en
las chimeneas de campana. Se llama también trashoguera.
(En toda la provincia).
TRASHOGUERA, f. Lo mismo que tiznera.
TUERO, m. El trozo de leño grueso, generalmente un tronco,
que se pone en la piedra trashoguera de las chimeneas
de campana. «El mejor tuero, para Abril y Mayo lo
quiero». (Frecuente en la provincia de Badajoz).
TUPITAINA, f. Hartazgo. (Voc. de Alburquerque).
CANDELA, f. La lumbre, el fuego, generalmente el de la
cocina. «Pon el puchero en la candela». (Muy corriente
en Extremadura).
CHAMUSCA, f. Escobas u hojas secas que se destinan a
chamuscar los cerdos. «Ya está preparada la chamusca».
(En toda la provincia de Badajoz).
CHASCARINA, f. Brasas de tarama. Fogata producida por
las ramitas delgadas que, al arder, estallan ruidosamente.
Riña ruidosa en que hay golpes y palos. (Vocabulario
de Alburquerque). Es corriente en toda la provincia.
CALDA, f. Temperatura muy elevada. De cálida, como caldo
de caldus.
«El jorno sin la calda
no cuece el pan,
corazón sin calor
no puede amar».
(G. Plata. R. de E., 1905, página 526).
PICÓN, m. El cisco para el brasero.
PICONERO, m. Persona que hace el picón.
TIERRIYA, f. Carbón menudo que se mezcla con el picón
para el brasero. (Badajoz).
PURRA, f. Los residuos de la lumbre. Las escorias que quedan
cuando ya se va acabando. «Ahí no hay más que purra.
(Campanario).
ARRIMADOR, m. Trébedes. (Voc. de Alburquerque).
TRÉBEDES o ESTRÉBEDES, m. pl. Utensilio de hierro que se pone para
sostener la sartén en la lumbre. (Badajoz, Calzadilla de
los Barros y otros pueblos). Usada también en Zamora.
GATO, m. Soporte de hierro para sostener los pucheros. (San
Vicente y Valencia de Alcántara).
DORNIYO, m. Cuenco de madera, en donde hacen el gazpacho
los pastores y la gente de campo. (Azuaga).
YARES, m. pl. Cadenas pendientes de un palo, de las cuales
se cuelga el caldero para guisar. El Dic. pone llar, como
usada en Asturias, Salamanca y Santander.
JURGONERO, m. El hierro con que se jurgonea la lumbre.
(Badajoz).
JURGONEAR, tr. Hurgar, remover una cosa. Se aplica especialmente
a la lumbre. «No jurgonees tanto la candela».
(Badajoz).
MUEYES, m. pl. Las tenazas de la lumbre. (Badajoz).
ACHIPERRES, en pl. m. Trastos viejos e inútiles. Usado
también en Zamora, Salamanca y Avila. (Vocabulario
de Alburquerque. A. Cabrera y J. Alemany):
ALBEDRÍO, m. Capa interior de los pucheros. (La Roca de la
Sierra). El barniz brillante que tienen por dentro las
vasijas de barro. (Frecuente en muchos pueblos de
Badajoz).
ALMOFIA, f. Especie de cazueia de barro donde se sirven
habichuelas y judías. (Badajoz).
ASAO, m. Puchero grande con asas, parecido en la forma a
una tinaja, usado principalmente en las matanzas. Se
fabrica en Arroyo del Puerco y se llama también bote.
Se emplea también para llevar el agua de las fuentes.
BOTE, m. Lo mismo que asao.
AZARCÓN, m. Jarrón de barro colorado, de cuello corto y
estrecho, con un asa, que se hace en Salvatierra y se
usa para calentar agua en la lumbre. Es voz árabe que
significa roja por el color del barro. (Salvatierra). En
otros lugares zalona, salona. En La Morera se llama jarro.
ZALONA y SALONA, f. Jarrón de barro colorado, de cuello corto y
estrecho, con un asa, que se utiliza para calentar agua
en la lumbre. En Salvatierra se le llama azarcón, voz
árabe que significa rojo aludiendo al color.
BARREÑA, f. Cazuela grande, de madera de encina, donde
comen los mozos del campo el gazpacho. (Quintana de
la Serena y Alburquerque).
BERNAGAL, m. Copa de barro. «Tráeme agua en el bernagal».
(Villanueva de la Serena).
ESCANFAOR, m. Vasija de barro con cuello largo y dos
agujeros para calentar el agua en las lumbres de leña.
Está siempre preparado para añadir agua al puchero,
cuando la vaya necesitando. (Alburquerque).
CÚCHARRO, m. La panera o artesa donde hacen el pan.
(Villanueva de la Serena, San Vicente de Alcántara, La
Morera y en la parte Sur de la provincia). Panera o
panero que se utiliza para lavar la ropa. Recipiente de
corcho usado para beber.
DAMAJUANA, f. Botella grande, muy corriente. (En el Vocabulario
argentino y boliviano de Ciro Bayo, está incluida
como andaluza.
«Más quiero una damajuana
que una dama juanita,
porque con la damajuana
todo pesar se me quita».
ESPICHE, m. Botijo que se usa para conservar el agua Fresca.
Tiene dos bocas, una muy estrecha por donde se bebe
a chorros. En Zamora se llama barrila.
ESBOCINAO, adj. be dice de toda vasija que tiene la boca
rota. (Badajoz). También se oye en Zamora.
GARLE. Usado en la frase «beber al garle», o sea, beber a
chorro por el espiche de un botijo. (Cabeza del Buey).
PIPORRO, m. Botijo para agua o vino. (Cáceres y Badajoz).
FONI, m. Embudo. (Badajoz y Alburquerque).
GIPOTA, f. Botella de barro para agua. (Badajoz).
JARREÑA, f. Cuchara de hierro, especial para der vuelta a la
comida.
«Me c. en los jabichuelos
y en la tierra que los cría
y en la cuchara jarreña
y en la cochina almofía,
V. almofía. (Villanueva de la Serena).
DITERA, f. Aceitera. (Talaván, Cáceres). N. Izquierdo. Revista
de Extremadura, 1901).
BANCA, f. Banco tosco de madera de encina con cuatro patas,
donde se colocan los cerdos para matarlos. (Alburquerque).
RAYO, m. Una vasija de barro con agujeros que se mete en
la tinaja, para que entre el vino que queda entre la
madre. (Alburquerque).
CALAMBUCO, m. Cubo. (Trujillo). Se emplea también en
otros pueblos de la provincia de Cáceres).
TIESTO, m. Toda vasija rota, de barro, que se aprovecha
para servicios domésticos. No sólo para macetas. Hay
muchachos que se acostumbran, cuando se aproximan
las fiestas de Navidad, las matanzas y otras fiestas de
invierno, a reunir los tiestos inservibles para arrojarlos
en los zaguanes de las casas y asustar con el istrumpido
que hacen. (Almendralejo).
ENDOQUE, m. Máquina o artefacto para llenar los embutidos.
(Voc. de la Sierra de Gata. D. Berjano. R. de E., t. XII,
página 483).
SOLIMÁN, m, Una piedra de grano blando que se desmorona
fácilmente y se usa para fregar. (Alburquerque).
PANERO
o PANERA, f. Artesa en Castilla. Recipiente de madera para
lavar la ropa. (En Badajoz muy usada).
TAJUELA, f. Pieza de madera donde se arrodillan las mujeres
para lavar. (Badajoz).
TAPIÑA, f. Tapadera de corcho que se ajusta a un cántaro u
otra vasija. (Cabeza del Buey). El tapón de madera de
forma cónica para tapar los conos o tinajas de los vinos.
(Ahillones). Así también en Guareña. (Chamizo, «El
Miajón»).
YANA, f. Cucharón plano can agujeros. (Alburquerque).
ZURRIQUE, m. Bocoy o tonel pequeño para el vinagre.
(Badajoz).
ENFALAGAR, tr. Limpiar la loza con agua clara. (Salvaleón,
Badajoz).
ALGOLIFA, f. Aljofifa. Paño basto de lana para limpiar el
suelo.
ALGOLIFAR, Aljofifar. Limpiar el suelo con el trapo de fregar
o algofifa.
ABURAR, tr. Quemar. Se aplica al ardor que produce en el
paladar el picor de la guindilla. En Don Benito significa
atinar. En el Vocabulario de palabras y frases bables de
A. de Rato se encuentra amburar, quemar.
ATURRARSE, refl. Torrarse o tostarse. «Quítalo de la candela,
Se está aturrando eso*. (Badajoz).
CHURRISCARSE, refl. Tostarse. (Badajoz).
CHIRRINCAPEOS, m. pl. Ramas y hojas de brezo, llamadas
así por el ruido que hacen al ser quemadas. (Vocabulario de Alburquerque).
EMBARRAR, tr. Enjalbegar las paredes. (Por toda la provincia).
El Dic. la pone como usada por Avila, Extremadura,
Salamanca y Zamora. En Zamora dicen solamente
encalar.
FECHADURA, f. Cerradura. Muy usada en Badajoz, sobre
todo en la zona fronteriza con Portugal. Parece palabra
portuguesa.
FECHAR, tr. Cerrar. Como la anterior.
SERVIDOR, m. Orinal. (Jerez de los Caballeros). En toda la
provincia de Badajoz al orinal se le llama escupidera y
a la escupidera escupidor. En mnchos sitios le llaman
también mico y mica.
y MICA, f. Orinal. (En toda la provincia de Badajoz).
MELGUERA, f. Escondrijo donde se guardan cosas de comer
o dinero. (Voc. de Alburquerque).
GALGUERA, f. Lecho, cama. «Me voy a la galguera». (Garbayuela,
Badajoz).

Comidas. De los productos del cerdo. Repostería

AGUINALDO, m. Chorizo pequeño.
«No quiero jigoh cocosoh
ni bellotah con bentana
y sí quiero 'n aguinaldo
para almozalo mañana».
Llaman aguinaldo a un chorizo pequeñito. (G. Plata.
R. de E., 1903, página 67).
ALMA, f. Tocino del cerdo que sólo comprende una franja
desde el cuello a la parte posterior del vientre. (Chamizo
«El Miajón».
AUPARSE, refl. Hartarse. También hincharse. «Se ha aupao
de tanto comer». (Badajoz). En Zamora se dice de uno
que está aupao, cuando está incomodado.
BAJEADO, p. p. de bajear. Se dice del tocino cuando despide
mal olor, por descomponerse a causa de la humedad.
(Badajoz).
BAJEAR, intr. Despedir mal olor la carne o pescado que
empieza a corromperse. (Voc. de Alburquerque).
PELETÁ, adj. Hartada de una cosa. «Está peletá». (Navalmoral).
BUCHE, m. Embuchado. Un embutido que se forma llenando
con masa de chorizo el estómago del cerdo. (Badajoz,
Alburquerque y otros pueblos).
CACHUELA, f. Dic. «Guisado que hacen en Extremadura
con la asadura del puerco». Consiste en una fritada de
sangre, hígado, bofe y gorduras con ajo y pimienta
negra.
CALDIYO, m. Guiso que se hace en las matanzas con agua,
sangre y algunas visceras del cerdo. Es costumbre en
las matanzas obsequiar a las amistades con un poco de
caldillo o de cachuela, que es muy apreciado. (Por toda
la provincia de Badajoz).
BOTO, adj. Se aplica esta palabra a la sensación que se experimenta
en la dentadura, después de comer una fruta
ácida. «Me han quedado los dientes botos». (Por toda
la provincia de Badajoz). Estar boto. Carecer de inteligencia.
Se dice por Peñalsordo.
BRASA, f. «Que riñe la brasa». Equivale a decir que el cocido
espera y se gasta la lumbre en balde.
«A'escuela
que riñe mi abuela.
A casa,
que riñe la brasa».
(G Plata. R. de E., 1901, página 63).
CARACO, m. El estómago de los cochinos en las matanza.
«Vamos a picar los caracos». (Badajoz).
COJONDONGO, m. Ensaladilla de pimientos, tomates y pepino.
(Almendralejo).
CONDUCHAR, tr. Gastar una cosa con cuidado para que no
se acabe pronto. (Badajoz).
CONDUCHO, m. Residuos de la matanza del cerdo: grasa y
trocitos de chorizo que se utilizan para untar las tostadas
de pan. (Muy extendida en la provincia de Badajoz). Y
en general a todo lo que se come con el pan. «Como
pan solo, porque se me ha acabao el conducho».
CONDURAR, tr. Conduchar, o sea, gastar una cosa poco a
poco para que no se acabe pronto. (Valencia de Alcántara).
CHACINA, f. Así se llama en general a todos los productos
que resultan de la matanza del cerdo. Más concretamente
a los embutidos. «Está reumático de comer tanta
chacina». (Muy corriente en toda Extremadura).
CHIPITÓN, m. Chorro de leche de la teta. «Que asín el
chipitón saldrá seguío». (Chamizo, «El Miajón»).
EMPANDINARSE, refl. Empacharse de beber agua. (Badajoz).
EMPRINGARSE, refl. Mancharse con pringue. Ensuciarse con
grasa o con cosa grasienta. «Te s'empringue con el vaho
de süores». (Chamizo, «El Miajón de los Castúos».
(Muy corriente en la provincia de Badajoz).
ENRATARSE, refl. Hartarse de pringue. «El día de la matanza
se enrató y tuvo una gran indigestión. (Calzadilla de los
Barros). En Zamora se usa esta palabra en el sentido
de liarse o entrelazarse, de forma que se hace difícil
deshacer el lío o desenredarlo. «Esos hilos están muy
enratados».
MESTURA, f. Mezcla.
MESTURAJE, m. Pócima, mezcla de muchas cosas. «Vaya un
mesturaje que está jaciendo». (Badajoz).
MESTURAR, tr. Mezclar. (Las tres muy corrientes en la provincia
de Badajoz).
MARIO, m. Bollo de chicharrón aplastado. (Alburquerque).
MORAGA, f. Trozo de carne que sirve de prueba en las matanzas.
(Campanario).
MOLONDROSCO, m. Picadillo de chorizo, morcilla, etcétera,
aliñado ya y dispuesto para ser embutido. «Ya está
preparado el molondrosco para embutirlo». (Las dos
Orellanas).

El pan


ASOYAMAO, adj. Dícese del pan quemado por encima y
crudo por dentro. «Este pan no está bien cocido; está
asoyamao». Tiene forma de p. p. de asoyamar. (En toda
la provincia de Badajoz). En Zamora dicen que está
arrebatado.
ENJORNAR, tr. Preparar el horno para cocer el pan. (Alburquerque).
EMPANDURRAO, adj. Dícese de la masa del pan o de otra
cosa que tiene exceso de agua. «Eso está empandurrao
de agua». (Voc. de Alburquerque).
LUDIA, f. La levadura del pan. (En toda la provincia).
JURMIENTO, m. Levadura para hacer el pan. (Alburquerque
y otros pueblos). En Zamora se llama hurmiento. De
fermentum.
JEÑIR, tr. Preparar la masa del pan. El Dic. pone hiñir, de Sal.
(Navalmoral).
MIAJÓN, m. Esencia, jugo, tuétano. Así define Ortega Munilla
esta palabra en el prólogo de «El Miajón de los Castúos
», del inspirado poeta extremeño, Luis Chamizo.
Miga de pan (Chamizo, en «El Miajón de los Castúos»).
Por migajón. Lo que en algunos sitios de la región leonesa,
como Zamora, se llama molledo.
TELERA, f. Panes de forma especial. (Badajoz).

Dulces

ALAJÚ, m. Confitura formada por una masa de miel y nueces,
émparedadas entre dos hojas de oblea blanca. (D. Berjano.
Voc. de la Sierra de Gata). •
CRISTION, m. Es una fruta de sartén de composición análoga
y de la misma forma que el gañote: de éste nos da el
Diccionario una definición no muy exacta: aquél encierra
un origen histórico y lleva nuestro pensamiento
hasta las fiestas de la cristiandad, (G.* Plata. Rimas Infantiles
R. de E. 1902, página 363).
Pó la señá—de la caná,
cay' uña teja—mat' una vieja,
cay' un chinato —mat' un muchacho,
cay' un cristión—me dió un coscorrón,
mejó pa mí—que me lo comí.
DORNAJO, m. Bollo con que se obsequia a los invitados de
las bodas, después de terminada la fiesta. (Valle de
Santa Ana).
JÍCARA, f. La porción de chocolate con que se llena una
jicara. «Dame una jicara». Se entiende una jicara de
chocolate. (Badajoz).
NUEGADO, m. Dulce hecho de una fritura especial, utilizado
en las bodas de los pastores. (Alburquerque).
PERRUNIYA, f. Especie de bollo hecho de harina, azúcar,
huevo, aguardiente, etc. (Por toda la provincia).
PIÑONATE, m. Dulce que consiste en un frito formado de
harina, huevo y miel. (Badajoz).
POLEA, f. Dulce compuesto de harina, miel y leche. Caldera
de poleas a lo rico. Los pastores suelen celebrar la fiesta
de las Candelas preparando una buena caldera de poleas
a lo rico, según dicen, o sea, con poca harina y mucha
miel y leche. (G.a Plata. R. de E. 1900, página 117).
PRESTIÑO, m. Dulce hecho con harina, aceite, aguardiente
y otros ingredientes y después se fríe y se le echa miel.
(En toda la provincia de Badajoz).
REGILAIYO, m. Un dulce de la misma composición que el
muégado, formado de harina frita mezclada con miel
que se ponen entre hostias en vez de formar rosca como
aquél. (Campanario).
ESBORONARSE, refl. Desmoronarse, convertirse en polvo
una cosa. «Son tan suaves esos dulces que se esboronan
en la boca». (Badajoz). También se dice así en Zamora.
JALUSO, adj. Goloso. (Voc. de Alburquerque).
LAMBIAR y LANGUIOSO, tr. Lamer, muy corriente en el habla rústica.
«Ese gato le está lambiendo la cara». (Badajoz).
LANGUIÑOSO, adj. Mustio. Ún estado blanducho y húmedo
en que se ponen los manjares o vegetales, que de
ordinario están rígidos y tiesos. Lo produce la humedad
o la helada. (Badajoz).

Otros guisos y comidas

ACONDUCHAR, tr. Distribuir el pan y el conducho o condumio
que con él se ha de comer, de manera que no falten ni uno ni otro hasta el último bocado. (Voc. de
Alburquerque).
AJO DE PECES, m. Un guiso de peces, con cuyo caldo se
hacen sopas. (Badajoz y Cáceres). ,
ALMORRAQUE, m. La salsa o ensaladilla, que en otros pueblos
se llama boronía o alboronía. (Badajoz).
BORONÍA, f. Comida formada por tomate y bacalao, todo
frito. (Salvaleón y algunos pueblos del partido de Almendrajejo).
APIPARSE, refl. Hartarse de comida.
ARREBANAR, tr. Cortar pedazos largos de pan. Cortar a uno
un órgano del cuerpo. Matar. «Le arrebanó el pescuezo».
(Frecuente en toda la provincia).
APOIPAO, á, adj. Dícese de la persona bien cuidada y atendida
con esmero. (Voc. de Alburquerque).
ARROCINAR, tr. Apechugar con una cosa. Se emplea en las
comidas, aunque también se usa refiriéndose a cosas
que no son de comer. «Arrocina esa carne». (Fregenal).
AÑURGARSE, refl. Añusgarse o atragantarse al comer o beber.
(En Casar de Cáceres).
BOCHINCHE, m. Sorbo de agua que llena toda la boca.
(Quareña).
BOCHINCHEAR, intr. Beber a bochinches. «Chupa jondo y
bochinchea». (Chamizo, «El Miajón de los Castúos»).
BOFE, m. Carne que se da a los gatos. «Echarse como gato
a bofe». Tirarse a una cosa con mucha ansia. (Badajoz).
CACHORREÑA, f. Sopa de pan cocido con aceite y cebolla,
muy espesa, que toma de desayuno generalmente la
gente de campo. (Badajoz).
CARESA, f. Huevecillo o larva que depositan las moscas en
la carne. (Voc. de Alburquerque).
CALDERETA, f. Un guiso especial de borrego, qué es propio
de los pastores. (Por toda la provincia de Badajoz).
CAYOTE, m. Castañas asadas. (Plasencia).
COJONDONGO, m. Picadillo de tomate, pimiento, pepino y.
' cebolla, todo en crudo. (Almendralejo y los Barros).
CONCALESERSE, intr. Pudrirse la carne y demás comestibles
de carne. En Salamanca, concalecerse, carcomerse, pudrirse.
(Voc. de Alburquerque).
CONDÍO o CUNDIO, m. Algo que acompaña al pan para no comerlo
solo. «No tenemos más que pan seco, hija; ni siquiera
un cachito de condío». (Villanueva de la Serena y otros
pueblos). Provisiones para hacer la comida o cocido.
(D. Berjano. Voc. de la Sierra de Gata). Carne magra.
«Pan y condío». Cosa exquisita, inmejorable. (Chamizo
en «El Miajón de los Castúos»). Queso, tocino u otro
manjar semejante que añaden los amos a la hatada
(Jatá) de pastores y porqueros. (Voc. de Alburquerque).
En Plasencia llaman condío a la morcilla.
CHICHE, f. Una comida especial que hacen en Alcuéscar,
Cáceres. (G.a Plata. «Rimas infantiles». R. E. 1903, página 66).
CHIRRICHOFLA, f. Fritada de carne, jamón, chorizo, lomo,
etcétera. (Voc. de Alburquerque).
ENCETAR, tr. Empezar a gastar, a comer o a pudrirse una
cosa. También en Zamora y Logroño. El Diccionario
tiene encetar, con esta misma acepción. «Hoy s'ha encetao
el vino de ese cono». (Badajoz).
ENGUJAR, int. Hastiar, empalagar. Se dice de los manjares
que hartan pronto, aun siendo apetitosos. «Es un dulce
que enguja mucho». (Badajoz).
TUPIDO, a, adj. Harto. (Trujillo).
ESCURRAJA, f. Escurridura, resto, sobras. Casi siempre se
refiere a la comida. «A mí siempre me tocan las escurrajas
». (Frecuente en toda la provincia de Badajoz y
muy usado también en Zamora).
FRITE, m. Guiso típico del cordero, parecido a la caldereta.
(Alburquerque). t
GANDAYA, f. La comida, el sustento. «Teme que le quiten
la gandaya». «¡Arriba toas, a buscarsi la ganda-ya».
(G. y Galán. R. de E. 1901, página 542).
GRUMO
y GURUYO, m. La masa que se apelotona cuando se están
haciendo gachas u otro frito parecido. Lo mismo que
guruyo. «Muele esa masa, que tiene muchos grumos o
guruyos-. (Badajoz).
ÁGURUYADO, adj. Que tiene grumos o guruyos. «Esa masa
está agurullada».
JARTALGA, f. Hartura. (Chamizo).
JERINGO, m. Una especie de buñuelos. «Me desayuno sólo
con café y dos jeringos». (Muy corriente en Badajoz).
JILIMOJE, m. Ensaladilla, compuesta de tomate, pimiento y
cebolla. Pisto. (Guareña, Almendralejo, Badajoz).
JORIÑO, m. Frito de sartén, hecho con masa de pan mezclada
con aceite y huevos. (Voc. de Alburquerque).
LAMBUCEAR, tr. Comer un poquito de todo lo que se encuentra.
En Zamora se dice lambruciar. «Come de una
vez, y no andes lambuceando».
LAMBUCERO, m. «Es un lambucero». El que lambucea todo,
lo que encuentra. (Badajoz).
MANGOSTO, m. Atracón de castañas cocidas. «Tiene un
mangosto enorme». (Calzadilla de lós Barros).
MENDRO, m. Un trozo o pedazo de alguna cosa de comer.
«Un mendro de chorizo». «Buen mendro t'hastomao».
(Talarrubias). x
MERENDIYA, f. La comida, el refrigerio de la tarde. (Por
toda la provincia).
MERENDIYAR, intr. Tomar la merendilla.
MERIENDA, f. La comida de medio día.
MERENDAR, intr. Tomar la merienda.
MIGAS, U en pl. f. Guiso especial de Extremadura compuesto
de migas de pan frito condimentado con cebolla y ajo,
que se toma en el desayuno. (Muy corriente).
MOJO, m. Comida compuesta de carne frita o pescada frita,
con mucha salsa. (Alburquerque). En Quintana de la
Serena y Don Benito se llama moje. La hacen también
con rabos de corderos asados.
MOJE, m. Lo mismo que mojo,
MOJETEAR, tr. Remojar pan u otra cosa en cualquier salsa o
grasa. «Cogió un mojeteo que no se cansaba de mojetear
». (Villanueva de la Serena).
NAZARONES, m. pl. Grumos que se obtienen del suero,
formando una especie de requesón. (Casar de Cáceres).
PRESA, f. Trozo de carne guisada. La carne, el tocino y el
chorizo del cocido. (En toda la provincia). «Después del
cocido se comen las presas».
PUCHAS, f. Usase sólo en pl. Comida compuesta de harina
y sal, aderezada con leche y miel, igual que gachas.
«M' hicistes la seña
con la cuchara...
Esta noche no hay puchah,
güelve mañana».
( G Plata. R. de E. 1900, página 117). (En Alburquerque
se llama también talvina).
PUCHERA, f. El cocido. «Nosotros todos los días comemos
puchera». (Alburquerque).
RICIAS, f. pl. Desperdicios de las comidas. «Echa las ricias a
los guarros». (Villanueva de la Serena y Trujillo).
RECHILVAR, tr. Freir mucho, hasta qtfedar muy tostado lo
que se fríe. (Salvaleón, Badajoz).
SAJERRAR, tr. Hacer "sajaduras. Aplícase a la operación de
sajar las aceitunas negras, para que tomen bien el aliño.
(Voc. de la Sierra de Gata).
TALVINA, f. Papa de harina o cebada para los cerdos. Le
llaman también puchas. (Alburquerque)
TIBORNIA, f. Comida hecha con pan caliente, sal, limón y
aceite. (Alburquerque).
TRINCAYA, f. Gazpacho que hacen los pastores. (Fuente de
Cantos, Santa Marta y Guareña).
PASTELERÍA. Usado en la frase: «Comer de pastelería». Comer
de extraordinario. (Badajoz).

Labores domésticas. Aseo y vestido

ALABÁN, m. Montón o muchos quehaceres. «Tengo un alabán
de cosas que hacer. (Badajoz).
AMORAGAR, tr. Hacer las cosas atropelladamente y, por
tanto, mal. «No amoragues eso». (Don Benito, Guareña
y otros pueblos).
LABUTAR, int. Trabajar.
LABUTASIÓN. Trabajo, trajín. «Es una cosa de mucha labutasión
». (Ambos en el Voc. de Alburquerque).
ALZAPON, m. Dic.: «Portezuela con que se tapa la parte
anterior de los antiguos pantalones». (Salamanca). También
se dice en toda Extremadura, y hay comarcas en
donde todavía se usa esta clase de pantalones.
COROTO, adj. Desnudo. En cueros. «Está coroto». (Salvaleón).
EMPELOTARSE, refl. Ponerse en cueros. También se dice
ponerse en pelote. Esto es lo más frecuente. (Badajoz).
CALZONAS, f. pl. Las bragas o calzones de los niños pequeños.
CENACHO, m. Bolsa grande que llevan las mujeres para
guardar las compras del mercado. Es de palma o de
junco. (Badajoz, Alburquerque, Quintana, Orellaná y
otros pueblos).
JARAPALES, m. pl. Los faldones de la camisa. «Lleva casi
fuera los jarapales de la camisa». (Muy frecuente en la
„ provincia de Badajoz).
JUGON, m. Chaquetilla de mujer que llega hasta cintura. (En
muchos pueblos de las dos provincias). En Zamora se
dice jubón.
MASCOTA, f. El sombrero flexible. Así lo llaman los hombres
del campo para distinguirlo del sombrero ancho. La
mascota es para los días de fiesta. «Ya tiene la mascota
para casarse». (En casi toda la provincia de Badajoz).
PAVERO, adj. Se dice del sombrero de ala ancha. (Badajoz).
PERENDENGUES, m. pl. Pendientes, y en general, alhajas
de las mujeres. Se dice de los guapos de la novia.
«Arre, burriquito, vamos a Coria a buscar perendengues
para la novia». También se emplea para designar los
atributos distintivos de kitu CRM iereo masculino, indicando con
ello el valor y decisión de una persona. «Ese tiene tres
pelendengues», y suprimiendo el vocablo, «ese tiene
tres y la bailaera, cuatro». (Es corriente en toda la provincia
de Badajoz). También se dice en Zamora.
TOQUIYÓN, m. Mantón de punto. En Zamora se llaman
toquillas y son más pequeñas que un mantón. (En toda
la provincia de Badajoz).
ZAJONES, m. pl. Zahones. (En toda Extremadura). También
se dice en Salamanca.
ADEÑÍO, m. Añadido. Pieza añadida a otra. «'Esta camisa tiene
un roto.—Pues échale un adeñío. -— Trae, que yo la
adiño». (Almendralejo y otros pueblos).
ADEÑIR, tr. Añadir. (Don Alvaro, y se usa también en otros
pueblos).
CARCAÑO, m. Roto del calcetín en la parte del pie. «Vaya
un carcaño que te has hecho». En Zamora se dice:
«¡Vaya unos zancajos!»
CARCAÑAL, m. Como carcaño. «Qué carcañales más grandes
tienes». (Badajoz).
DESJARRAGAYAO, ad. Destrozado, harapiento. Se aplica a
los trajes que ya se encuentran en muy mal uso. «Ese
traje ya esta desjarragayao*. (Puebla de la Calzada,
Badajoz).
JARCIAS, f. pl. La ropa sacia de los niños. «Tengo que lavar
las jarcias-. (Trujillo).
JATEOTA, f. La ropa sucia de los niños de mantilla. «Tengo
mucha jateota que lavar». (Alburquerque).
PANERA, f. Recipiente de madera, generalmente cubierta de
latón la cara interior, para lavar la ropa. En Zamora se
llama artesa. (Corriente en toda la provincia de Badajoz).
BATIERO, m. Una tabla fuerte sobre la cual se bate y se
refriega la ropa. (Azuaga).
RANDIYAS, f. pl. Dic., randa, primera acepción. Estrechos
caladitos que unen los paños de una sábana de lienzo
casero, o pedazos de lienzo entre sí. (Las Orellanas,
Pela y otros pueblos).
REMÚA, f. Remuda. La muda de un mozo de campo.
REMUARSE, refl. Mudarse de ropa interior o exterior. (Alburquerque).
LINOJIL, m. Llamado también liga y faja. Tira de punto hecha
con dos agujas calceteras, donde aprenden las niñas
sus primeros puntos de media. (Orellana la Vieja).
SANDUNGA, f. Puntilla pequeña, de picos redondeados,
haciendo hondas, que sirve de adorno en las ropas y
vestidos. «Esas calzonas tienen una sandunga muy
bonita. (Badajoz).
CORBETES, m. pl. Cordones para las botas. (Badajoz).
CANIYERO, m. Especie de cajoncito de madera, donde se
colocan los canutillos de caña en que se devana el lino
para tejer. Este cate cajón tiene dos soportes de madera
unidos por un largo agujón, transversal, muy grueso,
que movido por un original manubrio, provisto de una
cuerda, acciona horizontal mente con la canilla enhebrada,
devanando rápidamente el hilo. (Las Orellanas, Pela
y otros pueblos). El Dic. no tiene esta acepción.
CUENDA, f. Cordón que se mete por hueco de la jareta.
(Alburquerque, Olivenza y otros pueblos). También se
dice en Zamora.
DAGUIYA, f. Palito fino y labrado, más delgado en una de
sus puntas. Por este extremo se sujeta en la cintura del
vestido. En el otro tiene un agujero hondo, que sirve
para sujetar la aguja de hacer medias. (Las Orellanas).
En la Serena se llama el palillo de hacer medias.
JILANDO. Gerundio de jilar, hilar. También se dice en sentido
figurado del que está distraído. «Escucha, tú. ¿Estás
jilando?» (Villanueva de la Serena).
JUSO, m. Huso de hilar. (En La Serena y otros pueblos).
PALIYERO, m. Aguja de hacer ganchillo o crochet. (Las
Orellanas y otros pueblos).
ARRISCARSE, refl. Vestirse con el traje de fiestas. (Frecuente
en la provincia de Badajoz). «S'arriscan las mozas, luciendo
los guapos y van peripuestas». (Chamizo, «El
Miajón de los Castúos»). (D. Berjano, en Vocabulario
de la Sierra de Gata).
ALFARNATE, m. Lo mismo que farraguas. Persona muy descuidada
en el vestido y en el aseo. (Villanueva de la
Serena).
BORRONOSO, a, adj. Borroso. Que tiene borrones'o manchas.
(Voc. de Alburquerque).
FARRAGUAS, m. Descuidado en el vestir. (Navalmoral). En
Villanueva de la Serena significa sucio y desastrado. En
Alburquerque, muchacho travieso y revoltoso, mal
encarado.
CARRA, CARRINA, y CARRITA. Un muchacho muy apuesto. «Es un mozo más
carrina que ocho cuartos».
CHARRAMANDUSCA, f. .Mujer que viste sin arte ni gusto.
«Es una charramandusca». «Estar a la charramandusca.
Estar desaliñada o mal vestida. (Corriente en toda
la provincia de Badajoz). En Zamora se dice de quien
siempre usa vestidos de muchos colorines.
DESPERCUDIO, a, adj. Muy limpio. Parece el pp. de despercudir.
(Don Benito).
DESPERCUDIR, tr. Limpiar una casa que está percudida o
muy sucia. (Corriente en toda la provincia de Badajoz).
PERCUDÍO, adj. Lo contrario del anterior. Se dice de una
cosa que está muy sucia, hasta el punto de que se hace
difícil lavarla y quedar bien en las primeras lavaduras.
(Corriente en la provincia de Badajoz). En Zamora se
Zamora se dice «anudrido». «Está anudrida la ropa»-
En Don Benito, apercochado.
EMPERCUDIR, tr. Ensuciar, llenar de polvo o suciedad la
ropa. (Voc. de Alburquerque).
ENGAFARSE, refl. Llenarse de pulgas, piojos u otros insectos.
Se dice también enjamplarse.
ENJAMPLARSE, refl. Lo mismo que el anterior. «Está tó
enjamplao de piojos». (Voc. de Alburquerque).
ESCULCAR, tr. Espulgar, limpiar de pulgas, piojos, etcétera.
(Voc. de Alburquerque).
GAFO, a, adj. Lleno de piojos o de otros insectos. «Ese perro
está gafo». (Voc. de Alburquerque).
JARIEGO, adj. Desarrapado. «Es un tío jariego». (Badajoz).
MELENCHERAS, f. pl. Melenas sucias y revueltas. (Villanueva
de la Serena).
ESFANDANGAO, adj. Dícese de las personas mal puestas y
desaseadas. (Voc. de Alburquerque).
ESPERREGIÁ, adj. Dícese de la mujer aseada y limpia. (Vocabulario
de Alburquerque). En Zamora se dice esperegilada.
PELURDO, a, adj. Despeinado o mal peinado. El que tiene
los cabellos sucios y despeinados. (Casar de Cáceres).
En Zamora, pelurdio y polurdia. «Eres una pelurdia».
«Está hecha una pelurdia».
MORROÑA, f. Costra que se forma en la piel por estar muy •
sucia. (Badajoz y otros pueblos de la provincia). En
Zamora se dice roña, roñoso.
POMPORITA, f. Burbuja. Globito producido por la espuma
del jabón. (Chamizo, «Miajón»).
PUELME, f. Mezcla líquida, muy espesa, de pimienta y vinagre,
que se usa para limpiar metales. «Tiene muy
brillantes los dorados. Los limpia con puelme». También
se llama así a toda sustancia convertida en una masa
líquida y espesa. «Esos garbanzos son tan buenos que
si uno se descuida se hacen una puelme». De los barrizales
se dice: «Qué puelme se ha formao». (Badajoz).
ZAMBUYÍAS, f. pl. Chapuzón. Derivado de zambuyir (zam
bullir).
«Tú fuiste la que metiste
a San Antonio en el pozo
y le diste zambuyías,
para que te diera novio».
( L l e r e n a . P. Hurtado. «Supersticiones extremeñas».
R. de E. 1901).
ZUTEAR, tr. Hacer las cosas con rapidez. (Peñalsordo).

Instrumentos de oficio y artes varios

AGUAMANIL, m. Vasija terminada en pico para dar alimento
a los enfermos. (Alburquerque). El Dic. la pone, pero
no en esta acepción. Usase también con esta acepción
en la provincia de Valladoüd (Tiedra).
ANGARIYAS, f. pl. Dos cestos de urdiembre de madera,
forrados con estera y unidos por travesaños, también
de madera, dispuestos en forma que se cargan uno de
cada lado de la caballería. (Badajoz).
BAILEJO, por badilejo, m. Paleta de albañil. (Badajoz).
INSTANCIA, f. Artesón que usan los albañiles para depositar
los morteros de cal fina. (Voc. de Alburquerque).
PAYETA, f. Paleta de albañil, pero vieja, que sólo usan en
las composturas y remiendos. (Voc. de Alburquerque).
BARQUINO, m. Odre. También fuelle de balancín de los
herreros. (Voc. de Alburquerque).
GRIFA, f. Una especie de garfio que usan los herreros para
enderezar los hierros en frío. (Badajoz).
CIRULÓN, m. Instrumento musical que consiste en un canuto
de caña con varias incisiones o agujeros en donde se
sopla. (Calzadilla de los Barros).
CHOCAYO, m. Campanilla mala. (Badajoz). En Portugal,
chocalho. «Qué mal suena ese chocayo». En Alburquerque,
un campanillo grande con badajo de madera
GUITARRÓN, m. Instrumento musical, mayor que la guitarra,
de seis cuerdas, equivalentes en signos a la primera de
ésta, pero con efecto de octava baja. (Fue usado en
Badajoz).
RABENQUE, m. Rabel, instrumento musical. (Badajoz).
RABIL, m. Instrumento musical, parecido al rabel. Lo fabrican
los pastores para acompañar sus canciones. Constan de
una cuerda y arco. (Malpartida de la Serena).
RUESNO, m. Rueda de metal que, al girar y poner las aletas
en contacto con el aire, produce un sonido agudo.
(Alburquerque).
RULEO, m. Bureo. De rular, rodar. (Voc. de Alburquerque).
Palabra portuguesa.
CHANGARRA, f. Cualquier objeto que está estropeado, por
tener flojos los ajustes o las piezas que lo componen.
Se dice también changarria. «Es una changarria». (En
toda la provincia de Badajoz).
JORCAO, m. Barra de hierro terminada en horca que se
utiliza para empujar la leña en la boca del horno. (Chamizo,
«El Miajón de los Castúos»).
ROCAERO o ROCAOR. Especie de cucurucho de papel. Está formado
generalmente de pajas entretejidas, coloradas o no,
formando dibujos, que sirve para sujetar el lino a la
rueca. (En la llamada Siberia Extremeña). En Zamora
se llama rocador a toda clase de cucuruchos de papel
para guardar una cosa.
TRUCOS, m. pl. Conjunto de herramientas de cualquier oficio.(Peñalsordo).

EL HOMBRE

Cuerpo humano. Funciones y actos orgánicos

BERIJA, m. La ingle. «Le dió un dolor en la berija». (Badajoz
y otros pueblos).
VINCES, f. Usase sólo en plural. La ingle. «Quebrado de las
dos vinces». (Corriente en Badajoz).
BUYATE, m. El culo. (Badajoz).
BUYARENGUE, m. El culo. (Badajoz).
CRIO, m. El niño, cuando está en la lactancia. También en
Zamora. «Ese crío no deja de llorar».
CUESTAS, f. pl. Las espaldas. (Daniel Berjano, Vocabulario
de Sierra de Gata). Se usa también en Zamora en la
frase: «Llévame a cuestas».
CHIRIVEJE, m. Niño pequeñito y vivaracho. (Badajoz, Guareña
y otros pueblos).
CHINOSTRA, f.'La cabeza. «Le pegó un palo en la chinostra».
(En Badajoz). Parece palabra de los gitanos.
ESTANTIN, ESTANTINO, m. Intestino. (Villanueva de la Serena).
FILOSA, f. Cara, rostro. (Badajoz). Parece palabra gitana.
GAÑOTE, m. Garganta. «De gañote», frase adverbial, muy
frecuente, con la cual se expresa que alguno asiste a
una fiesta, va a algún sitio o recibe algún beneficio
gratuitamente. «Va de gañote». También se dice: «Vaya
gañote que tiene», o sea, que tiene muchas tragaderas
y todo lo admite y le va bien. (Muy corriente en Badajoz
en todas las acepciones).
GASUPETO, m. El seno. (Malpartida de Plasencia).
JERÓ, m. Semblante amenazador y que infunde miedo. (Vocabulario
de Alburquerque).
LANDRIYAS, f. Usase en plural. Las glándulas salivares).
(Campanario).
NATURA, f. La matriz. (Badajoz).
NASCARIJAS, f. pl. Las vías nasales. (Navalmoral).
PADREJÓN, m. Hueso interior que se sale de su sitio y va de
un lugar a otro, perturbando las funciones. Para restituirlo
a su propio lugar anatómico, las curanderas usan
fricciones, untos, ventosas en el ombligo y palabras
misteriosas e incoherentes. (Nogales. R. de E.. 1907,
página 163 y siguientes). «Botánica Popular. Enfermedades
y remedios».
RABIYO, m. El coxis. (Navalmoral).
TÚTANO, m. El tuétano, la medula. (Corriente en la provincia
de Badajoz).
DESTUTANAR, tr. Destruir la medula de uno, el tuétano. Se
emplea más frecuentemente en sentido reflexivo. «Se
ha destutanao» y también «está destutanao». Ha perdido
el tuétano o la medula. (Corriente en toda la provincia
de Badajoz).
BUFO, m. Pedo. (Badajoz).
ESJARRAR, intr. Esputar.
ESJARRO, m. Esputo. (Ambas en Voc. de Alburquerque).
POMPITA, f. Pedo. Es más usado bufo. (Badajoz).
GIÑAR, int. Hacer necesidades mayores. Se dice también dar
de cuerpo, hacer una privá. «Voy a hacer una privá»,
(Badajoz).
GORGORUTO, m. Excesiva secreción de la saliva. «Tiene la
boca llena de gorgorutos». (Orellana).
MOGANGO, m. Sueño, pereza, desgano. «Menúo mogango
que m'hantrao». (Salvaieón).
NACENCIA, f. Nacimiento. Asi es el título de una poesía de
Chamizo, «La nacencia». (Es corriente en las dos provincias).
ROGOTRÍO y REGÜETRO, m. Eructo. (Orellana, Badajoz).
PROVECHO, m. Eructo. «Hacer un provecho». Soltar un
eructo. (Por toda la provincia de Badajoz).

Cualidades físicas (enfermedades, defectos..)

BIRRIA, f. Persona o cosa despreciable o raquítica. «Es una
birria». Se usa también en Zamora y en Andalucía.
CANO, m. Rubio, que tiene el pelo rubio. «Qué canito es este
niño». (Muy corriente en la provincia de Badajoz).
CAFERRO, a, adj. Dícese de la persona fea. Usase también
como substantivo. (Voc., de Alburquerque),.
CARROÑO, m. Persona muy fea y repulsiva. (Vocabulario de
Alburquerque).
CUITAINO, adj. Endeble, flojillo. «Ese niño está muy cuitaino
(Garrovillas, Badajoz).
CUSCULEJA, f. Se dice de la mujer que, siendo baja, es muy
gruesa. (Chamizo, «Miajón»).
ESCUCHIMIZAO, adj. Delgaducho, enfermizo. (En toda la
provincia de Badajoz).
GURRUMINA, adj. Persona pequeña, insignificante. (Badajoz).
Con esta misma acepción se encuentra en el Vocabulario
argentino y boliviano de Ciro Bayo. Carga pequeña
o asunto que no se lleva a gusto. (Cáceres). Carga
pequeña, baladí, insignificante. (Voc. de Albufquerque).
En Villanueva de la Serena se dice gurrinancia a toda
cosa o persona insignificante.
LAÑA. Usase en la frase: «Parece una laña». Está muy delgado.
(Badajoz).
FAROTO, adj. Desganado, desnutrido.
JAQUETÓN, a, adj. Esbelto, garboso. (Badajoz y Cáceres).
«En la calle del Medio,
más en el medio,
vive la jaquetona
del pelo negro».
( G Plata. Rimas Infantiles. R. de E. 1903, página 280).
JERRUCHO, m. Morenucho, casi negro o mulato de puro
moreno o tostado. (Villanueva de la Serena).
JORZÚO, adj. Forzudo. (Ouareña y muchos pueblos).
JURRAMACHO, f. Se dice de la mujer alta y desgarbada, .
hombruna. (Chamizo, «El Miajón de los Castúos»).
Como en Castilla cuando se dice de una mujer: «Es
una marimacho».
MÍSERE, m. Persona enfermiza de poca salud. «El pobrecito
niño es un mísere». (Don Benito).
NUEVO, adj. Joven, de poca edad. (Muy corriente en toda la
provincia de Badajoz). «Es un chico muy nuevo».
«Jice po recordá las oraciones
que m' enseñaron cuando nuevo».
(Chamizo, «El Miajón de los Castúos •)•
PACHUCHO, m. Persona torpe y achacosa, vieja o excesivamente
gruesa. Aplomadizo, pesado. (Garbayuela, Badajoz).
REQUENA, f. Persona muy pequeña. (Cabeza del Buey).
BOQUIQUE, m. Boquituerto. (Voc. de Alburquerque).
CHOBO, adj. Zurdo. (Muy frecuente en toda la provincia). En
Salamanca, según Lamano, en Dialecto Vulgar Salmantino,
se dice choto.
CHIROBA, f. Joroba. «Ca día es mayor la chiroba que tié».
(En toda la provincia de Badajoz).
GACHO, adj. Zurdo. (Badajoz y Cáceres).
MANGUTO, m. Zurdo. (Alburquerque).
JAÑOSO, adj. Gangoso. (Voc. de Alburquerque).
MOLANO, adj. Desdentado. (Villanueva del Fresno). Lo mismo
que se dice pelón al que no tiene pelo, parece que
llaman molano al que no tiene muelas.
OJIZARCO, m. De ojos torcidos, bisojo. (Villanueva de la
Serena).
RESTRAYONES, adj. Se dice de los ojos saltones y brillantes
que restrallan. (Voc. de Alburquerque).
TUERTO, adj. El bizco que mira torcido. También es-muy
usada en Zamora.
RENQUENO, adj. Renca, coja por lesión de las caderas.
«Pastores y cabreroh—jacen un baile—,
con la pata renquena—dale que dale».
( G Plata. R. de E. 1901, página 548).
CHENGO, a, adj. Que tiene torcida una sola pierna. (Vocabulario
de Alburquerque).

Enfermedades

ACIBARRAO, adj. Persona (o animal) calenturienta o amodorrada.
«Esa bestia está acibarrada».
ACINDOQUE, m. Ataque, síncope. «Le ha dado un acindoque
». (Naval moral de la Mata).
AGITAO, adj. (Agitado). Se dice de los animales que por malas
digestiones se encuentran en estado de pesadez o fatiga.
.(Badajoz).
AIRE, m. Hemiplegia. «Está con un aire qye le ha dado».
(Badajoz).
AJORRE, m. Erupción de color blanco, en la boca de los niños
recién nacidos o de pocos meses. (En toda la provincia
de Badajoz).
AJORGE, m. Lo mismo que ajorre. (Villar del Rey).
AJUNCO, m. Desmayo, síncope. «Le ha dado un ajunco».
(En toda la provincia de Badajoz). Lo emplea también
Diego Sánchez de Badajoz. «Le dio un ajunco*.
ALFERECÍA, f. Enfermedad consistente en una congestión
que deja a las personas como asfixiadas. «Le dió un
ataque de alferecía». (Corriente en toda la provincia de
Badojoz).
ALUNACIÓN, f. Constipación. Encogimiento de nervios. Esta
palabra es de. Aracena. Creo que también se usa en
algunos pueblos de Badajoz. (J. Nogales. Apuntes para
el Folk-lore extremeño. R. de E. 1907, página 163 y
siguiente).
ALUNAO, adj. Se dice de un niño, de pocos días o meses,
cuando está medio dormido o amodorrado. «Esa niña
está aluná». También«se aplica esta palabra al tocino
que se ha puesto malo, sin.saber la causa. «Este tocino
está alunao». (Badajoz).
ANDANCIO\m. Cualquier estado epidémico reinante en un
lugar, «está con el andancio que anda ahora». (Badajoz).
Navalmoral de la Mata, andanciu, con la misma acepción
en el Vocabulario bable de Apolinar Rato.
ANGÓ, m. ¿Angustia? ¿Llanto?
«Relampíate con la lengua.
Jame l'angó, muchacheté,
que voy a dalte la teta».
(Chamizo, «El Miajón de los Castúos»).
BAJARERA, f. Sustancia amarilla que tienen los pájaros antes
de poder volar. (Orellana la Vieja). También se dice
que tiene bajarera el que lleva los labios hinchados, a
consecuencia de haber comido higos. «Unos se mueren
con bajarera y otros con ganas de tenerla». (G. Plata.
R. de E. 1900, página 365).
BASCA, Acceso de furor o indignación que entra inopinadamente
o por cualquier causa. «Le dio la basca».
(Badajoz y otros pueblos de la provincia).
BERRINCHONCHO, adj. Muy excitado kitu CRM iereualmente. « Se ,
puso berrinchoncho». Se dice también de los higos que por
estar verdes todavía empoyan la boca. »Has comido
jigos berrinchonchos y por eso ties así la boca». (Talayera).
BIARREA, f. Disentería. «Ya tienen lag ciruelah sanjuaniegah
con biarrea». Recogido en Alcuéscar por G. Plata.
R. de E. 1900, página 266).
BRINSE, f. Hernia. «E1 pobre era quebrado de dambas brinses».
(Voc. de Albúrquerque).
CANSAR, intr. Faltar. Empleado en la frase: «Que la salud no
canse». (Badajoz).
CANSERA, f. Cansancio, molestia. Dícese especialmente de
las fatigas qne siente el enfermo al menor esfuerzo que
haga, y también de lo que sufre, aun sin hacer nada.
(Voc. de Alburquerque).
CANSINO, adj. Fastidioso, pesado, molesto «No seas cansino
». «¡Vaya lluvia cansina?» (Badajoz).
COQUERA, m. Herida en los animales, que está llena de
gusanos. «Hay que quemar esa vaca porque está llena
de coqueras, (Badajoz).
CRISTALINO, adj. Mal cristalino. Espantoso mal de mujer, que
exige para su curación la muerte de siete varones contagiados.
(J. Nogales. Apuntes para el Folk-lore extremeño.
R. de E. 1907, página 163 y siguiente).
CULEBRA, f. CULEBRO, m. CULEBRÓN, m. Cordón o verdugón que se enrosca por el
vientre, pecho y espalda, sofocando al paciente. Se dice que cuando se junta la cabeza con el rabo
ya no hay remedio. Lo curan con pólvora y vinagre. (Frecuente por muchos pueblos de la provincia de Badajoz).
EMBAJIARSE, refl. Corromperse. «Y pasa con la liebre que
si no le sacan las tripas se embajia, se aupa y se pierde».
(Voc. de Alburquerque).
EMPOYARSE, refl. Inflamarse, hacerse ampollas. «Ya que no
como los jigos que no se empoye la boca». (Talavera la
Real).
EMPIJE, m. Enfermedad igual que las herpes. (J. Nogales.
Apuntes para el Folk-lore extremeño. R. de E. 1907,
página 163). (Voc. de Alburquerque).
ENTOPETAO' adj. (Entopetado). Se dice del animal de difícil
movimiento a causa de alguna enfermedad, como la
parálisis, etc. (Badajoz).
ESCORJO, m. Decaimiento de ánimo, aprensión, abatimiento
por la persistencia de alguna enfermedad. (Vocabulario
de Alburquerque).
ESCORROZO. Repugnancia, asco, melindre. «Parece que
haces escorrozos a eso». (Salvaleón y otros pueblos de
la provincia de Badajoz). La usa Diego Sánchez de
Badajoz. También en Salamanca.
ESFANDUFAR, tr. Despanzurrar, echar a una persona o animal
las tripas fuera. (Voc. de Alburquerque).
ESPALETIYAO, adj. El niño que tiene la enfermedad llamada
paletilla. «Un niño espaletillao o desmanchao». (J. Nogales.
R. de E. página 163 y siguiente).
FARUSTEAR, intr. Conmoverse por efecto de un ataque nervioso
o de un accidente. (Voc. de Alburquerque).
FASTÍO, m. Desgano, falta de apetito que queda pasada una
enfermedad. «¡Me ha quedado un fastío!» (Corrientdjen
la provincia de Badajoz).
GARLEAR, int. Respirar fatigosamente con la lengua fuera.
Se aplica al perro. El jadear del perro. (Badajoz).
INCONARSE, refl. Inflamarse las heridás por infección. «Esa
herida se está inconando». (Cáceres). También se dice
en Zamora.
MANGOSTO, m. Atracón de castañas cocidas. (Calzadilla de
los Barros). (Está repetida en comidas).
MOYEQUEAR y
MOYEAR, intr. Andar con cieita dificultad, a causa de una
cojera que se ha padecido. «El cabayo ya no cojea,
pero todavía moyequea un poco». (Badajoz).
PALETIYA, f. Enfermedad infantil, lo mismo que el padrejón.
(V padrejón). La cura es igual y si la enfermedad no
cede, se le hace la cura de empacho. (J. Nogales. «Enfermedades
y remedios vulgares». R. de E. 1907, página 163 y siguiente).
RAÑAS, f. Usase en pl. Viruelas. «Tiene rañas», quiere decir
que está picado de viruelas. (Voc. de Alburquerque).
REJUIA, adj. En la frase carne rejuía. Significa dislocación muscular.
«Tiene la carne rehuía». (Navalmoral).
REJUÑÓN, m. Rasguño, arañazo. (Vfoc. de Alburquerque).
REPELUSINO, m. Escalofrío con erizamiento del pelo, producido
por una emoción. (Voc. de Alburquerque).
SANIDÁ, f. Salud. En sentido figurado, sinceridad.
«Con el corazón dañao
te pones a hablá conmigo
y yo con mi sanidá
lo que me pasa te digo.
( G Plata. R. de E. 1905, página 528).
SURRIVE, m. Golpe, azotazo. De zurrar. (Vocabulario de Alburquerque).
TITIRITAINA, f. Temblor grande producido por el frío. Derivado
de tiritar o temblar de frío. (En toda la provincia).
TRANSVELACIÓN, f. Desvelo, insomnio.
De día pensando en ti,
de noche transvelación;
si dura mucho 'sta vida
enferma mi corazón». .
(G Plata. R. de E. 1905, página 527).
TROMPICAO, adj. Se dice del que esfó algo enfermo. «No
sale de casa; está trompicao». (Peñalsordo).
VANDARRIO, m. Entripado. Fuerte dolor de tripas a consecuencia
de una indigestión. «Le dió un vandarrio».
(Badajoz).

Defectos, golpes y lesiones

ACACHINAR, tr. Mal herir a una persona. (D. Berjano. Vocabulario
de la Sierra de Gata).
ARREPUÑAR, tr. Arañar. En Salamanca, arrepañar. (Voc. de
Alburquerque).
BENCIJÓN y BENSEJÓN, m. Empujón. (En varios pueblos de la provincia
de Badajoz). En Alburquerque, bensejón.
CALAVIBÚ, m. Traspié, tropezón, caída. (Voc. de Alburquerque).
También se dice calambuzazo, que es una forma de aumentativo del anterior.
CASCARETAZO, m. Golpe en la cabeza. «El muchacho se
dió un cascaretazo con la pared y se quedó un güen
rato medio atontesío. (Voc. de Alburquerque).
CHINCHOTE, m. Chinchón. (Por toda' la provincia de Badajoz).
CHINFARRATÁ, f. Cuchillada. Herida causada con arma
cortante. (Voc. de Alburquerque).
CHOCAZO, m. Golpe que se da uno al encontrarse con otro.
«No le vi y me di un chocazo con él». (Badajoz).
DESGUADRAMIYAO, adj. Desencuadernado, desarticulado,
descompuesto. (Badajoz). «Tienes el libro desguadramiyao».
«El pobre hombre está desguadramiyao». (Badajoz).
DESMANCHAO, adj. Lo mismo que espaletiyao. (Badajoz).
DERRIZA, f. Riña, destrozo grande. (D' Berjano. Vocabulario
de Sierra de Gata).
EGALAZAR, tr. Morder, llenando de baba contagiosa de rabia.
«Una loba rabiosa egalazó a todo el ganado». (Algunos
pueblos de Badajoz).
ENGANCHALINA, f. Riña, disputa. «Es persona pacífica,
enemigo de enganchalinas. (Voc. de Alburquerque).
ENTAYAR y ENTAYARSE, tr. Coger a uno en una grieta o abertura.
Quedar cogido. «¡Ay, que me entayé una nalga!» Diego
Sánchez. Farsa de la muerie. (Badajoz). En Zamora se
dice trizar y trizarse.
ENTRIYAR, tr. Lo mismo entayar. (Azuaga y también en Vocabulario
de Sierra de Gata).
ESCACHETAR, tr. Matar a un animal o a una persona con
un golpe en la nuca. Darle el cachetazo como a los
toros. «Lo escacheló y se queó tieso*. (Alburquerque).
ESCONCHAVAO, adj. que tiene contusiones, especie de heridas.
«Se cayó ayer Fulano, el albañil, del andamio y
está esconchavao». (Por toda la provincia de Badajoz).
ESFORRUNCHAR, a. Reventar un grano lleno de pus, apretándole. «Esforrúnchale ese grano». (Alburquerque).
GUACHARRAZO, m. Golpe dado en la nariz, por una caída.
(Salvaleón, Badajoz). Golpe que se recibe al caer en un
sitio lleno de. agua. (Voc. de Alburquerque).
GUARRAZO, m. Acaso sea la misma que en Alburquerque
se dice guarraso. Golpe al caer de plano sobre el suelo.
(Voc. de Alburquerque).
GURUYO, m. Bulto o prominencia que sale en cualquier
parte de la cabeza a consecuencia de un golpe. «Ese
chico se ha hecho un gurullo en la frente». En Zamora
y otros sitios le llaman chinchón. También se llama
guruyo las partes apelotonadas que se forman cuando
se está haciendo la masa de las gachas o de otro frite
parecido. (Badajoz).
JILVÁN, m. «Tirar jilvanes». Frase equivalente a dar puñaladas.
(Badajoz).
JINCHONAZO, m. Acción de jinchonear.
JINCHONEAR, tr. Pinchar, hurgar. (Tamurejo, Badajoz y Vocabulario
de Alburquerque).
JONDEAR, tr. Tirar con honda. (Voc. de Alburquerque).
JOROPEAR, tr. Jorobar, molestar a uno. (Campanario).
JUCHEAR, tr. Abuchear, irritar a alguno. (Peñalsordo, Alburquerque).
MANGÜZÁ, f. Manotazo con la mano vuelta. «Le pegó una
manguzá. (En toda la provincia).
NEGRAL, m. Cardenal. « Vaya un negral que se ha hecho»
(En toda la provincia de Badajoz).
PITERA y PITAJERA, f. Herida. «¡Vaya pitera que se ha hecho!» (Cáceres).
PALINODIA, f. Se usa en la frase: «Cantar la palinodia», pegar
a uno. «Que te canto la palinodia». (Badajoz).
PALERA, f. Paliza. (Voc. de Alburquerque^
PEÑASCAZO. Pedrada. El Dic. incuye esta palabra como
propia de Andalucía, pero en toda Extremadura se usa
también corrientemente.
REMETÍA, f. Regate, movimiento brusco que se hace con el
cuerpo para esquivar un golpe. (Guareña).
RENGUIR, tr. Torcer. «No te acagaces y aprieta—manque se
ringan tus narices—y te las pongas rituertas». (Chamizo,
«El Miajón»).
RENGO, a, adj. Dícese de la persona que, por estar torcida la
espina dorsal, tiene un hombro más bajo que otro.
(Voc. de Alburquerque).
RAPALINDA, f. Gresca, riña, alboroto. (Vocabulario de AIbuquerque).
SORROSTRA, f. Expresión rayana- en grosería para afrentar
a una persona. (Voc. de Alburquerque).
TORTABILO, a, adj. Bizco, bisojo. Persona que tiene algún
defecto en la vista. (Chamizo, «El Miajón»).
TRINSAR, tr. Fatigar, quebrantar las fuerzas de uno. (Voc. de
Alburquerque).
TÚRDIGA, f. Paliza. (Chamizo, «El Miajón»).

Cualidades morales (virtudes, vicios)

ABARRANCAO, a, adj. Dícese de la persona llena de deudas
abatida, enferma; sin fuerzas para valerse. (Vocabulario
de Alburquerque. A. Cabrera y J. Alemany).
ABOCAO, adj. Propenso, inclinado a, dispuesto, pronto o a
punto de hacer una cosa.gEl muchacho ha estao abocao
a caerse,. (Badajoz).
ACAGAZARSE, refl. Acobardarse, amilanarse., No te acogaces
y aprieta,. (Chamizo, «El Miajón de los Castúos,).
ADÍO, m. Habilidad de una persona. Maña para hacer bien las cosas. (D. Berjano. Voc. de S. de Gata).
AFARFAYAR. tr. Hacer las cosas de prisa y mal. «Es un hombre que todo io afarfaya,. (Campanario).
AJEITARSE, refl. Darse maña una persona para cualquier trabajo.
(Voc. de Alburquerque).
AJICUCO, adj. Mirón, molesto. ,Qué ajicuco eres,. (Campanario).
AJILAO, "adj. Poco avispado, tonto, tímido. (Por toda la provinciade
Badajoz). «Está ajilao,.
AMULARSE, refl. Ponerse hosco. (Badajoz): El Diccionario
pone: ,Amular, 3. Sal. Enfadarse, enojarse,.
ANDACAPACHES, m. pl. Confabulaciones, cuentos, enredos.
A mí no me vengas con andacapaches,. (Vocabulario de
Alburquerque).
ANGÓ, m. Angustia, llanto. • Relámpiate con la lengua, Jam'el
angó, muchachete que voy a dalte la teta». (Chamizo,
,El Miajón»).
ANTUSANERO, adj. Persona amiga de enredos.
ANTUSANA, f. Enredo, embrollo. Simpleza, bobada. «No me
vengas con antusanas. Déjame de tonterías. No quiero
enredos,.
APRESAGAO, a, adj. Oprimido. (Voc. de Alburquerque).
AQUEYAR, intr. Avenirse bien a todo. Contemporizar. «iQué
buen carácterl Aquella bien con todos». (Navalmoral
de la Mata). .
AQUEYADO, adj. Disgustado, triste, cabizbajo, preocupado.
«Lo veo muy aquellado. (Alburquerque.).
ARRECÍO, adj. Entumido de frío, helado. (Frecuente por toda
la provincia de Badajoz).
ARRELBA, adj. Dícese de la persona que anda .suelta sin
dominio de nadie. También del ganado que no tiene
pastor. (D. Berjano. Voc. de la Sierra de Gata).
ARRILAO, adj. Arruinado, apabullado, física y moralmente.
(Por toda la provincia de Badajoz).
ARRUTARSE, refl. Agarbarse, encorbarse, ocultarse tímidamente,
hasta que pase el peligro. (Vocabulario de AIburquerque).
ASCIENTE, adj. Asqueroso. ,No seas asciente. (Campanario).
ATENSIA, f. Amistad, confianza, concordia. (Vocabulario de
Alburquerque).
BOYAO, adj. Tonto, que no sabe lo que hace o lo que dice.
,Está boyao». (Badajoz).
BUJARDÓN, adj. Persona avispada. ,Buen bujardón estás tú
hecho,. (Jerez de los Caballeros).
BUJÍO, adj. Dícese de la persona retraída y que huye de las
gentes. Insociable. «No hay quien hable con él. Está
bujío. (Alburquerque y otros pueblos de la provincia).
CÁCARRO, adj. Arriscado, 2ª y 3." acepción. Dícese de las
personas y de los pollos y gallos. (Vocabulario de AIburquerque).
CACHAPUCHE, ni'. Embuste o enredo para arreglar a gusto
los asuntos pendientes. (D. Berjano. Vocabulario de Sierra de Gata).
CACHICUESCO, m. Persona muy torpe. ,Es muy bruto; es
un cachicuesco. (Navalmoral).
CACHORREÑAS, f. pi. Pachorra, calma para.hacer o decir
las cosas. ,Cachorreñas de ningún novio vamos a
aguantar nosotras». (Azuaga).
CASTÚO, adj. Con valor de sustantivo. Castizo, típico del
pueblo extremeño. El natural de Extremadura, que conserva
íntegras y puras las cualidades y los caracteres de
la región. Chamizo, en «El Miajón de'los Castúos» lo
, define así: ,Castizo, mantenedor de la casta de labradores
que cultivaron por sí sus tierras,. (En toda la provincia
de Badajoz)i
CACHORREÑAS, f. Usase en plural. Pereza, pesadez, pachorra.
Lo mismo que cachaza. ¡Tié unas cachorreñas!,
(Garbayuela, Badajoz).
CAGANÍOS,
CAGUETA: colitis
CAGUETIYA, m. Cagón, 2. ª acepción. (Por toda la provincia).
CALANDARIA, f. Persona informal, habladora y arbitraria.
«Es una calandaria. (Las Orellanas).
CALAVERNARIO, adj. Testarudo, tesonero., No se convence.
Es muy calavernario. (Navalmoral).
CAMÁNDULA, m. Persona solapada, con mucha gramática
parda, muy avisada. ,Es un camándula». (En Badajoz,
Alburquerque y otros pueblos de la provincia).
CANSINO, adj. Pesado, que cansa y molesta. Porfiado, insistente
en demasía. ,¡Qué cansina eres!» (Es muy usada
en toda la provincia de Badajoz).
CÁÑAMA, f. Sentimiento. «Tener buena o mala cáñama», es
tener buenos o malos sentimientos. .(Campanario).
CARCHENA, f. Insistencia en hablar sobre un mismo tema.
Menúa carchena tiene sobre lo mismo». «Ha cogido
una carchena». (Navalvillar de Pela).
CARCHENOSO, adj..Persona insistente o machacona sobre
un mismo tema. (Navalvillar de Pela).
CAROCA, f. Embuste, mentira. «No vengáis metiendo carocas».
{Frecuente en toda la provincia de Badajoz).
CARRÓN, adj. Cachazudo. (Badajoz).
CEFRAO, adj. Rendido, cansado, cEse niño está cefraíto de
tanto llorar». (Almendral).
CONQUIYO, m. Remordimiento. (Alburquerque).
CHALANTE, adj. Campante, ufano, satisfecho. {Almendral),
«Iba tan chalante».
CHANGUIN, adj. Hablador, ligero, informal. {Vocabulario de
Alburquerque).
CHAPIRÓN, m. Se usa en la frase ,Estar bailando el chapirón»i
que significa estar atontado, distraído. (Badajoz).
CHARPICAO, adj. Fresco, cínico, que habla descaradamente
y se enfada pronto. «No me gusta el trato con él. Es
muy charpicao y compromete a uno:. (Orellana).
CHINCHARSE, refl. Chasquearse, no conseguir lo que uno se
propone. «Se chinchó,. Expresión familiar que se dice,
en son de burla, de uno que no ha conseguido sus propósitos.
(Badajoz).
CHURIANA, f. Se aplica generalmente a la mujer. Mujer desordenada.
(Garbayuela).
DESAMORAGAO, adj. Desabrido, despegado. (D. Berjano.
Voc. de la Sierra de Gata. R. de Extr., página 683).
DESENQUERAO, adj. Descariñado, que no tiene afecto a nadie.
(La Roca de la Sierra).
DESINQUIETO; adj. Muy inquieto. ,Es un hombre desinquieto.
No pué estar parao,. (En toda la provincia de Ba-
• dajoz).
DEQUILATE, adv. Con calma. «Va con mucho •0quilato».
DESARBOLAO, p. p. de desarbolar. Desamparado, abandonado.
Desarbolaítos se quean mis hijos,. (Azuaga).
ENFUSCARSE, refl. Incomodarse, enfadarse. (En toda la provincia
de Badajoz). «No t'enfusques ni me fartes al respeto,.
(Chamizo, ,El Miajón de los Castúos,.
EMBURRUCHAO, adj. Muy enamorado, deseoso de casarse
pronto.", Está emburruchao ». (Badajoz).
EMPICARSE, refl. Acostumbrarse a hacer siempre una cosa o
sacar algún provecho. «No des tanto a Fulano, que se
va a emplear,. (Badajoz).
ENCEBICARSE, refl. Aficionarse, dedicarse demasiado a una
cosa. Emperrarse. «Se ha encebicao con esa muchacha
; y no se separa de ella». (Badajoz).
ENCESTARSE, refl. Obstinarse en una opinión o en una cosa,
«Se ha encestao en eso y no hay quien lo apee». (Badajoz).
ENFORRUSCARSE, refl. Enfadarse, enfurruñarse. (Voc. de
Alburquerque). •
ENGUERÍO, adj. Arrecido, entumecido de frío. (Coria).
ENGAMONITAR, int. Seducir o enredar con astucia y buenas
palabras a una'persona para que ejecute un acto, que
de otra manera no haría. (D. Berjano. Voc. de Sierra de
. Gata).
ENGARRIO, m. Persona inútil, que no sabe hacer nada. (Vocabulario
del dialecto de la Sierra de Gata. D. Berjano).
También en Badajoz. ,No se puede contar con él pa
ná. Es un engarrio».
ENRABARSE, refl. Descuidarse, entretenerse. «No te enrabes,
que vas a llegar tarde». (Badajoz). EnCabeza del Buey
se dice que está enrabado el que se queda cortado en la
conversación o parado o entretenido en sus actos. (Cabeza
del Buey).
ESMORECÍO, fa, adj. Desemblantado, medio amoratado por
el frío o por alguna fuerte impresión. (Vocabulario de
Alburquerque).
ENTERRIA, f. ,Odio, mala idea acerca de una persona,. (Vocabulario
de-la Sierra de Gata. D. Berjano). En Zamora
y en otros sitios se dice tirria. ,Me tiene tirria».
ENVANGUEAR y
ENVAOUEAR, intr. Vaguear. (Serradilla, Cáceres).
ENVANGO, adj. Vago. (N. Izquierdo. Rey. de Extr. 1901).
ESFONDINGARSE, refl. Fastidiarse. Aguantarse con algo
desagradable. ¡Que se enfondingue! (Orellana la Vieja»).
ESFINFARRAO, m. Despilfarrador. (Voc. de AIburquerque).
ESTOJAR, tr. Economizarse alguna cosa. Ahorrar. (Voc. de
Sierra de Gata, por Daniel Berjano). ""
FIDARGUEO, m. Acción de presumir de elegancia. ,Le gusta
mucho el fidargueo». (AIconchel).
FISCARSE, refl.Viene de la frase « fiscarse de miedo,. (Fregenal
de la Sierra). El Dic. pone: Ciscar. Escuchar alguna cosa.
2 r. Soltarse o evacuarse el vientre.--En Zamora sedice
Fisgar. Escuchar o averiguarlo todo. iQué fisgón eres!
FILGONEAR, tr. Fisgonear. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo.
R. de Extr. 1901.
FILGÓN, adj. Fisgón. (Serradilla, Cáceres).
FOYETÓN, a, adj. Vano, arrogante, fanfarrón. (Don Benito).
El Dic. pone con este sentido follón.
FORFANFANTÓN, a, adj. Orgulloso, fanfarrón. (Muy local;
en Don Benito).
FRESNOSO, a, adj. Vidrioso, quebradizo. (Voc. de S. de Pata).
FURQUIÑAS, m, pl. Persona que se incomoda o enfurruña
fácilmente. (Badajoz). en Zamora se dice tufiñas.
GABACHO, adj. Traidor, cobarde. (Chamizo, ,El Miajón de
los Castúos»).
GARROTERO, a, adj. Se dice de los jóvenes que están siempre
en la calle abandonando sus ocupaciones, «Qué
niña más garrotera. Siempre está por la calle,. (Barcarrota).
GEITO, m. Manera peculiar de hacer las cosas. (Vocabulario
de S. de Pata). En Alburquerque jeito. Maña, habilidad.
GOLIPO y
GOLIMBO, m. Goloso (familiar). Badajoz. «¡Qué g olipo y lambucero
eres!»
GENTIÑOSO, a, adj. Antipático. ,Es la persona más gentiñosa
del pueblo. No hay quien le aguante». (Valencia de Alcántara).
GOSIPERO, m. El que se mete'en lo que no le importa. ¿Qué
te importa a tí eso, gosipero? (Campanario).
JAGAYO. «Y el jagallo de mi amo,
cuando se b'a trebajá,
Ileba en la talega el vino
y en la calabaza el pan».
(G.ª Plata. R. de Extr. 1903, pág. 62).
JANGÁ, f. Tontería, pamplina. ,A mí no me vengas con jangás
». (Badajoz). «Eso es una jangá.
JERÓS, m. Semblante amenazador, que infunde miedo. (Vocabulario
de AIburquerque).
JIGONA, adj. Se dice de la mujer perezosa. (Chamizo, ,El
Miajón»).
JIMPLAR, intr. Lloriquear, sollozar. «No me jimples, no me
jimples, mocosina; no t e enfusques ni me faltes al respeto».
(Chamizo, «El Miajón» y Voc. de Alburquerque).
JERQUERO, m. Enredador, que trama líos e inventa patrañas.
Cualquiera cree !o que diga ese jerquero. (Navalmoral)
JONGO, adj. Pachorrudo, que gasta mucha pachorra. (Navalmoral).
JORMÁ, adj. Formal. Es una variante fonética. «¡Qué jormá
te pones!-me icen los viejos. ¡Qué güeno que eres[
--me icen las viejas,. (Chamizo, «El Miajón,).
JOÑIQUE, m.. Manera lenta y torpe de hacer las cosas. Joñiquear.
Hacer una cosa lentamente y mal. (Vocabulario
de Alburquerque).
JORRO, adj. Rijoso, vidrioso, que se enoja por cualquier cosa.
(Badaioz).
JORUGO, m. Pereza, galvana. (Voc. de Alburquerque).
LAIRO, m. Ratero. (Campanario).
LAMBUCEAR, int. Comer de cada cosa un poco. (Badajoz).
En Zamora se dice lambruciar. Véase ,Comidas».
LAMBUCERO, m. El que lambucea (Badajoz). Véase ,Comidas.
LAGUMANTA, f. Una mujer golosa, astuta y abrujada. «Es
una lagumanta,. («orla).
LÍGRIMA, f. Mujer viva y de gran astucia en cuestiones domésticas.
,Es una lígrima». (Coria).
MAIROSO, adj. Medroso. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo.
R. de Extr. 1901.
MALAENCONIA, f. Rencor. (Voc. de la S. de Gata). Forma
antigua de melancolía.
MARAFA, f. Mujer desaseada, sucia. (Voc. de Alburquerque).
MARRUÑO, adj. Miserable, egoísta, avaro. (Guareña).
MATURRANGAS, f. pi. Trampas, zorrerías, mañas. «Se vale
siempre de sus maturrangas,. (Badajoz).
MEZUCÓN, adj. Entrometido en todo y amigo de saber todo,
aunque a él no le afecte en nada. También se dice me.
zuca. (Casar de Cáceres). En Zamora se dice meticón y
meticona.
MINGURRITA, m. Hombre o muchacho afeminado. «El mingurrina
ese parece una señorita,. (Alburquerque).
MORRÚO, a, adj. Testarudo. «Qué morrúa eres,.
MOTRIL, m. Mozo falto de educación. (Salvaleón). El Diccionario
dice: ,Mozo de servicio de una tienda,.
NEGRO, a, adj. Muy sofocado a causa de algún gran disgusto
o de mucho rubor. Muy airado. «S'ha puesto negro.
Está negro,. (Badajoz).
OTUÑO, a, adj. Tacaño, miserable. (Voc.. de la S. de Gata).
PALANDANGO, m. Persona vagabunda, que.anda por todas
partes sin objeto ninguno. «Cualquiera encuentra a ese
palandango. (Cabeza del Buey).
PAMPLINGAO, adj. Blando, débil, insignificante. «Señorita
de pamplingao. (Chamizo, «El Miajón,. Lo mismo se
usa en Zamora.
PAPANDORRIA, f. Sopa boba, o sea, vida poltrona y regalada
a costa del presupuesto. (Voc. de Alburquerque).
PAPELÓN, m. Zalamero, candongo. (Chamizo, «El Miajón,).
En Zamora se dice de una persona que siempre anda
muy compuesto y con aire presumido..
PAPÓN, a, m. y f. Persona abobada y desmañada. (Chamizo).
Igual en Zamora.
PELACAÑAS, m. Pelagato. Hombre muy pobre; que no dispone
de ningún medio de fortuna. (Don Benito). Lo
mismo que pelanas, que tampoco está en el Diccionario.
PEÚÑO, adj. Zafio. ,¡Qué peúño eres,. (Navalmoral).
PINDONGO, adj. Haragán, callejero. (Badajoz).
PITOCO, adj. Medio borracho. También falto de energías
kitu CRM iereuales. (Badajoz)..
PARCHORCHO, m. Papirote, tontoi burlónde poca gracia.
,Caya pachorcho, no m'hagas reir,. (Navalmoral de la
Mata).
PASTUEÑO, m. El que tiene mucha pasta, mucha calma. Se
dice principalmente de los niños y de los animales.
(Badajoz).
PENDANGA. f. Mujer que no trabaja y anda siempre de paseo.
Sole es hacendosina y recogidina, pero su hermana
es una pendanga,. También se dice pindonga (Orellana la Vieja).
PERIGAYO, m. Sin vergüenza, golfo. Menúo perigayo que
está hecho,. (En Badajoz y muchos pueblos).
PERRENGUE, m. Coraje, llanto furioso. ,Ha cogío un perrengue
que no pué con él,. (Badajoz, Alburquerque y otros
pueblos).
PETO, m. Semblante de enojo y disgusto. ,¡Vaya peto que
tiene!, Tener peto. Estar serio, enojado y desdeñoso.
(Villanueva de la Serena. Muy general). En Alburquerque,
peta.
POLARMA, m Persona astuta. Hombre con picardía. ,Es un
polarma. (Garbayuela, Badajoz).
POLTRONAO, adj. Piojo, perezoso, haragán.
«de los hijos poltronaos del dinero,.
(Chamizo, ,El Miajón,).
POLVORIYA, m. y f. Dícese de toda persona que es fogosa
y apasionada. ,Es muy-vivo. Es un polvoriya. (En toda
la provincia de Badajoz).
RABIGORDO, m. Hombre muy vago. Que no quiere trabajar'.
¿Y quién mueve a ese rabigordo?. (Orellana).
RABIÑOSO, adj. Rabioso,. :2. a y 3. ª acepción. Se dice generalmente
de los niños. (En toda la provincia de Badajoz).
RAFERO, m. Laminero, goloso, que gusta y coge de todo.
(Badajoz).
RAJOSO, sa, adj. Generoso, desprendido, dadivoso. «Aquel
era un hombre muy rajoso. No había pobres a su lado,.
(Voc. de Alburquerque).
RALO, adj. Se dice de la persona de mal genio. Irascible.
RECONQUIYO, m. Remordimiento, reconcomio. (Vocabulario
de Alburquerque).
RECADEAR, tr. Poner todas las cosas bien, cada un su lugar.
Es una persona muy ordenada. Todo lo tiene recadeado.
(Garbayuela).
REGUÑIR, intr. Refunfuñar. (En toda la provincia de Badajoz).
También en Zamora:.«Siempre está reguñendo.
RELEARSE, refl. Sublevarse, encoraginarse, ponerse irascible.
Puebla de la Calzada). Véase" Dio., que dice: ,Relear, .
3. ª En algunas partes, manifestar, descubrir uno con su
porte su mala inclinación y realea».
REMAJERO, m. Persona que se rezaga. (Navalmoral).
RESCUCIADO, adj. Muy compuesto. Afectadamente elegante.
(Villalba de los Barros).
ROA, m. Vagabundo. ,Es una roa,. (Campanario).
ROCHERO , m. Persona que anda constantemente en diversiones
y tiene abandonados sus quehaceres. Persona a
quien no se encuentra •fácilmente. ,No se puede contar
con Fulano, porque es un rochero. (Cabeza del Buey).
ROMPIRRAJAS, m. Campechano. Un hombre muy bromista
y amigo de juergas y diversiones. «Es hombre de rompirraja,.
(Badajoz).
RUCHE, a, adv. «Quedar a ruche». Estar arruinado o perdido
del todo. (Voc. de Alburquerque ).
RUNDíO, p p. De rundir. Arruinado, derruído, hundido.
(Guareña y pueblos próximos. En Villagonzalo se dice
barrundío.
RÚSPERO, a, adj. Aspero. (Guareña y otros pueblos).
SAPALIPANDA, f. Gresca, riña, alboroto. «Armaron una
sapalipanda que ni Dios se entendía. (Vocabulario de
Alburquerque).
SEBIQUE, m. Emperramiento, obstinación en el logro de una
cosa. (Voc. de Alburquerque). En toda la provincia se
dice cebique. Es muy frecuente, así como encebicarse.
• Esta se usa también en Zamora.
SINIFATO, adj. Tonto, abobado, sin espíritu..,Está sinifato.
(Casar de Cáceres).
SISCAO, a, adj. Desconfiado. (AIburquerque).
SOLETA, f. Pizpireta. Mujer suelta de modales y lenguaje. (En
toda la provincia de Badajoz).
SONADíA, f. Nombradía. Que tiene mucho nombre. «Tiene
mucha sonadía por todos estos pueblos,. (Quintana de
la Serena y otros pueblos).
SONCONA, f. Persona que se hace perezosa por cálculo.
«Si d'alguna persona ":"
no fuere de soncona
y tubiera de impedimán.
se vaya pa ca'! sacristán,.
(O. a Plata, «Rimas infantiles,, R. de E, 1902, pág. 363).
SORDA y ESPESA, adj. Se dice de la mujersucia. (Badajoz).
SUPRIVÓN, a, adj. El que come muy poco de cada cosa. (Calzadilla
de los Barros).
SURITO, a, adj. Suave, fino, cauteloso para conseguir su objeto.
TANGUEARSE, refl. Arreglarse bien. Componérselas bien
para vivir o hacer las cosas. ,Se tanguea bien, una
persona que vive y se administra bien. (8adajoz).
TENCO, adj. Téntigo, tozudo, pesado. (Torrejoncillo).
TÉNTIGO, adj. Pesado, tozudo, porfiado. (En toda la provincia).
TENTIGUEZ, f. Pesadez, tozudez. (Muy general ea toda la
provincia de Badajoz).
TIRITAINA, f. Persona inquieta y revoltosa. (Chamizo, «El
Miajón de los Castúos»).
TOPERA, m. y f. Topo, persona torpe. ,Es un topera,. (Vocabulario
de Alburquerque).
TRACALAMANDANA, f. Treta, enredo. (Voc. de Alburquerque).
En Badajoz, tracamandanga. »A mí no me vengas
con tracamandangas».
TRAGALDABAS, ra. Comilón. (Villanueva de la Serena). Lo
mismo se.dice en .Zamora.
TRAMPOSERIA, f. Trampa o engaño en el juego. (Badajos,
Trujillo y otros pueblos de Extremadura).
TRENCAS, f. pi. Se usa en la frase: «Me ha llegado hasta las
trencas». Como si dijera: ,Me ha llegado al alma».
TROPEVÓN, m. El que hace las cosas de prisa y mal. (Don
Benito).
TULIPANDA, f. Mujer de mala Vida. ,Esa mujer es una tulipanda». (Guareña).

VIDA ESPIRITUAL Y DE RELACIÓN

A, adv. Por ahora. Cuando es inicial de cláusula y se pronuncia
muy acentuada; v. g.: «á, dicen que tiene esperanzas
». Usada en Plasencia. (V. artículo sobre el habla
popular de Extremadura, publicado por Nicolás Izquierdo.
«R. de Extr.», 1901, págs. 299 y siguiente.)
ABALAR, int. Marchar, retirarse de un sitio. Es de origen portugués
y se ha extendido por gran número de los pueblos
fronterizos de Extremadura. En Salamanca significa
ahincar, esponjar. «Hay que abalar el bálago de la parva
para que se seque más pronto». También combarse, las
ramas de los árboles frutales. (V. Lamano. Dial, vulgar
salmantino.
ABAYAR, intr. «Correr sin detenerse por los obstáculos». Lo
emplea J. de la Encina en sus églogas: aballamos a Gra-
nada, que se suena es tomada. (D. Berjano, «R. de Extremadura
», pág. 481. Ensayo de vocabulario del dialecto
de Sierra de Gata). En Badajoz sé emplea con éste o
parecido sentido abalar. Marchar de un sitio.
AGINAR, intr. Trabajar con exceso y en diferentes ocupaciones
a la vez. Sofocarse. (D. Berjano. Voc. de Sierra de
Gata).
AGUAR, intr. Darse prisa. Úsase sobre todo en imperativo.
«Agua». (Navalmoral).
AJORRAR, tr. Pasar una cosa de un sitio a otro. Volver. (Badajoz).
El Diccionario tiene ajorar de ad y foras, llevar por
fuerza gente o ganado de una parte a otra. También
ajorrar, tr. Mure. Llevar arrastrando hasta el cargadero
los troncos que se cortan en los montes.
ACHOTAR, tr. Azuzar (D. Berjano. Voc. de S. de Gata).
AJUIR, intr. Huir. Chamizo y en Voc. de Alburquerque. Es
frecuente en el habla rústica de las dos provincias. «La
mujel se esconfia que ajuyen de ella y la muchacha».
(Gabriel y Galán. «Extremeñas»).
AJUIRSE, refl. Marcharse, escaparse. «Y s'ajuyen las neblinas
y s'apagan las estrellas». (Chamizo. «El Miajón»).
ANTIGUAL, adv. Antes al igual. Usada en Plasencia. (N. Izquierdo.
«Rev. de Extrem.», 1901).
ANTUYAR, intr. Anticipar. (Malpartida de Plasencia).
APENCAR, intr. Andar de prisa. «Apenca» quiere decir: «anda
a prisa». En Zamora se dice también «anda agudo».
ARREJUND1RSE, refl. Esconderse, echarse a un lado. «No se
sabe dónde s'ha arrejundío». (Badajoz).
ARROCHARSE, refl. Decidirse. Atreverse. «Yo no me arrocho—
a jacel la brutá, manque me muera,—porque a
mí no me sale la robaina—y antis me junda que me
jaga a ella». (G. y Galán en «Rev. Extremadura», 1901).
ATILVAR, tr. Atisbar. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo. «Revista
de Extremadura», 1901.
ATIVAR, tr. Empujar. «Atívalo, que no se mueve». (Navalmoral
de la Mata).
ATROMBAYAR, tr. Atropellar. «Venía ciego atrombayando a
todo el mundo». (Almendralejo).
ATURRAR, intr. Escalar una cima. El Dicc. pone aturrar,
tr. ant. Salm. Aturdir, ensordecer. (Navalmoral de la
Mata).
AUNAR, intr. Trepar por una cuesta. Subir a una altura montado
en una caballería. (Voc. de Alburquerque).
AVANZARSE, refl. Abalanzarse. «Se avanzó contra él». (En
toda la provincia de Badajoz).
AVENTAO, p. p. de aventar. Huido. «Por lo callandito—iba
aventao—con un zapato puesto—y otro quitao». Llaman
aventao al que se escapa de la casa de sus padres o
amos sin permiso. Lo emplean contra el que se viste
de harapos. (G.a Plata. Rimas infantiles. «Rev. de Extremadura
», 1901).
BARRUNTAR, tr. Oir. Sentir o percibir alguna cosa. «Barrunté
la música esta mañana». (Badajoz).
BOBA, adj. Esta palabra indica que la acción, cosa o tiempo a
que uno se refiere, es mayor que lo literalmente expresado.
«Hay una legua.—¡Boba!» Como diciendo «y
mucho más». (Badajoz).
CANTEAR, tr. Volver una cosa del otro lado. En sentido figurado
se dice «cantear la chaqueta» para indicar que se
varía de pensar u opinión. (D. Berjano. Voc. de la Sierra
de Gata). También en Badajoz.
CANTEARSE, refl. Ladearse para mirar u observar alguna
cosa. (En toda la provincia de Cáceres). También se
dice en Badajoz, pero más en el sentido de cambiar de
parecer.
CAREAR, tr. Espantar. «La burra —careaba las moscas con
el rabo—y dejaba el careo». (Chamizo. «El Miajón de
los Castúos»).
nada, que se suena es tomada. (D. Berjano, «R. de Extremadura
», pág. 481. Ensayo de vocabulario del dialecto
de Sierra de Gata). En Badajoz sé emplea con éste o
parecido sentido abalar. Marchar de un sitio.
AGINAR, intr. Trabajar con exceso y en diferentes ocupaciones
a la vez. Sofocarse. (D. Berjano. Voc. de Sierra de
Gata).
AGUAR, intr. Darse prisa. Úsase sobre todo en imperativo.
«Agua». (Navalmoral).
AJORRAR, tr. Pasar una cosa de un sitio a otro. Volver. (Badajoz).
El Diccionario tiene ajorar de ad y foras, llevar por
fuerza gente o ganado de una parte a otra. También
ajorrar, tr. Mure. Llevar arrastrando hasta el cargadero
los troncos que se cortan en los montes.
ACHOTAR, tr. Azuzar (D. Berjano. Voc. de S. de Gata).
AJUIR, intr. Huir. Chamizo y en Voc. de Alburquerque. Es
frecuente en el habla rústica de las dos provincias. «La
mujel se esconfía que ajuyen de ella y la muchacha».
(Gabriel y Galán. «Extremeñas»),
AJUIRSE, refl. Marcharse, escaparse. «Y s'ajuyen las neblinas
y s'apagan las estrellas». (Chamizo. «El Miajón»).
ANTIGUAL, adv. Antes al igual. Usada en Plasencia. (N. Izquierdo.
«Rev. de Extrem.», 1901).
ANTUYAR, intr. Anticipar. (Malpartida de Plasencia).
APENCAR, intr. Andar de prisa. «Apenca» quiere decir: «anda
a prisa». En Zamora se dice también «anda agudo».
ARREJUNDIRSE, refl. Esconderse, echarse a un lado. «No se
sabe dónde s'ha arrejundío». (Badajoz).
ARROCHARSE, refl. Decidirse. Atreverse. «Yo no me arrocho—
a jacel la brutá, manque me muera,—porque a
mí no me sale la robaina—y antis me junda que me
jaga a ella». (G. y Galán en «Rev. Extremadura», 1901).
ATILVAR, tr. Atisbar. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo. «Revista
de Extremadura», 1901,
ATIVAR, tr. Empujar. «Atívalo, que no se mueve». (Navalmoral
de la Mata).
ATROMBAYAR, tr. Atrepellar. «Venía ciego atrombayando a
todo el mundo». (Almendralejo).
ATURRAR, intr. Escalar una cima. El Dicc. pone aturrar,
tr. ant. Salm. Aturdir, ensordecer. (Navalmoral de la
Mata).
AUNAR, intr. Trepar por una cuesta. Subir a una altura montado
en una caballería. (Voc. de Alburquerque).
AVANZARSE, refl. Abalanzarse. «Se avanzó contra él». (En
toda la provincia de Badajoz).
AVENTAO, p. p. de aventar. Huido. «Por lo callandito—iba
aventao—con un zapato puesto—y otro quitao». Llaman
aventao al que se escapa de la casa de sus padres o
amos sin permiso. Lo emplean contra el que se viste
de harapos. (G.a Plata. Rimas infantiles. «Rev. de Extremadura
», 1901).
BARRUNTAR, tr. Oir. Sentir o percibir alguna cosa. «Barrunté
la música esta mañana». (Badajoz).
BOBA, adj. Esta palabra indica que la acción, cosa o tiempo a
que uno se refiere, es mayor que lo literalmente expresado.
«Hay una legua.—¡Boba!» Como diciendo «y
mucho más». (Badajoz).
CANTEAR, tr. Volver una cosa del otro lado. En sentido figurado
se dice «cantear la chaqueta» para indicar que se
varía de pensar u opinión. (D. Berjano. Voc. de la Sierra
de Oata). También en Badajoz.
CANTEARSE, refl. Ladearse para mirar u observar alguna
cosa. (En toda la provincia de Cáceres). También se
dice en Badajoz, pero más en el sentido de cambiar de
parecer.
CAREAR, tr. Espantar. «La burra —careaba las moscas con
el rabo—y dejaba el careo». (Chamizo. «El Miajón de
los Castúos»).
CAREO, m. Acción de carear.
CARREFILA, f. Fila o hilera de cosas o personas. También se
dice carrafilera. «Estar en carrafilera» es «estar en hilera».
«Van en carrafilas, jaciendo pinitos—camino e la iglesia
». (Chamizo. «El Miajón»),
CATA, f. Busca, pesquisa. «Ir a cata de uno» es «ir en busca
de uno». (En toda la prov. de Badajoz).
CINOAR, tr. Apresar, prender a alguno. «Ese no se escapa.
Lo cingarán en seguida». (Garbayuela y otros pueblos de
Badajoz).
CISTE, adj. Ajustado, pegado. (D. Berjano. Voc. de S. de Gata).
COLAR, intr. Pasar por un sitio. «Hace una mijina coló por
aquí». (Badajoz).
COMONÁ, adv. Quizás, probablemente. «Comoná que mafiana
hay baile». (Peflalsordo).
CONYEGAR, intr. Llegar a un sitio, al mismo tiempo, varios
que vienen de lugares distintos. Encontrarse. «Conyegaron
a la taberna y en seguida se pusieron a discutir».
(Don Benito).
CUCADOR, m. El que nada debajo del agua. (Trujillo).
CUCAR, intr. Nadar debajo del agua. (Trujillo).
CUDIAO, m. Cuidado. Palabra rústica, muy usada también en
Zamora y Salamanca. «No tengas cudiao». (Badajoz).
CUQUEAR, tr. Cucar, 2." acepción. El Diccionario tiene esta
palabra como anticuada, pero todavía se usa y también
en Salamanca. (Voc. de Alburquerque).
CHERO, m. Mal olor. «Hay un chero que apesta». (Badajoz).
Palabra de procedencia portuguesa. En Olivenza es
muy usada y de allí se va extendiendo por la provincia.
CHIRIPAINA, f. Chiripa, casualidad. (Chamizo. «El Miajón»).
DONDE, adv. Contracción de «de donde». ¿Dónde vienes?
(Guareña).
DECA QUE. Contracción equivalente a «de aquí que». (Serradilla.
Cáceres). N. Izquierdo. «R. de Extr.», 1901.
DECIR, intr. Se usa este verbo en el sentido de llamar, nombrar.
«Le dicen panera». (Badajoz).
DESBRUNCHAR, tr. Decir lo que se tiene oculto y callado.
(D. Berjano. Voc. de Sierra de Gata).
DESCÁNCARAS (a las), adv. Sin recato ni vergüenza. «Na; y
a las descáncaras entraron en el pueblo en la mitad del
día con los costales de trigo que habían robado». (Vocabulario
de Alburquerque).
DESFARFAYAR, tr. Deshacer una cosa, estropeándola. «Aquello
no sirve pa ná, porque está tó desfarfayao». (Badajoz).
DESPACIO, adv. Se emplea en la frase: Estar despacio, o sea,
no tener prisa. «Siéntate, si estás despacio. Te contaré
un entremés». Del Cancionero musical «El entremés».
(En toda Extremadura).
DIR, intr. Ir, marchar. (Muy corriente en el habla rústica de
toda la provincia).
D'IS QUE. Frase abreviada, equivalente a «dicen que es cierto
que». «D'is que tiene muchas aceitunas». Usada en Hinojosa,
Cáceres. (V. N. Izquierdo. «Rev. de Extremadura
», 1901).
DONGOLONDÓN, m. Chisme o invención falsa, atribuida al
rumor público. (D. Berjano. Voc. de Sierra de Gata).
EMPENINAR y
EMPENINARSE, refl. Empeninarse, estirarse, auparse tocando
el suelo con la punta de los pies. «Como había gente
delante, se empeninó para ver». (Badajoz).
EMPRESTAR, tr. Prestar, dejar una cosa. «Empréstame el
libro hasta mañana». (Badajoz).
EMPURRAR, tr. Hacer que uno lleve o cargue con una cosa,
aunque no quiera. «Y quieras que no, pos m'empurró
en la aceitera tó el aceite que queaba en er peyejo».
(Voc. de Alburquerque).
ENCAMPAR, tr. Poner en el suelo lo que se lleva encima.
(D. Berjano. Voc. de S. de Oata),
248 r. SANTOS coco
ENCARREJILAO, p. p. F.ncarrilao. (Voc. de Alburquerque).
ENDIROAR, tr. Enseñar. «Quiero que me endirgues bien de
leer y escribir». (Orellana).
ENDILGAR, tr. Orientar a uno. (Navalmoral). El Diccionario
pone: «Endilgar. Del latín in delegare. Encomendar; fam.(
encaminar, dirigir, acomodar. 2. Endosar, encajar a otro
algo desagradable o impertinente». La 1." acepción
tiene parecido con la nuestra, que parece igual que la
palabra anterior.
ESMENZAR, tr. Comenzar. (Cáceres y Badajoz).
ENROLAR, tr. Envolver, esconder. (Voc. de Alburquerque).
ESCARRANCHARSE, refl. Montar a horcajadas. (En toda la
provincia de Badajoz). También es muy usada en Zamora.
El Diccionario trae esta palabra como propia de
Cuba, Extremadura, Salamanca, Zamora y Venezuela.
ESCARRAPACHARSE, refl. Sentarse a horcajadas sobre algún
objeto. (Voc. de Sierra de Gata).
ESCUCHAR, trans. Atender. «Escucha tú», «escuchaste» lo
mismo que «atiende tú», «atienda V.» (Muy corriente
en Badajoz).
ESCHANGAR y CHANGAR, tr. Estropear una cosa. Se aplica principalmente
a artefactos y mecanismos. (En toda la provincia de Badajoz).
«Que se eschanguen del chisme toas las ruedas».
(Chamizo). También se aplica al hombre cuando padece
ruptura de miembros o parálisis o dolores que le impidan
utilizarlos con normalidad. «Qué changao anda tu
padre».
ESCHAMBAR, tr. Inutilizar una cosa. Lo mismo que eschangar.
ESFARRUMBAR, tr. Derrumbar. (Voc. de Alburquerque).
ESGUACHIRNAR, tr. Desvencijar. «Vas a esguachirnar el carro
». «El carro está esguachirnao». (Voc. de Alburquerque).
En Cabeza del Buey se dice desguangarriyar.
ESMANCHONCHAR, tr. Agitar, cansar, fatigar. (Badajoz).
ESMIAJAR, tr. Despedazar, hacer miajas o miles de pedazos
alguna cosa. (Badajoz). Se usa también en Zamora y
Salamanca.
ESMONTAR, intr. Marchar, huir, salir de un sitio. «Pero namás
que vieni el güen tiempo—me esmonto de casa—.
La mujel s'esconfía que ajuyo della y la muchacha,—
pa roncal dondi naide me espierte. (O. y Galán). «Extremeñas».
ESPARRATACAR, tr. Extender, ensanchar. «No reguñas,
Carnación, ni esparrataques esos ojos». (Chamizo). «El
Miajón».
ESPERECER, intr. Perecer. Variante fonética de desperecer.
(En toda la provincia de Badajoz).
ESPICHAR, tr. Escoger. «Espicha lo mejor y deja lo demás».
(Cáceres).
ESPIPORRARSE y
ESPIPORRARSE, refl. Romperse, hacerse pedazos una cosa.
Se aplica también a las personas, cuando se caen o reciben
un golpe muy fuerte, así como romperse la crisma.
(Cáceres y Badajoz).
ESTREBEJIL, m. Lío, confusión, desorden. «A mí déjame de
estrebejiles». (Badajoz).
ESTROZAR, tr. Destrozar. No es más que una variante fonética.
«Que lloren con genio, que estrocen, que chillen».
(Chamizo en «El Miajón de los Castúos»).
ESTURRAR, tr. Variante de esturar, asurar, que, como prvin. de
de Andalucía y Extremadura, trae nuestro léxico. (Vocabulario
de Alburquerque).
ESTRUMPIR, int. Estallar. Está en el Diccionario como propia
de Salam. En la provincia de Badajoz es muy usada.
«Lo mesmito qu'estrumpe un triquitraque». (Chamizo
en «El Miajón de los Castúos»).
FARRUGAR, tr. Deshacer. «Farruga ese cordel». (Navalmoral).
FATO, m. Olor fuerte y desagradable. (Chamizo. «El Miajón»).
FRONCIA, f. Brizna. «No hay ni fronda». No hay ni pizca,
absolutamente nada. (Badajoz).
FUMAR, tr. Azuzar. Los muchachos la aplican a los perros.
(Trujillo).
GALGUEAR, tr. Engañar a uno, cambiándole alguna cosa
con ventaja. (Alburquerque).
GAÑOTEAR, intr. Conseguir, recibir o hacer alguna cosa
gratuitamente. «¡Cómo gañoteas!» (Muy extremeña).
GARATAS, U. en la frase «echar a garatas», echar a la rebatiña.
(Villanueva de la Serena).
GARBEAR, intr. Andar sigilosamente. (Chamizo. «El Miajón»).
GARRONCHO, m. Dificultad, cosa enrevesada. «Los artículos
de la fe—son catorce.—Tienen muchos garronchos—y
yo no los sé». (G.a Plata. Rimas infantiles. «Revista de
Extremadura», 1902).
ICIR, tr. Decir. Es muy frecuente en las dos provincias. «¡Qué
jormá te pones!, me icen los viejos». (Chamizo en «El
Miajón de los Castúos»).
IDIL, a. Decir. (Serradilla, Cáceres). N. Izquierdo. «Revista de
Extremadura», 1901.
INTE, m. Instante. «En un inte», en un instante. ¿Será una
falsa percepción de interim?
JADEL, tr. Hacer. (Serradilla, Cáceres).
JASQUEAR, intr. Jadear. «¡Menúo era el peso que yo traía!
Como que éste y el perro venían ya jasqueando».
(Voc. de Alburquerque).
JEÓ, m. Olor desagradable, procedente de materias orgánicas
en descomposición. (Voc. de Alburquerque y en Chamizo).
JEDER, intr. Oler mal. «Si no fermenta el vino jiede la bodega
». (Almendralejo). En Navalvillar de Pela y otros
pueblos se dice jler. Jié a perros muertos».
JOTRIL, m. Ajetreo, movimientos ruidosos y molestos de los
niftos. «Están armando un jotril que no hay quien
pare». (Alburquerque).
JURICHEAR, m. Hurgar. (Voc. de Sierra de Gata).
JURO. Usado en la frase «De juro». En verdad, ciertamente.
(Navalvillar, Don Benito y otros pueblos). Se encuentra
también esta palabra con el mismo sentido en el Voc. de
provincialismos argentino y peruano de Ciro Bayo.
LANDEAR, tr. Del bajo latín «lande», bellota. Rebuscar, apoderarse
de las cosas olvidadas. (Voc. de Sierra de Gata,
de D. B.)
LICIAR, intr. Resbalar. (Azuaga).
MANGARSE, refl. Coger algo, apoderarse de una cosa. «Me
he mangao un buen resfriao». (Badajoz).
MANQUE, conj. Aunque. «Ultimos de Marzo, crece la yerba,
manque le den con un mazo». (Cáceres y Badajoz).
MANTÓN, m. Usado en la frase «estar mantón». Estar con la
manta al hombro. También se dice de las aves, cuando
están enfermas. (Alburquerque).
MENZAR, intr. Comenzar. «Cuando mienz'a marceá(r), siembra
patatá y garbanzá». (Cáceres).
PEGAÑAR, tr. Atosigar. Pedir con insistencia una cosa. (Val
verde de Leganés).
PERNACACHÓN, A; adv. Se usa en la frase «a pernacachón
». A horcajadas. (Badajoz).
PRESTAR, intr. Convenir. «Eso no presta». (Badajoz).
PULAR, intr. Elevarse en posición social. Hacer fortuna. (Alburquerque,
Almendralejo y otros pueblos).
PURECHO, adj. Parecido, casi igual. (Montehermoso).
RANDARES, A; adv. A zancadas, a pasos largos. «Anda a
randares,—corriendo van a misa—los que van tarde».
(G.* Plata, «Rev. de Extr.», 1903).
RASPAGILÓN, DE; adv. De refilón, de soslayo. «Lo vi de
raspagilón». En Guarefía se dice «de respagilón» en
este sentido y en el de erosión. (Badajoz). En Alburquerque
raspalijón significa erosión.
RECADAR, tr. Guardar muy bien una cosa. «Recádalo bien».
«Lo tiene muy bien recadado». (Badajoz).
REDAR, tr. Equivocar, enredar. «No se extrañ'usté, señora,
—que un galán rede la copla—qu'es cabrero y come
leche—y se l'atoran las sopas». (G.a Plata. «Rev. de
Extremadura», 1901).
REFILERA, f. Fila o hilera. (Trujillo). En Badajoz, carrefilera.
En Alburquerque, rejilera.
REJUNDIR, intr. Cundir. Dar mucho de sí una cosa. «Este
trabajo me ha rejundió mucho». (Badajoz).
REMENEARSE, refl. Moverse, menearse. «Con ese remene,
mene,—con ese remeneando...... (Cantar popular muy
general en la Serena).
RENTE, A; adv. Al hilo, a la vera de una cosa. «A renti de la
pared». (Badajoz y Talavera la Real). En Alburquerque,
a rente, a ras. «Iba el buitre volando a rente del suelo».
REVIRIVUELTA, f. Revuelta. «¿Tú sabes las vueltas y revirivueltas
que tuvimos que dar?» (Voc. de Alburquerque).
RIOLÁ, f. Montón, muchedumbre. Una gran aglomeración de
cosas o de personas. Reunión muy numerosa. (Garbayuela).
SAFAR, intr. Retirarse. «Safa de aquí». (Badajoz).
SIA, adv. Sí. Se emplea para afirmar con mucha energía.
(Chamizo. «El Miajón»).
SOÑARSE, refl. Soñar. Es típico el empleo de este verbo
como reflexivo. «Me soñé tal cosa». (Badajoz).
SOSLAY, m. Soslayo, lado. «Lo vide de soslay». «Dale de soslay
». (Badajoz).
SUÑIR, intr. Silvar, zumbar. «Cómo suñe el aire». (Alburquerque).
TACHUELA, f. Jacer tachuelas. Tiritar de frío, chocar los dientes
unos con otros a causa del frío. (Chamizo. «El Miajón»).
TARANGAINA, f. Cosa de poca consistencia. (Alburquerque).
TIRAR y
TIRARSE, tr. y refl. Quitar una cosa o quitarse de un sitio.
«Tiraos de ahí». «Tira eso de ahí». (Alburquerque). En
Badajoz este verbo tiene el sentido corriente de arrojar
una cosa, pero se usa acompañado de la preposición
con. «Tira con eso». «.Tiró con todo», en lugar de «tira
eso», «tiró todo».
TRASTESÓN, A; adv. De vez en cuando. «A trastesón viene
por aquí». (Alburquerque).
VELAQU1LE, -a, -os, -as. Mírale aquí, mírala, míralos, míralas
aquí. (Trujillo).
VELALILE, -a, -os, -as. Mírale allí, mírala, míralos, míralas allí.
(Trujillo).
ZALIQUE, A; adv. A pedazos. «Arrancar a zalique». (Zarza Capilla).
ZARAGUTO, m. Pedazo, trozo muy grande. (Navalmoral).

Vida afectiva

ABUSIÓN, f. Abuso. (D. Berjano. Voc. de Sierra de Gata).
ACORRER, int. Socorrer, favorecer. Acorrío. (Chamizo, «El
Miajón»).
AFRONTAR, tr. Echar en cara algún hecho feo con ánimo de
infamar. (D. Berjano. Voc. de S. de Gata).
AMARTIYAO, a, adj. Confabulado. De acuerdo con otro para
realizar con él, sin,divergencia ninguna, un fin cualquiera
útil. Debe de ser p. pasivo de amartillar. Compárese
el portugués amartillado , que significa también persuadido.
(Voc. de Alburquerque).
ARRECONCUNARSE, refl. Arrimarse con carino, amorosamente.
«Míalos cómo s'arreconcunan». (Campanario).
¡ARRUPLA!, interjeción. ¡Atiza! Exclamación que indica asombro.
«¡Arrupla!, qué cosas dices». (Navalmoral de la
Mata).
¡A VER!, interj. Indica asentimiento, resignación, conformidad.
«Pero hombre, ¿cómo has hecho eso?—¡A ver! Lo
mismo que «¡qué le vamos a hacer!» Se pronuncia á ver,
con la fuerza de pronunciación en la á. (Muy corriente
en toda la provincia de Badajoz).
CARABA, f. Conversación amistosa entre las gentes de campo
en los ratos de ocio. (Voc. de Alburquerque). También
en Salamanca.
¡CONTRI!, interj. ¡Qué contri ! Indica decisión, resolución para
hacer una cosa o salvar una dificultad. (Badajoz).
¡CORCIO!, interj. Expresa despreocupación o que no le sorprende
a uno una cosa. «Y es claro; por eso ¡qué corcio
me icen—qu'ella me disprecia». (Chamizo «El Miajón
»)-
¡COILE!, interj. Exclamación muy frecuente para expresar
cualquier afecto del ánimo, alegría, tristeza, asombro,
etcétera. «Hay pasteles, ¡ coile ! » —«Se m'ha perdió el
reló, ¡ coile ! » — « ¡ coíle ! , si le cojo...» (Muy corriente en
toda la provincia de Badajoz). En el dialecto bable, según
el Voc. de Apolinar Rato, se dice ¡ c o i m e !
COMENENCIA, f. Conveniencia o capricho de una persona.
También se usa en Zamora.
«Ascucha, hija mía,
Y no t'encapriches con tu comenencia .
(Chamizo, «El Miajón»), También se encuentra en el
Voc. bable de A. Rato).
¡CHANFLI!, interj. Indica que se ha cerrado un trato o queda
terminado un negocio. «A medio riá le cuesta asté er
pan, y ¡ chanfli ! » A medio real le cuesta a usted el par y
y en paz. (Folklore Frexnense, página 40).
CHACHO, m. Muchacho. Se usa también como interjección
¡ chacho ! , para indicar sorpresa y asombro. (Frecuente
en toda la provincia de Badajoz y también en Zamora).
«Ascucha, chacho » . « ¡ Chacho ! , qué grande es eso».
También se usa la expresión ACHO.
DINGUELAR, tr. Mirar, divisar. Mirar enamoradamente,
«la que yo dinguelo,
la que me dinguela
con sus ojos negros de mirar mu tristes».
(Chamizo, «El Miajón»).
ENGANFORRARSE, refl. Amontonarse, amancebarse con una
mujer de vida airada. (Voc. de Alburquerque).
ESTAR, con. intr. Se usa para expresar que una persona está
amancebada con otra. «Está con Fulano». (Badajoz).
ESTARAMAO, m. Barullo, escándalo. «¡Vaya estaramao que
están haciendo». (Badajoz, Alburquerque).
JUI, interj. ¡Jui, que te coge! (Badajoz).
MALRESCALCO, interj. Expresa indignación. (Navalmoral).
NO QUE NO. Expresión exclamativa que se dice a una persona
que se da excesiva importancia. «Anda, hijo, pues
no que no». (Muchos pueblos de la Serena).
PELECHÓN, a, adj. «Afición pelechona». (Badajoz). Véase
Diccionario de la R. Academia.
RABEÓN, m. Persona que siempre va pegada a otra, atosigándola,
sin dejarla un momento. «Es un rabeón de Fulano». También se dice adicón.
TENCIAS, a, adv. «Estar a tencias». Estar o vivir a merced de
otro. (Badajoz).
¡VELAI!, interj. Indica un estado de indiferencia.—«¿Por qué
haces eso?—¡Velai!». En Valladolid también se dice así. En Zamora decimos Vehaí»

PALABRAS DE VARIAS CLASES


AJIJEAR, intr. Gritar imitando el relincho del caballo. En algunos
pueblos de la provincia de Cáceres los bandos de mozos
ajijean alternativamente en señal de desafío. (Navalvillar
de Pela, Badajoz.)
ALGOTRA, adj. Otra. «Bido bajarse treg daman--las dog bestidan
de blanco--y l'algotra de morado». (Gª Plata: «Rimas
infantiles». «Rev. de Extrem.», 1908, pág. 1'2_8.)
AMORMAO, adj. Persona constipada, que respira fatigosamente
por la nariz. (Talarrubias.)
ANCHÓN, m. El ancho de una cosa, anchura. «Eso tiene tres
cuartos de metro de anchón». (Almendralejo.)
APELGAR, a. ¿Medir? En un documento del Archivo Catedral
de Badaioz, era 1311, hablando de una viña dice: «quando
la viron apelgar e entregar».
AUDIENCIA, f. El Ayuntamiento. Así se llama en muchos pueblos
de la provincia de Badajoz. «La audiencia está en la
plaza del pueblo».
BAJORRIL, m. Lumbre que se hace de noche en descampado
para hacer la comida. (Alburquerque.)
BARRUNDÍO, p. p. de barrundirse. Derruído, arruinado, hundido.
(Badajoz.)
BECERO, m. Comprador. «Son unos buenos beceros». (Azuaga.)
BERRÓN, m. La espuma que forma el jabón, el sudor de los
caballos o la saliva o baba de los mismos. «Cuánto berrón
echa ese caballo». También berrinche. «¡Qué berrón ha
cogido ese niño!» (Badajoz.)
BORDONERO, m. Holgazán, gandul. Amigo de la buena vida.
(Casar de Cáceres).
BUJACO, -a, m. y f. Muñeco que se hace rellenando de paja y
trapos un traje viejo de hombre o mujer. (Casar de Cáceres.)
En Coria se les llama mamarrachos y en Cáceres
febreros. En Coria se hacen, principalmente, para las fiestas
populares de toros. Sueltan éstos por las calles, cerrando
las puertas de la ciudad. Cuelgan el mamarracho de dos
• ventanas fronteras de una calle y al ser acometido por la
fiera, tiran de él hacia arriba, burlando la acometida. En
Cáceres, por los Carnavales, las lavanderas suelen hacer
una pareja, macho y hembra. Los colocan en el lavadero
para burlar a las personas que pasan cerca. (Martín Gil.
Cáceres.)
BURACO, m. Aguiero. Se usa en Coria y Sierra de Gata.
CACHORREÑAS, f. pi. Pachorra, calma. Despreocupación.
Cachorreñas de ningún mozo vamos a aguantar nosotras».
(Azuaga.)
CALAVERNO, m. Osario. (Fregenal de la Sierra.)
CALVA, f. Medida hecha a ojo, que resulta exacta. «Hizo calva».
(Badajoz.)
CANDELERA, f. Mujer encargada de cuidar de las lámparas de
las iglesias y de las velas de los difuntos, llamadas hachones,
que se colocan en candeleros grandes. Ella las atiza, es
decir, las pone en condiciones de que ardan bien. (El Casar,
Cáceres.)
COMUELGO y CUELMO, m. (Del latin comulus.) Colmo. «Una
fanega hasta el comuelgo. (Badajoz.)
CONA, f. Pelota o bola de corcho, que da nombre a un juego
de niños llamado «la cona». Se trazan en el suelo tantos
espacios como niños juegan. Cada cual, provisto de un
palo o estaca, debe evitar que la cona, tirada por el que
vela, entre en su espacio. Si la deja entrar, pierde y se queda
o vela él. (Casas de Don Gómez, Cáceres.) En El Casar se
llama marrasco y la bola es de madera.
CUENTA COCHINERA. Cuenta que se hace a bulto, sin cuidarse
de la exactitud. (Badajoz.)
CULOTAR, a. Ahumar la pipa con el humo del cigarro, para que
torne el color del tabaco. (Badajoz.)
CURRELAR, intr. Trabajar. «Hay que currelar pa ganarse la gan.
daya». Parecen palabras del argot gitano. GANDAYA, comida.
(Badajoz.)
CHAQUETíA, f. Regalo que las familias hacen a los niños el
día de Todos los Santos. Van los muchachos a casa de
sus parientes con una cestita y recogen la chaquetía: castañas,
nueces, higos, bellotas, granadas y otros frutos.
Según me indica Martín Gil, esta palabra es una corrupción
de la frase «echa aquí, tía». Se encuentra en varios
pueblos de Badajoz y Cáceres.
CHIPITÓN, m. Chorro de leche que sale al mamar el niño.
«Que asín el chipitón saldrá seguío. (Chamizo, en «El
Miajón de los Castúos».)
CHOCAZO, m. Golpe que se da uno al encontrarse con otro.
«No lo ví y me pegué un chocazo con él». También se dice
encontronazo. (Badajoz.)
DESMADRAO, adj. Abandonado por la madre. Se dice de las
personas y de los animales pequeños. «Ese niño anda
desmadrao». (Badajoz.)
DINDE, m. Entierro de niño. (Plasencia.) En Badajoz se llama
repiquete.
EJECUTOR, m. El cobrador de contribuciones. (Vocab. de AIburquerque.)
EMBORRAJAO, m. adj. Dícese del brasero cuando está revuelta
la ceniza. También se dice del gato cuando, por echarse
entre ésta y el picón, aparece sucio y con la piel llena de
quemaduras. (Badajoz.)
EMBOZÅ, f. Ambuesta. Lo que cabe en las dos manos abiertas.
En Alburquerque, ambozá. «Me dió una ambozá de bellotas
». Frecuente en la provincia de Badajoz.
ESPELUNCAR, trans. Despeinar. Descomponer a uno el peinado.
(Casar.)
ESTRAPALUCIO, m. Ruido grande. (Las Brozas, Cáceres.)
ENGUERÍO, adj. Arrecido, aterido de frío. (Coria). También se
encuentra en la provincia de Badajoz. En Zamora se dice
enjerido.
GACHO, adj. Zurdo. (Azuaga.)
GALGUEAR. Engañar a uno, adquiriendo algo de él con ventaja.
(Alburquerque.)
GANDOFÁ, f. Puñado o embozada de alguna cosa. (Villanueva
de la Serena.)
GARGUEAR, intr. Hacer gárgaras, iAIburquerque.)
GARUYO, m. Peruétano o porción saliente y puntiaguda de una
cosa. (Vocab. de Alburquerque.)
GUINDARSE, refl. Columpiarse. (Casar de Cáceres.) El columpio
se llama guindaero.
ILESIA, f. Iglesia. «Madre, vamos a la ilesia, a cumplir lo prometro
». (G. a Plata: «Rev. de Extrem.», 1902. Romance
recogido en Alcuéscar.)
JASTIALES, m. pi. Partes laterales de una cosa. (Badajoz.)
JOPO, m. Rabo del lobo o del zorro. (Chamizo.) En Zamora se
llama asi el ano. Es también frecuente con esta significación
en los pueblos de Badajoz.
JICSO, .a, m. y f. Hijo, hija. (Vocabulario de la Sierra de Gata.)
JILAUDITO, adj. Mojado, hecho una sopa. «Viene jilaudito.
(Salvaleón, Badajoz.)
JULERA, f. Cueva en donde se ocultan los pillos y gente maleante.
(Cofia, Cáceres.)
JURAPASTRO, m. Culebra pequeña con patas. (Vocabulario de
Alburquerque.)
JURICHEAR, tr. Urgar. (Vocab. de la Sierra de Gata.)
LAGUMANTA, f. Mujer golosa, astuta y abrujada. (Cofia, Cáceres.)
LEVANTIJO, m. Calumnia, difamación, ceso es un levantijo".
(Casar, Cáceres.)
LIBERTOSO, -a, adj. Se dice de las personas que se toman excesivas
licencias de obra o palabra, sin venir a cuento y sin
darse cuenta de que causan disgusto o desagrado. (Cáceres.)
MAIRI, f. Madre. (Serradilla, Cáceres.)
MALIYA, f. Un palo grueso y corto, de menos de una cuarta,
aguzado por los dos extremos, que da nombre a un juego
llamado así. Juegan dos muchachos. Trazan en el suelo
un círculo. Uno de ellos tira la maliya a cierta distancia y
el otro desde el sitio en que cae la tira hacia el círculo.
Si el otro, provisto de una paleta, no impide que entre en
dicho círculo, ha perdido y se cambian los papeles. Si la
maliya queda fuera del círculo, el que defiende la entrada
le da un golpe en un extremo para que salte y pueda lanzafia
lejos con la paleta. (Casar, Cáceres.) En Zamora se
llama el juego de la roña.
MAMíA, f. Mujer que sólo tiene un seno, por habérsele atrofiado
el otro. (El Casar, Cáceres.)
MARIQUIYA, f. Orquesta de cencerros, latas y otros objetos
que puedan hacer ruidos estrepitosos y disonantes, que
hacen en muchos sitios para obsequiar a los novios en la
tarde de la boda, cuando uno de ellos es viudo. (Badajoz.)
En Zamora también se encuentra esta fiesta y se llama
cencerrada. «Se casaron anoche. ¡Vaya mariquiya que les
dieron! »
MIJINA, f. Porción exigüa de una cosa. Parece diminutivo de
miaja. Se dice también mijinina y mijirrinina, si la porción es
sumamente pequeña. Estos sufijos de diminutivo son muy
usados en Extremadura, como de chico, chiquino, chiquinino,
chiquirrinino. «Dame una mijina de pan». También significa
pequeño espacio de tiempo. «Hace una mijina coló por
ahí». «Hace un poco pasó por ahí». (Badajoz.)
MITAIYA, f. Medida para líquidos, de poco más de un litro.
(Chamizo, en «El Miajón de los Castúos.) Parece diminutivo
de mitad.
MOCHAZO, m. El golpe que se dan dos al encontrarse, sobre
todo si el encontronazo es en la cabeza. (Badajoz.)
MOGANGO, m. Sueño, pereza, desgana. «Menúo mogango que
m'h'antrao». (Salvaleón, Badajoz.)
MORDAJUSTO, m. Hipócrita. Que las mata callando y muerde
con la boca cerrada. (Usada en el Casar de Cáceres.)
NAINA, f. Muy poco. Nada. Diminutivo de náa (nada). (Badajoz.)
NAZARONES, m. pi. Grumos que se obtienen del suero, formando
una especie de requesón. (El Casar de Cáceres.)
El Diccionario tiene nazora, nata.
OCHO, m. Medida de capacidad, equivalente a la octava parte
del litro. «Me dió siete ochos de aceite». (Badajoz.)
ONDÓN, m. El fondo de un recipiente. Hay una frase hecha
que dice: «En Su ondón se tiene», para indicar la conveniencia
de guardar las cosas por pequeñas que sean.
(Vocab. de la Sierra de Gata.) En Zamora se llama así al
agujero de la aguja por donde pasa el hilo. «El ondón
(¿hondón?) de una aguja».
ORIVE, m. Conjunto de alhajas de oro. «Tiene mucho orive».
(Gitano de Badajoz.)
PAERÓN, m. El padrón o lista de vecinos. (Malpartida de Plasencia.)
PAIRI, m. Padre. (Serradilla, Cáceres.)
PALTROCHO, adj. Pesado, que tiene poca agilidad. Se dice de
las personas de edad. «Ya está paltrocho. (Talarrubias,
Badajoz.)
PELO. m. Filamento sacado del gusano de seda. (Badajoz.)
PERONIA, f. Fiesta. «Siempre le estás haciendo peronías». (Trujillo.)
PERRÚO, adj. Difícil. Se aplica a los trabajos intelectuales. «Es
un trabajo perrúo. (Cáceres.)
PILONGO y PILU, m. El niño recogido en la calle. (Campanario,
Badajoz.)
PORRIYÚO, adj. Que tiene forma de porra. «Te se nota que las
tiene (las narices) porriyúas y rituertas». (Chamizo: «El
Miajón».)
PUIRIRSE, refl. Pudrirse. (Serradilla, Cáceres.)
RAPOSA, f. Hormiga pequeñita. (Talarrubias, Badajoz.)
RAZA, f. Ratitos de sol en días nublados. «Con rociitos de agua
y racitas de sol hace la vieja el requesón». (El Casar,
Cáceres.)
REBIMBA, f. Lo que excede o rebasa de la justa medida. También
se usa en la frase «salir de rebirnba», salir de juerga.
(Orellana, Badajoz.)
REBIMBAR, trans. Rebasar. (Orellana.)
REBOTAJO, m. Desecho o residuo que queda después de haber
escogido o vendido una cosa. (Vocab. de Alburquerque.)
REBUJAO, p. p. de rebujar. Amancebado. «No están casados,
están rebujaos». (Azuaga.)
RECOCAJE, m. Sitio abrigado, en donde se reúnen personas o
animales para resguardarse de la intemperie. (Vocab. de
Alburquerque.)
REPIQUETE, m. Entierro de gloria. «Ir a un repiquete es ir a un
entierro de niño». (Badajoz.)
RETENTEAR, trans. Retentar o resentir. «Aunque se me quitó
el dolor, me retentea de vez en cuando». (Vocab. de Alburquerque.
RENGO, adj. Cojo, averiado. Lo mismo que la ya anotada de
Alcuéscar, renco. Un cazador, después de tirar a un coneio,
grita: «¡Va rengo, va rengo! (La Roca, Badajoz.)
ARRENGAR, intr. Cojear. Derivado de rengo. (Cáceres.) En El
Casar se dice de los animales que no pueden con la carga
y se le doblan las patas traseras. También se aplica a las
personas.
RUCHE, adj. Desplumado, arruinado. Usado en la frase «quedar
a ruche». Perder todo lo que se tiene, tanto en el juego
como en los negocios. (Corriente en Extremadura.)
SARDO, m. Cama de vegetales, escobas o retamas, en donde
se colocan los quesos recién hechos para que se curen.
(Cáceres.)
SERANO, m. Tertulia a primera hora de la tarde. «.Se refinen
todos los días después de comer y forman un serano muy
animado». (Sierra de Gata.)
SORRINO, m. Zorro pequeño. (Es una variante fonética de
Alburquerque.)
TECO, adj. Zurdo. (Azuaga.)
ZALEAR, trans. Dar una paliza. Se deriva ,de zalea, la piel de un
borrego o de otro animal lanudo o peludo. De los perros,
cuando se pega uno con otro o con otro animal, se dice:
«Le sacó una zalea». «Lo ha zaleado bien». (El Casar.)
ZARAPICO, m. Palo o estaca aguzada que da nombre a un
juego llamado así. Estos palos o estacas han de clavarse
en tierra suelta, procurando cada jugador echar a tierra
la estaca del otro, al clavar la suya. Si lo consigue, la
coge y de un golpe dado con su zarapico la lanza !o más lejos que pueda. Mientras el que pierde va a buscar su
estuca, el otro ha de clavar la suya en la tierra, por lo
menos, tres veces. (El Casar.) En Coria se llama catarroma,
corrupción de «estaca a Roma,, frase que pronuncia el
jugador al lanzar la estaca del otro.
ZORULLO, m. Miedo. «Nos pasamos un gran zorullo». (El
Casar.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario